Decoración infantil Decoración para bebés Maternidad saludable Niños

La dieta ideal para los niños cuando aparecen sus primeros dientes

Cuando uno o dos de los dientes moledores aparezcan, se puede usar la misma dieta pero sin la intervención del colador. El caldo de carne o el caldo de pollo pueden ser agregados a la comida de los niños. Para poder introducir una dieta animal más completa, se puede adicionar una porción de huevo hervido, en forma de un pequeño budín de pan hecho con un huevo a la hora de la cena.

Durante este periodo, nada es más común para los padres que darle a sus niños comida animal; y ellos llorarán. Este es un gran error. Alimentar al infante con comida animal antes de que sus dientes aparezcan para poder masticarla muestra una completa desatención de los planes de la naturaleza, que mantiene ocultos estos dientes hasta que el sistema requiera su asistencia para masticar la comida sólida. Mientras que el método de moler carne puede servir para los ancianos, cuyos estómagos son capaces de digerirla, para la digestión del niño, este alimento será extraño y puede desordenar a su sistema.

Niño que aprende a caminar

No puede ser justificado con razón que la boca de un infante sin dientes, y la de un adulto dentado con piezas de carnívoros y graminívoros, sean diseñados por El Creador para soportar la misma comida. Si la masticación de la comida sólida, ya sea animal o vegetal, y una administración propia de saliva, son necesarias para la digestión, entonces no puede proporcionarse comida sólida cuando no existe poder de masticarla. Si se traga en grandes porciones sin masticar, hay una pequeña chance de que pueda ser digerida, y una comida sin digerir podrá hacerle daño al estómago y a los demás órganos involucrados en este proceso, formando componentes no naturales. La práctica de darle comida sólida a un niño sin dientes es tan absurda como esperar que se pueda moler grano en un lugar donde no se cuente con un aparato para hacerlo. Esto último que puede ser considerado como una evidencia de idiotez o locura, pero es el mismo principio utilizado por los padres. Si, para obviar este problema, la materia sólida, se han animal o vegetal, se muele en pequeños pedazos, el infante instantáneamente lo tragará; pero no estará bien mezclado con la saliva. Sin embargo, en la observación de cada día se podrá ver que los niños son alimentados en su edad más tierna, y no es raro que también en esta edad se produzcan distintos males, y la fundación para enfermedades futuras.

La dieta mencionada debe ser continuada hasta el segundo año. Se debe tomar mucho cuidado en su manejo, ya que en este período de la infancia saldrán los dientes, y con ellos la exposición a distintos desórdenes del sistema. Cualquier error, por lo tanto, en la dieta o en el régimen debe ser evitado. Es verdad que se podrán percibir desórdenes en un infante saludable y fuerte en donde los poderes de la vida son energéticos y que hasta este punto haya sido amamantado por su madre pero que ahora empezará con una dieta de comida artificial por primera vez. No pasa lo mismo con el niño que, desde la primera hora de su nacimiento, ha sido nutrido con comida artificial. Bajo estas circunstancias, la dentición puede generar ciertos problemas. Es en esta edad en que todas las infecciones y fiebres eruptivas son más prevalentes, se pueden generar gusanos, diarrea, hongos bucales, raquitismo, erupciones en la piel, etc. Para prevenir estos problemas se debe lograr una administración consciente de la dieta, y se debe mitigar la violencia lo más posible.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • La molestia dolorosa en la encía puede suponer unos días de menos apetito y, posiblemente, le costará más conciliar el sueño. Son molestias leves y pasajeras.

  • >

    Compartir con un amigo