Accesorios decorativos

¿Para qué sirve un higrómetro?

De las casitas del tiempo a los novedosos higrómetros, una prueba más de la evolución de la humanidad.

Y es que tal vez no sepas ni siquiera de qué exactamente te estoy hablando pero, quiero contarte la historia desde sus inicios; una historia que nos demuestra lo mucho que hemos avanzado a nivel tecnológico.

Con el fin de hacer nuestra vida más cómoda, prever el clima pasó de ser una labor de “brujas” a convertirse en un “truco de la abuela”; pero hoy en día es una realidad muy práctica, sobre todo en esos días que nosotras las mujeres nos hemos acicalado el cabello.

Después de leer este artículo te aseguro que adquirirás de una u otra forma tu propio higrómetro, así evitarás pasar muchos malos ratos que incluso hoy sufrimos por culpa de un clima “imprevisible”.

Todo Comenzó con un Cabello de Mujer

Ahora mismo podrías sujetar con tus dedos un cabello largo de mujer y al otro extremo atarle un lápiz, eso sí; debes permanecer muy quieto, sin hacer ningún movimiento.

Si una vez que esté totalmente inmóvil lo soplas discretamente sólo para hacerle llegar tu aliento caliente, notarás entonces como el lápiz comienza a moverse.

¿Por qué se mueve el lápiz?

Pues se trata de reconocer magnitudes físicas en nuestro entorno y reaccionar. Aplicando un cambio en la humedad del ambiente a través del aliento, el cabello cambia de consistencia.

Antiguamente se usaba un cabello de mujer, que es el material más idóneo sobre todo si era rubio, y se colgaba en la chimenea; éste se movía según la humedad del aire. Gracias a ello se calculaba la previsión del tiempo; cuando sale el sol y la humedad se evapora, si había que hacer alguna labor afuera de las casas salía la mujer.

Si por el contrario el ambiente se humedecía al atardecer, por la noche, si cambiaba el tiempo o había una tormenta; salía el hombre con una sombrilla.

Así se hacía antaño.

Imagina hoy que un empleado de una tienda le indica a su superior que la humedad del almacén no parece la correcta. El encargado no puede simplemente ir a verificar la casita del tiempo.

Por esa necesidad se han creado el instrumento autónomo mejor conocido como

Higrómetro.

Un higrómetro es el medidor que determina que haya suficiente humedad en el ambiente.

Usted puede tener un humidificador de última tecnología funcionando con un abastecimiento constante de agua, pero si el higrómetro no anda, entonces el artefacto no servirá de nada.

Un higrómetro puede ser análogo o digital y puede trabajar para controlar simplemente la humedad o la temperatura y la humedad conjuntamente, como lo hacen los modelos digitales.

La combinación correcta de ambos factores le dará los mejores resultados.

Es importante conservar los higrómetros bien calibrados. Un chequeo rápido periódicamente puede asegurar que usted obtenga una lectura precisa de la humedad y la temperatura verdaderas.

Si usted no obtiene una lectura correcta del higrómetro, entonces el desbalance de la humedad destruirá su colección.

Existen en el mercado diferentes modelos, cada uno adaptado a las necesidades propias de su función.

Por ejemplo, los colocadores de pisos de madera tienen un modelo con dos puntas que se insertan en la madera y permiten monitorear la humedad.

Los medidores ambientales son, más bien, sencillos y se colocan a una altura promedio en la habitación.

Modelos más sofisticados poseen la capacidad de tener una alta precisión lo cual permite que sean utilizados para labores técnicas o científicas.

Pero también se siguen usando los modelos clásicos, como por ejemplo, el higrómetro de bobina de metal-papel.

Este instrumento indica de forma lineal los cambios de humedad y aunque su precisión es muy limitada tiene un mayor uso.

En cualquier lugar puedes encontrar un higrómetro

El uso del higrómetro, tiene su origen en el año de 1480, cuando Leonardo Da Vinci creó el primer instrumento, que aunque era primitivo no fue sino hasta 1755 cuando el alemán Lambert acuña el término.

Los higrómetros no sólo son un aparato para medir la humedad en el ambiente, sino que también se usa en los invernaderos para el control de las cosechas,

Además, también las granjas se ven beneficiadas ya que el higrómetro ayuda a mantener un record constante en las incubadoras de huevos.

Otro lugar que se ve beneficiado por este aparato son los museos, en donde la mayoría de las obras deben de estar en un lugar alejado de la humedad.

Así como también, el uso de esta herramienta permite que los pintores puedan medir el grado de humedad de una pintura antes de usarla en el lienzo, así de esta forma evitan “manchar” el cuadro y dañar la obra.

El higrómetro, ayuda también, a mantener los instrumentos musicales en condiciones óptimas, ya que la madera necesita estar completamente seca para su rendimiento.

Pero el lugar más asombroso en donde se puede usar el higrómetro es en el cuerpo humano.

Este maravilloso instrumento que permite medir el grado de humedad en el ambiente, puede además ayudarnos a saber cuándo controlarla.

Nuestro cuerpo sufre con los cambios de temperatura, cuando la humedad se encuentra en su punto más bajo puede dañar nuestra piel, resecándola y agrietándola.

Cuando se encuentra en la cúspide, entonces nuestro cuerpo se convierte en casa de hongos y ácaros.

En definitiva, tener un higrómetro ayuda a simplificar las tareas diarias en la casa y sobre todo a proteger los objetos más apreciados de la humedad.

Desde el siglo XV el higrómetro ha buscado la manera de calar en la vida diaria de las personas hasta volverse en una herramienta indispensable.

Desde medir la humedad, hasta predecir los cambios en el ambiente permite una gran ventaja sobre el clima.

A medida que pasan los años se va mejorando su capacidad, conllevando a que el sistema de comunicación tenga sensores digitales que facilitan el envío de datos.

Ya seas amante de lo antiguo, o apasionada por la nueva tecnología, o si prefieres realizar un hidrómetro casero o comprar uno; el higrómetro es un instrumento ideal que te ayudará a determinar la humedad en los niveles atmosféricos.

Dile adiós al frizz

Si sufres de frizz y empeora con la humedad, entonces para evitar horas en el salón que solamente drenan tu dinero, un higrómetro en casa te ayudará a prevenir estas situaciones e irte por lo seguro en los tiempos de humedad.

Asegúrate de revisar diariamente el instrumento, recuerda, no prevé el clima, nada más te señala los niveles de humedad.

Ya sabes, cuando te indique que la humedad ha aumentado, lo mejor que puedes hacer es desempolvar tus mejores sombreros para esconder ese frizz descontrolado de tu cabello.

Pero, si los niveles se mantienen bajos, entonces disfruta del sol y una ida al salón para fortalecer tus raíces.

Como mujer lo mejor es estar preparada ante cualquier situación. Y sí, un higrómetro es una excelente adquisición ya sea que vivas en la ciudad o en el campo.

¡El clima es imprevisible pero tu cabello no!

Referencias

El mejor higrómetro. Comparativa & Guia de compra del 2017

Los 4 Mejores HIGRÓMETROS Calidad Precio en 2016 | 4M

Higrometro | PCE Instruments

¿Un higrómetro analógico o digital? – La guía del humidor

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo