Decoración para bebés

Ansiedad de Separación del Bebé: 7 Estrategias para Evitar Secuelas

Este tema es un poco delicado para cualquier madre, no es fácil de tratar porque existen diferentes opiniones al respecto y sobre todo porque cada situación es diferente. Esta fase, sí, porque es una fase, la experimentan todos los niños a muy temprana edad, específicamente aquellos que están en la etapa de aprendizaje y encariñamiento.

Por eso, suele ser muy difícil de tratar. Lo importante que debes saber ya sea como papá o mamá, es que, al ser un momento normal en el desarrollo de tu bebé, esto va a influir de forma ya sea negativa o positiva en el nene, dependiendo de cómo lo afrontes. Créeme, sé que no es fácil, pero una vez que domines esta parte, podrás superar sin mucha dificultad cualquier etapa de tu hijo, bueno, al menos hasta que llegue a la adolescencia, pero ese es otro tema. Aquí en Visita Casas, no solamente nos preocupamos por ti, sino también por la salud emocional de tu familia, y como madre entiendo por todos los problemas que estás pasando. Es por ello que, en este artículo, te estaré dando algunas recomendaciones sobre cómo tratar el ansia de separación del bebé.

La ansiedad es totalmente normal

Lo primero que debes saber es que la ansiedad que experimenta tu bebé cada vez que lo dejes en el corral es totalmente normal, y esto significa que su desarrollo emocional va por buen camino. Aunque su llanto sea profundo, este lo experimentan todos los niños.

Por lo general, esta dependencia ocurre cuando los bebés entienden que los objetos o personas existen aun cuando no estén en ese lugar. Este fenómeno es conocido como “la permanencia del objeto.”

Los expertos no saben a ciencia cierta cómo funciona o cuándo se desarrolla, pero sí saben que este fenómeno ocurre en los primeros dos años de vida del infante, y muchos especialistas creen que este sentimiento de necesidad es algo con lo que nacemos.

Es por eso que, vemos que la mayoría de los niños presentan síntomas de ansiedad por atención, y aún más si se encuentran separados de los papás durante mucho tiempo.

Algunas investigaciones indican que este sentimiento se debe a que el bebé se siente indefenso y necesita la protección de sus padres, al ser aquellas personas que desde un principio han cuidado de él.

Por supuesto, este fenómeno se ve a una escala diferente dependiendo del país; por ejemplo, los niños occidentales tienden a ser más independientes en las primeras etapas de su vida, ya que se les enseña a ser autónomos desde muy temprana edad; mientras que los orientales, comienzan a independizarse cuando entran al preescolar.

En cualquiera de estos casos, la ansiedad puede ser muy agotadora tanto para el padre como para la madre. Pero lo que hay que tener en cuenta, es que esta etapa es simplemente eso, una etapa, y existen formas para que no llegue a ser tan difícil tanto para los padres como para el bebé.

Pero debes tener algo bien en claro, para tu bebé, eres lo más importante que hay y eso debes tomarlo en cuenta a la hora de ayudarlo a superar esta fase.

Los niños menores de 2 años son los más afectados

Como te comentaba anteriormente, esta fase es más común en los niños menores de 2 años, ya que suelen ser más dependientes de los padres, y suelen mostrar los síntomas de la ansiedad en los primeros meses de vida, entre los 6 y 7.

¿Te ha pasado que una persona intenta cargar a tu bebé y automáticamente empieza a llorar?

Este es uno de los síntomas; y empeora entre los 12 a 18 meses, y solamente cuando supera la barrera de los 2 años es cuando deja de estar tan afectado por este problema.

Este ejemplo es el más común, pero también se han visto casos de bebés que lloran incontrolablemente si los padres se van al trabajo, si salen de la casa al súper, o si dejan la habitación.

Suele ser muy difícil para muchos padres, aún más si son primerizos, ya que esto puede afectar el sueño del bebé. Sí, el bebé sufre de ansias de separación en las noches, estas suelen ser las peores, ya que no solamente no duerme el bebé, sino que tú tampoco lo haces.

Antes de dar por hecho de que este es el motivo de por qué tu bebé no puede dormir por las noches, puedes consultar con su pediatra algunas otras causas de este problema.

¿Se puede superar? ¡Claro que sí!

Tan vez creas que es imposible, yo también lo pensé, aún más cuando tenía casi 36 horas sin poder dormir y mi nene quería estar junto a mi a todas horas, pero aprendí que existen métodos que pueden ayudar al bebé a superar o disminuir significativamente las ansias por separación:

  1. Crea un ambiente rodeado de personas: es importante que socialice desde muy pequeño y que se acostumbre a las personas. Los bebés con rasgos sociales tienden a sufrir menos de este problema, ya que se adaptaría mejor con cualquier persona.
  2. Adopta una rutina: las personas somos seres rutinarios, y esto viene desde que nacemos, es por eso que crearle una rutina a tu bebé puede ayudar a superar esta etapa. ¿Cómo es posible? Si lo acostumbras a que a ciertas horas no estarás con él o ella, entonces sabrá que cuando tú no estés, aún podrá estar seguro y será más fácil superar esta fase.

Preparando al bebé

Un paso importante para ayudar a tu bebé cuando esté atravesando esta fase, es ayudarlo a acostumbrarse a tu ausencia, y esto se lo debes enseñar desde los primeros meses de vida.

Esos consejos que nos dan las abuelas de que “no vayas corriendo cada vez que llora el bebé” es verdad. Puede sonar cruel pero la verdad es que no lo es, con esto no quiero decir que dejes a tu bebé llorar por horas, pero si puedes hacerlo durante unos minutos para que desde pequeño se acostumbre a que no estarás ahí siempre que él quiera sino cuando tú puedas.

Otra forma en que puedes ayudar a tu hijo a superar esta fase, es acostumbrarlo al tacto con otras personas. Si usas el servicio de una niñera, puedes hacerlo desde temprana edad, también puedes pedirles ayuda a los abuelos o a los tíos, para que cuando comience a llorar, sean ellos quienes vayan a calmarlo, pero siempre y cuando se aplique la misma técnica anterior.

Si tu bebé se encuentra en una edad más avanzada, en la cual entienda lo que dices, entonces habla con él o ella, y explícale que saldrás de la habitación y que no tiene nada que temer, que siempre estarás ahí para ellos. De esta forma, podrás hacer que sienta la misma seguridad que siente si tú estás en la habitación.

Otros trucos que puedes usar son:

  1. Está bien que se sienta incómodo: deja que llore, de esta forma sabrá que no puede tener todo lo que quiere cuando él quiere.
  2. Siempre despídete: esto no solo servirá para ti, sino también para el bebé, ya que entenderá que, aunque te vayas; siempre regresarás.
  3. Olvídate de las despedidas largas: nunca, pero nunca, tardes mucho tiempo despidiéndote de tu bebé, ya que no solo será difícil para ti, sino también para él.
  4. No demuestres tristeza: recuerda que los niños son como una esponja, absorben todo lo que ven y lo que escuchan, es decir que, si al despedirte comienzas a llorar, entonces el bebé también lo hará, aunque sea difícil, y créeme lo será, mantente firme pero con mucho tacto y no dejes que te vea mal.
  5. Nunca hagas las cosas sin probarlas primero: por nada del mundo se te ocurra hacer esto antes de practicarlo, porque si no, tu bebé podrá quedar traumatizado y con problemas de abandono.
  6. Si te vas, no regreses: muchos padres sienten la necesidad de regresar inmediatamente después de que dejaron a sus hijos, esto es totalmente normal, pero no lo debes hacer, ya que tanto tú como tu bebé se deben acostumbrar a tener un espacio propio sin el otro.

¿Qué pasa si el problema persiste?

El problema de ansia por la separación no es algo que pueda resolverse de la noche a la mañana, y así como es difícil para el bebé, también lo es para los padres. Y el sentimiento de culpa es totalmente normal, pero esto no debe ser un impedimento para que no puedas ayudar a tu bebé a superarlo.

Si el problema persiste, tienes que considerar replantearte todos los métodos, muchas veces falla por falta de constancia, y aunque es una fase por la que atraviesan todos los niños, es importante darle el seguimiento que se merece.

Si eres constante, tu bebé podrá confiar en ti, y será mucho más fácil poder superarla. Pero lo que sí debes tener en cuenta es que este tipo de ansiedad que sienten los bebés por la separación es totalmente normal y saludable.

Y si nada de esto funciona, entonces debes hacer una pequeña investigación y estudio para determinar cuáles otros problemas pueden estar causando que tu bebé no supere la fase de separación.

Estas son algunas de las cosas en las que podrás poner un poco más de atención:

  • La guardería o la niñera: si algo está pasando, tal vez tu bebé te lo esté advirtiendo con sus llantos; si encuentras de que no sea un simple caso de ansias de separación, entonces deberás poner más atención a su comportamiento cuando lo dejas en la guardería o con la niñera.
  • Intenta de nuevo el truco de la familia o los amigos: es posible que tu bebé simplemente no se sienta cómodo con más nadie sino contigo o con el papá, esto puede ser un problema más adelante, es por eso que debes pedir ayuda a tu familia y amigos para que se involucren en el desarrollo social de tu hijo.
  • Tal vez estás haciendo algo malo cuando te despides: no te preocupes si sucede que estás haciendo algo mal cuando te alejas del bebé, no debes sentirte mal, recuerda que tanto para él o ella es absolutamente todo nuevo. Por eso, evalúa cuáles son los patrones con los que afrentas esta situación y piensa en las cosas que debes evitar hacer.

Nadie dijo que sería fácil

Tener un hijo es un reto, pero lo bonito de todo, es que ambos podrán establecer un lazo inquebrantable que les enseñará que el amor puede con cualquier barrera.

Referencias:

Ansiedad de separación

La angustia de separación de los bebés

“La angustia de separación”, por Carlos González

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo