Consejos decorativos

Cómo preparar su casa para la llegada del bebé

LLa llegada de un bebé puede ser algo realmente agotador y aterrorizante; los preparativos, la limpieza y las compras suelen ser uno de los motivos de estrés de muchos padres; sumado a esto, los últimos días para la madre son difíciles; aún más si necesita descansar.

Es por esta razón que es necesario tener un plan el cual se debe poner en acción al menos un mes antes del nacimiento del bebé. Existen algunos pasos que podrías seguir para que la llegada sea amena y sin contratiempos. Y sobre todo para que puedas descansar.

Comenzando desde su habitación y siguiendo al resto de la casa, en este artículo te enseñaremos todo lo que necesitas sobre cómo preparar la casa para la llegada del bebé. Así que sigue leyendo porque aquí en Visita Casas te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre este momento tan importante en tu vida.

Llegada del bebé a casa

Los días previos a la llegada del bebé a casa puede llegar a ser un total caos; ordenar, limpiar, desinfectar y todo lo que implica dejar y mantener la casa sin polvo y aprueba de niños es una tarea difícil de lograr si no se tiene las directrices que se necesita.

Pero, no te preocupes más, ya que aquí en Visita Casas te vamos a dar una guía completa sobre cómo lograrlo.

Lo primero que deberás hacer es una limpieza a profundidad; si crees que ya limpiaste, de una vez te decimos que no lo has hecho bien. Cuando un bebé llega a casa, entre las horas de desvelo, y el cansancio no te dará tiempo de limpiar en mucho tiempo; es por esta razón que debes deshacerte de cualquier cosa que no vayas a utilizar.

Mientras menos tengas que limpiar mucho más tiempo de descansar.

Así que decide con antelación qué muebles, accesorios o elementos no vas a necesitar y búscale un nuevo hogar. Porque algo que necesitas entender es que las cosas del bebé van a ocupar la mayoría del espacio de la casa; tal vez no sea así el primer día, pero te aseguramos que será así durante mucho tiempo.

Entonces, lo que necesitas hacer días antes es retirar todo aquello que no vayas a utilizar. Más adelante te explicaremos cómo realizar una limpieza profunda para tener tu casa desinfectada para así mantener protegido al bebé desde su llegada.

Primera semana del bebé en casa

Luego de esperar nueve meses para poder conocer al bebé, el momento de traerlo a la casa ha llegado; y la primera semana en casa es una experiencia que los padres no pueden olvidar.

Sin embargo, muchos padres dicen que el sentimiento que suelen experimentar durante estos días es la ansiedad; sobre todo aquellos que son primerizos. Pero, existen algunos consejos que puedes seguir para que esta ansiedad o preocupación disminuya y puedas concentrarte mejor en cuidar al bebé.

Lo primero que debemos hacer es aprender a habituarnos a la rutina que tenga el bebé; al principio serás tú quien se tenga que acostumbrar, luego de un tiempo podrás enseñarle poco a poco una nueva rutina.

En estos días es importante interpretar y aprender los tipos de llantos que hace, los cuales son por comida o incomodidad.

¿Qué debes saber sobre esta semana?

Lo primero es que los recién nacidos suelen perder peso durante los primero cuatros días; pero esto se debe a que ellos liberan la retención de líquido que ganaron durante su nacimiento. Por esta razón, no debes de alarmarte, espera al segundo pesaje para estar seguros de que algo está mal; mientras tanto sigue la rutina, pero siempre manteniéndote alerta sobre cualquier cambio repentino en su cuerpo.

Una de las razones por las cuales debes mantener todo limpio y desinfectado, es que los bebés cuando nacen no tienen activados completamente el sistema inmune; por esta razón es importante no solo mantener la casa limpia, sino también al bebé; aún más en los primeros días que tiene el cordón umbilical; es importante realizar la cura del cordón, y esta se debe hacer cada vez que le cambies el pañal, y siempre con gasa esterilizada.

Preparar las mascotas para el encuentro con el bebé

Si eres dueño de una mascota, la preparación que le des antes del encuentro es muy importante; expertos recomiendan que desde un principio se preparen a las mascotas.

Es importante entrenarlas, de esta forma sabrán cómo tratar a los bebés. Lo ideal es que acondiciones un lugar que sea nada más de tu mascota, así no se sentirá que está perdiendo terreno cuando llegue el bebé. Además, este lugar debe ser en un lugar tranquilo, porque como son animales, suelen sentirse estresados cuando hay mucho caos cerca de ellos; así tendrá un refugio que será nada más de ellos.

Lo segundo, es enseñarles que los juegos rudos no están permitidos; por lo tanto, enséñale que las caricias en todo su cuerpo deben de estar permitido, y que si muerde puede ser regañado. De esta forma, evitarás que si el bebé al crecer juega con la mascota salga lastimado.

De acuerdo con el portal espanol.babycenter.com “para empezar a entrenar a tu mascota puedes tocarle suavemente en las patas, cabeza, cola, panza, orejas y hocico. No olvides acariciarle adentro de las orejas y del hocico (sólo a los perros) así como arriba y debajo de las patas y a lo largo de la cola.”

Asimismo, recomiendan que este entrenamiento se haga al menos unas 5 veces al día durante 2 a 5 minutos. Aunque si ves que tu mascota no está respondiendo de la mejor manera al entrenamiento, entonces es momento de contratar a un entrenador profesional para que te ayuda y así pueda aplicar otro tipo de entrenamiento.

Limpieza profunda de todo el hogar

Días antes de la llegada del bebé es necesario limpiar todo, así como también desinfectarlo; es necesario que toda la familia se vea involucrada en este proceso; porque será necesario el uso de algunos productos químicos que probablemente la madre no podrá tocar por su seguridad y al del bebé.

Cada rincón y esquina, y sobre todo los muebles en donde estará el bebé, deben estar desinfectados. Así mismo, es necesario que cada una de las habitaciones esté libre de polvo.

Aquí te dejamos algunos tips que puedes usar a la hora de realizar la limpieza profunda en todo el hogar:

  • Comienza siempre por la habitación del bebé: lava toda la ropa que va a utilizar con jabón previo, y organízala según su uso. Además de la ropa, también debes de lavar las sábanas. Olvídate de los osos de peluche (al menos que sean hipoalergénicos) pero al menos por los primeros meses, el bebé no debe de interactuar con esta clase de juguetes.
  • Luego esteriliza los baños: esto es importante sobre todo para la madre; ya que luego del parto necesitará curetaje y todo tendrá que estar limpio para evitar infecciones.
  • En el caso de las mascotas: es necesario desparasitarlas antes de limpiar; además del entrenamiento que ya te hemos explicado.
  • Si tienes alfombras en la casa: las alfombras son portadoras de polvo y muchas veces se pueden conseguir ácaros en ellas. Si no las vas a limpiar, entonces deshazte de ellas.
  • Los productos que vayas a usar que sean neutros; así evitarás los olores fuertes que pueden llegar a ser incómodos tanto para la madre como para el bebé.  

Preparar la cuna y la habitación del bebé de antemano

La cuna es el mueble más importante de la habitación del bebé; por esta razón es necesario que no solo sea cómoda sino también segura. Pero, ¿cómo saber que compramos una cuna segura? Antes de comprarla, necesitamos asegurarnos que si homologada y cumple la normativa europea UNE-EN 716-1:2008. Estas regulaciones fueron hechas para los fabricantes crearan cunas seguras siguiendo ciertas directrices para la seguridad de los bebés.

Tomando en consideración la seguridad del bebé, expertos recomiendan que los bebés duerman durante los primeros meses con los padres. De esta forma, se puede reducir el riesgo de muerte súbita.

En este sentido, las cunas deben de ser resistentes, y si es posible que no esté hecha de ningún tipo de material tóxico. Para evitar que el bebé se enferme o tenga alguna alergia, lo más recomendable es que desinfectes la cuna con antelación.

En cuento a la habitación, debe de ser pintada al menos un mes antes de la llegada del bebé, para así evitar los olores innecesarios. Evita sobrecargar las habitaciones con muebles o elementos innecesarios.

