Arboles para jardín Decorar con flores

Historia de los manzanos

Los manzanos eran los árboles de fruta mas populares en la época colonial en America, y prácticamente todos los jardineros de asentamientos agrícolas o de jardines plantaban este árbol de fruta que resultaba muy fácil cultivarlo, o simplemente plantaban la semilla de la manzana, para así obtener un suministro permanente de alimento. Los frutos de este árbol se podían comer directamente del árbol, o se podían secar y conservar de distintas formas para comer mas adelante. Hay ejemplos históricos sobre la existencia de manzanos documentados ya sea en el folclore, en las leyendas, en las imágenes tallada en tablas de piedra, las rodajas de manzanas petrificadas en las placas de las tumbas, en una gran cantidad de referencias en la Biblia y en innumerables escrituras hebreas, en diversos poemas, canciones, publicaciones literarias, y en muchas otras cuentas sobrevivientes de todas las civilizaciones del mundo antiguo. Una de las primeras evidencias arqueológicas de la fruta del manzano viene de los restos de las excavaciones de Jericó, Jordania cuya antigüedad data de 6500 aC por análisis radio químicos de átomos de carbono.


Los restos petrificados de las rodajas de manzanas que fueron encontrados en un platillo en una tumba antigua Mesopotámica, el lugar de enterramiento de la realeza se remonta a 2500 aC y fue descubierto en el sur de Irán. En los antiguos relatos históricos de la fruta del árbol del manzano, parece tener un camino incomprensible de pruebas que ninguna otra fruta puede igualar. El interés demostrado en las manzanas por los filósofos griegos y romanos, poetas, historiadores y maestros de la literatura se extendió a los pintores del Renacimiento, a los cocineros reales de los zares de Rusia y a otras referencias que son demasiadas para mencionarlas.

En la América colonial, los manzanos se cultivaban y se plantaban de las semillas en los huertos por William Blackstone en Boston, Massachusetts en el 1600. Los primeros documentos en los archivos de la Biblioteca Nacional en Washington, DC, sugieren que todos los propietarios de tierras de Massachusetts habían comenzado a cultivar manzanos en la década de 1640.

William Bartram, el famoso explorador y botánico, escribió en su libro, Viajes (Travels) “He observado, en un estado muy próspero, dos o tres manzanos grandes” en 1773, mientras viajaba cerca de Mobile, Alabama. Es importante darse cuenta de que estos grandes manzanos encontrados en Alabama en 1773, podrían haber crecido de las semillas sembrada por los indios Creek (indios del arroyo). Esas semillas pudieron haber sido obtenidas por los indios de los colonos americanos en la costa este de los Estados Unidos en una época mucho más temprana o de los agricultores franceses que se instalaron en las zonas de concesión de tierras agrícolas al norte de Mobile. El General Oglethorpe planeo en 1733 plantar “diversas plantas, subtropicales y templadas, que podrían ser de utilidad para las granjas y huertos de Georgia”, según William Bartram en su libro “Viajes”, publicado 40 años después. El viaje del padre de William Bartram, John Bartram, al “Este de Florida” (Florida, Georgia y las Carolinas) fue, en parte, un intento de inventariar los recursos vegetales de la adquisición de Nueva Inglaterra, después de expulsar a los españoles del Este de Florida.

Muchos botánicos modernos creen que la manzana que conocemos hoy desciende de los manzanos silvestres que comúnmente se intercalan con los manzanos para la polinización cruzada. Documentos antiguos registran el hecho de que las “manzanas cultivadas descendieron del manzano silvestre Pyrus malus”. Las semillas de los manzanos silvestres aparecieron en la lista de las semillas coleccionadas en la Lista de Plantas de 1783 de William Bartram y su padre, John Bartram. En el libro de William Bartram, “Viajes” en 1773, el “observó entre ellos (árboles frutales), el manzano silvestre (Pyrus coronaria) en sus exploraciones cerca de Mobile, Alabama. Robert Prince creó primer vivero en las colonias americanas en Flushing, Nueva York, en 1700, en donde vendía manzanos. Su vivero fue visitado por el General George Washington, que más tarde se convirtió en el primer Presidente de los Estados Unidos. El Presidente Thomas Jefferson plantaba y cultivaba manzanos en su huerto de árboles frutales en Monticello, Virginia, en los principios de 1800.

El legendario Johnny Appleseed fue el responsable del rápido desarrollo de la plantación y del crecimiento de los manzanos al establecer un vivero en el Medio Oeste; este ofrecía la venta de manzanos y semillas en el 1800. Más de 2000 variedades de manzanos se listan como cultivados hoy, muchos de los cuales son los resultantes de la enorme dispersión de semillas iniciada por la memorable ambición de Johnny Appleseed de cubrir completamente el paisaje de America con manzanos.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo