Colores en la decoración Pintura en el hogar

Limpiando pinceles y rodillos

Pintar puede ser una forma creativa y divertida de hacer a casa más atractiva. Pero también involucra labor duro, especialmente al momento de limpiar. Limpiar pinceles y rodillos es algo que debería hacerse justo después de que los termine de usar. No importa lo cansado que esté, es importante pasar un par de minutos limpiándolos. De otra manera, no estarán en buenas condiciones la próxima vez que los quiera usar. El precio de un buen pincel ha subido hace poco. Tal vez tenga que gastar diez o veinte euros en un buen pincel, así que asegúrese de que le duren.

Cuando esté listo para ponerse a limpiar, debe siempre asegurarse de tener los contenedores extras y trapos en caso de derrame algo en el piso. Asegúrese de usar algún barbijo que lo proteja de los humos de la pintura. Usar guantes de goma es importante cuando maneje solventes. Lea las etiquetas de seguridad en las latas. Y no fume cerca de la pintura o de algún solvente, ni los ponga cerca de las flamas o estufas.

Modos de limiar pinceles

Compre el solvente indicado para limpiar la pintura que está utilizando. Pruebe con detergente y agua para limpiar la pintura de látex. Use disolventes minerales para pinturas basadas en aceite, alcalinas y barnices. Los afinadores de laca limpiaran la laca. Si no está seguro, lea la etiqueta. Para limpiar las herramientas de trabajo, como los cepillos, los cuchillos o cinceles, luego de trabajar con pintura de látex use agua corriente y un trapo, u otro cepillo. Otros tipos de pintura deberán ser remojados en un contenedor limpio con el solvente apropiado.

Cuando esté limpiando un pincel o rodillo, saque todo el exceso de pintura con cuchillo. Luego, ponga un poco de solvente en una bandeja o lata limpia. No necesitará de mucho. Algunas pulgadas bastarán. Luego repase el rodillo por debajo un par de veces. Con los guantes puestos, use sus dedos y apriete las cerdas del cepillo o pincel para apurar el limpiado. Luego vuelva a remojarlo en el solvente y empiece a rascar la base del pincel. Luego de que el solvente absorbió suficiente cantidad de pintura, viértalo en la lata para mantener el solvente sucio fuera. Luego, en la otra lata, ponga un poco más de solvente sin usar, y repita el proceso. Haga esto dos o tres veces o hasta que la pintura se corra. Luego de añadir detergente a su cepillo, ponga el agua tibia en un lavado y limpie el pincel por última vez. Limpie el rodillo añadiendo solvente en la bandeja y páselo para atrás y para adelante. Luego use su mano enguantada para exprimir el solvente. Continúe pasando el rodillo y trate de usar todas las áreas. Haga esto dos o tres veces cambiando el solvente cuando lo necesite. Ahora prenda el agua tibia y gire el rodillo con fuerza para que gire. Manténgalo un par de minutos y luego cuélguelo para que se seque. Reciclar sus herramientas de pintura es algo bueno para el presupuesto y para el medio ambiente. Disciplínese a hacer esto cada vez que termina de pintar.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • Deseo pintar el dormitorio de mi niña morado y rosado me pueden enviar algunas opciones

    Mil gracias

  • >

    Compartir con un amigo