Comprando un portabebés y una bañera infantil

Uno de los elementos que solemos comprar sin importar su diseño son las bañeras infantiles; sin embargo, esto puede ser un gran error, ya que estas tienen que ser seguras para los bebés, y así evitar accidentes fatales.

Lo que debes buscar en estas son:

  • Que sean ergonómicas
  • Antideslizantes
  • Que tengan diferentes alturas para usar a medida que el bebé crece
  • No debe de pesar más de 10 kg
  • Y de ser posible que sea plegable para que sea más fácil su guardado

En el caso del portabebés nos encontramos cientos de modelos que podemos usar; pero, debes seguir ciertos estándares para ofrecerle seguridad y comodidad al bebé, y al mismo tiempo que tú puedas cargarlo sin ningún problema.

Desde las mochilas portabebés, hasta los que estamos acostumbrados a ver, tienes que fijarte en estas cosas antes de comprar uno:

  • Deben ser ergonómicas: muchos portabebeses suelen hacer que el bebé se mantenga por sus genitales, lo que suele ser doloroso con el tiempo; por esta razón, la posición ideal que debe de tener el bebé dentro de estos es de ranita; es decir, rodillas flexionadas y ligeramente más elevadas.
  • Es necesario el soporte: los recién nacidos necesitan un portabebés que les den soporte, firmeza, pero sin puntos de presión.
  • La ajustabilidad es necesaria para que las mamás o papás pueden usarlo sin ningún problema.
  • El material debe ser hipoalergénicos e irritables para el bebé.

Adquirir elementos para la lactancia

Otros de los elementos que debes adquirir con tiempo son los que vas a utilizar durante la lactancia; ya que estos facilitarán este proceso. Los elementos que vas a necesitar son:

  • Sacaleches: existen dos tipos, los manuales o los eléctricos; los manuales suelen ser más baratos, pero, no tienen tanta fuerza a la hora de extraer la leche. Los eléctricos suelen ser los preferidos por las madres, porque permiten sacar leche de dos pezones al mismo tiempo; sin embargo suelen ser más costosos.
  • Protege-pezón o pezonera: aunque muchas madres lo usan para proteger al pezón cuando este duele, no son muy efectivos a la larga; ya que el bebé no está chupando directamente del pezón, por lo que no estimula la producción de leche. Hay que usarlo con muy poca frecuencia.
  • Empapadores de leche: son los que ayudan a recoger la leche y así evitar que tengamos un accidente cuando no estemos amamantando. Estos se deben cambiar con frecuencia para así mantener esa área seca.
  • Un brasier especial para madres en lactancia: un brasier para lactancia puede ser muy necesario ya que permite alimentar a nuestro bebé con más comodidad.

Asegurar la temperatura y humedad en el cuarto del bebé

El bebé necesita una temperatura adecuada a la hora de dormir, ya sea en el día o en la noche, ambas son totalmente diferentes. Una buena temperatura puede ayudar a que el bebé descanse mejor.

Durante el día, su habitación debe de tener una temperatura entre los 22° a 24° grados. Mientras que en la noche debe ser entre 20° a 18° grados.

Otro aspecto importante que debes de controlar es la humedad. Esta es importante ya que ayudará a secar cualquier mucosidad que tenga en sus vías respiratorias. Por lo tanto, es necesario que tenga un humificador para ayudarlo a respirar mejor.

Tener a mano los datos de su pediatra

Por último, es necesario que tengas a la mano los datos de su pediatra; de esta forma podrás actuar con mayor rapidez si ves que el bebé está actuando o sintiéndose diferente.

Recuerda que la temperatura normal para un recién nacido es entre 36° A 37° si hay alguna variación entre estas, ya sea menor o mayor es tiempo de llamar a su médico.

Lo ideal es que tanto en la mañana como en la noche tomes su temperatura y monitorearlo constantemente.

Referencias:

  1. Llegada del bebe
  2. 16 tips para preparar tu casa para recibir al bebé
  3. Cómo preparar la casa para la llegada del bebé 
  4. Preparar la llegada del bebé: las compras
  5. Cómo preparar tu hogar para la llegada de un bebé
  6. Preparándose para recibir al bebé
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora
Nilda Nora

Latest posts by Nilda Nora (see all)

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>