Decoración para bebés

Monitores de latidos para bebés: pros y contras

Hoy en día, con la ciencia y la tecnología desarrollando constantemente dispositivos electrónicos cada vez más pequeños y económicos, la adquisición de un monitor de latidos del corazón para utilizar en su hogar con su bebé puede ser más económico y simple de lo que cree. Para aquellos padres que quieren escuchar el desarrollo del feto de su hijo por nacer, la utilización de un monitor de latidos de bebé puede aportar tranquilidad e información valiosa que puede llegar a prevenir complicaciones durante el embarazo.

Y es que, aunque la madre tienen al bebé en su vientre, toda la experiencia es única y aun guarda grandes secretos, la forma en que la voz de la madre y el padre afectan al bebé, esa sensación que comienza como un volcán silencioso y termina convirtiéndose en un antojo para la madre. Muchas de esas cosas ahora pueden escucharse.

Todo lo que Necesita Saber sobre los Monitores de Latidos

Monitor de latidos para bebés
Si bien no hay nada de malo en querer escuchar al bebé e inventarse todo tipo de técnicas para que papá también pueda involucrarse a fondo en el parto. La emoción de la frase “está pateando, siéntelo, siéntelo ¡rápido!” a veces no es suficiente para ninguno de los tres (o más, dependiendo de cuántos bebés estés esperando).

Es por ello que aparecieron los monitores de latidos portátiles para uso casero. Hoy en día es normal realizarse una ecografía 4D en casa para tenerla de recuerdo como la primera foto del bebé. Pero antes de seguir avanzando ¿Qué es en sí un monitor de latidos?

Pues se trata de un dispositivo que se utiliza para escuchar cualquier tipo de irregularidad en el desarrollo del bebé, para poder ser atendida a tiempo. Se pueden conseguir diversos monitores de latidos fabricados por diferentes compañías, pero para obtener los resultados deseados, es esencial elegir el mejor monitor de latidos disponible.

Es decir, estamos hablando de la versión portátil del aparato que usa el médico obstetra para monitorear la salud de nuestro bebé. ¿Una versión en miniatura de esa máquina la cual podemos tener en casa y usarla cuando queramos?

Esa es una de las grandes dudas, sino la más grande entorno a este tema. La FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos) se ha mostrado preocupada ante el uso del monitor por razones no medicas.

Esto se debe a los efectos que el ultrasonido puede tener en el feto, de acuerdo al Dr. Vaezy

el ultrasonido puede calentar ligeramente los tejidos y podría crear unas burbujas diminutas, llamadas cavitación, en alguno de los bebés aún no nacidos. Debido a que se desconocen los efectos a largo plazo del calentamiento y la cavitación del tejido, la FDA fomenta el uso de las ultrasonografías únicamente cuando haya una necesidad médica, con el respaldo de una receta y por técnicos debidamente capacitados

Una declaración bastante seria, sin embargo, las compañías fabricantes de Dopplers (monitores portátiles) encuentran un respaldo en el hecho de que hasta los momentos no se ha encontrado un aspecto negativo o letal en las cavitaciones y que son parte del desarrollo normal del feto.

Si como progenitores se nos presenta la opción de poder escuchar a nuestro bebé no nacido o no hacerlo por temor a una posible formación de burbujas que igualmente se forman con cada ultrasonido que se hace al momento del chequeo de rutina ¿qué elegiría usted?

Monitor de Bebé

Si su decisión es seguir adelante, nosotros estamos aquí para guiarle con consejos e instrucciones básicas para usar correctamente el nuevo monitor de latidos de bebé.

Comenzando a usar el Monitor

Lo principal es la posición en que debe estar la madre para poder escuchar con claridad los latidos del bebé, debe recostarse y exponer el abdomen, también es posible escucharlo si está sentada o de pie, pero la manera más efectiva y correcta es recostada.

Se debe aplicar una cantidad prominente de gel de ultrasonido, la facilidad con la que consigan el latido también dependerá de tu tiempo de gestación, si llevas unos tempranos 3 meses lo mejor es usar el transductor en la parte alta del pubis apuntando siempre hacia el hueso. En este punto se debe tener mucha paciencia, la sonda no debe arrastrarse, si tienes una sonda de 2 mega hertz puede que se te facilite el trabajo, pero lo ideal es recorrer con calma buscando el latido del corazón para no producir estática ni confundirse con otros sonidos del organismo.

¿Entonces la mejor fecha para comenzar a utilizar el monitor es después de los 3 meses?

No, todo depende de tu cuerpo en realidad. Algunas madres pueden oír el corazón del feto en las primeras 8 semanas. Sin embargo, llegados a las 12 semanas (3 meses) el corazón del bebé debe poder oírse el 95% de las veces y casi siempre que lo intentes cuando pasas la barrera de las 14 semanas.

Un dispositivo de calidad te dará más probabilidades de poder escuchar al bebé cuando estás en esa etapa temprana de 8 semanas, de todas formas, todo dependerá de tu tipo de cuerpo y la cantidad de grasa que tengas entorno al abdomen. Una sonda de buena calidad es capaz de atravesar los 5 cm de tu vientre por lo que podrás escuchar los latidos de tu bebé con facilidad. En todo caso, desesperarse o preocuparse no es la solución, si tienes alguna inquietud acude a tu médico.

¿Qué tan seguido se puede utilizar el monitor de latidos?

A pesar de lo declarado por la AFP no se ha establecido un número que dicte con qué frecuencia puedes hacer uso del monitor de latidos fetal.

Obviamente, la recomendación de todos es “todo en exceso es malo, hagan uso moderado del equipo” La normas establecidas y que de seguro leerá en las instrucciones del monitor que compres son:

  • Usar por intervalos cortos de tiempo no mayor a 10 minutos.
  • Si no encuentra el latido del corazón en un tiempo estimado de 10 minutos tome un breve descanso.
  • Usarlo preferiblemente luego de las 12 semanas de embarazo.
  • Aplicar suficiente gel de ultrasonido antes de usar.
  • Si nota cualquier sensación extraña o irregular como dolor, o si no siente al bebé acuda al médico.

Un poco terrorífica esa última pero como a todo lo desconocido, se le tiene miedo, mientras los efectos de las cavitaciones permanezcan en el espectro de lo desconocido no hay mucho más que podamos hacer salvo seguir nuestra rutina.

Aprendiendo a diferenciar tu corazón y el del bebé

El ritmo cardíaco de tu bebé debería oscilar los valores de 120-160 latidos por minuto (BPM por las siglas en inglés). Eso es lo que se considera normal en cuanto a las frecuencias cardíacas de un feto. Por otra parte, tu corazón debe oírse más lento, con un BPM de 60-100.

Son naturales estas clases de variaciones los primeros meses del parto, a medida que tu bebé se desarrole dentro de ti, su frecuencia cardíaca se estabilizará. Además, su nivel de actividad también puede influir en su frecuencia cardíaca por lo que no debes preocuparte ni compararlas con la tuya o de tu pareja sino con lo que se espera sea normal en un feto de su edad. En todo caso, si no te sientes cómoda con lo que registre el monitor de latidos lo mejor es que acudas al médico.

¿Puedo escuchar los latidos sin el gel de ultrasonido?

No. Y no deberías intentar hacerlo. Tampoco usar otro tipo de gel en tal caso de que se te acabe el gel de ultrasonido. La función de este compuesto es eliminar la estática y concentrar las ondas de la sonda hacia un punto en específico, es decir, funciona como un acoplamiento. Para aprovechar al máximo los 10 minutos que debes usar (por seguridad de tu bebé) la sonda, lo que debes hacer es aplicar suficiente gel. No juegues con este tema ni intentes encontrar atajos, es la vida de tu bebé y la tuya la que se verá afectada por tus decisiones.

Referencias

Ecografía 3D y 4D del bebé

Fotos de bebé después de nacer

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>