Iluminación del hogar

La iluminación es clave en el colorido de una habitación

Cuando es hora de decorar una habitación le ponemos extra atención a las paredes y a los muebles, sin embargo, hay un elemento importante que siempre pasamos desapercibido, las luces. Sí, aunque no lo creas, la iluminación es una parte importante dentro de la decoración de una habitación.

La iluminación de interiores es la clave en el colorido de una habitación; esto se debe a que, gracias a ella, los colores se verán distintos o se mantendrán. Muchos decoradores utilizan esta técnica para realzar la paleta de colores que escogieron y también para ambientar de una forma distinta la habitación. A veces, no logramos encontrar el color que estamos buscando, pero gracias a la iluminación, podemos hacer que “mágicamente” aparezca el color. Esto se debe al efecto rebote que tiene la luz con los colores. Pero no te preocupes, aquí en Visita Casas, a lo largo de este artículo, te estaremos explicando todo lo que necesitas saber sobre la iluminación en una habitación.

La Iluminación de interiores

La habitación es uno de los espacios más importantes de la casa, es en donde terminan nuestros días, y nuestro descanso comienza. Es por eso que, cada elemento es importante dentro de la decoración de este lugar. Y la iluminación no pasa desapercibida.

Lo primero que debes saber es que cada parte del espacio refracta la luz de forma muy diferente. Por lo tanto, el color es esencial para que tengamos una iluminación apropiada. Si bien es cierto que, la iluminación es la clave en el colorido de nuestra habitación, también el color es importante cuando de iluminación se trata.

Por ejemplo, si decidimos usar colores claros en nuestra habitación, entonces debemos saber que la luz se intensifica, caso contrario si usamos colores intensos; cuando usamos colores que tienen una gama viva, la luz se mantiene igual.

Todo va a depender de qué tipo de iluminación y color de paredes decidas usar. También, debes de saber que los elementos que decidas colocar, ya sean accesorios, muebles, ropa de cama, también entra en la categoría de colores, todos ellos, junto con el color de las paredes, harán que la habitación se vea totalmente diferente dependiendo de la luz que decidas usar.

Sin embargo, existen algunos tips que puedes usar para que el colorido se mantenga igual a la hora de decorar una habitación. Más adelante te explicaré sobre esto.

El ABC del colorido en una habitación

Debes saber,  antes de adentrarnos más al mundo de la iluminación, qué color colocar en las habitaciones. Este es un punto de discusión ya sea para la habitación de los niños como la de los adultos.

Si bien es cierto que se debe tener un tema a la hora de decorar, el color de las paredes es un punto importante dentro de la decoración. Ya que estas son las que definen el ánimo, y el ambiente que tienen los espacios.

Una de las preguntas más comunes hechas en Visita Casas es: ¿cuáles son los colores que una habitación puede tener? Nuestra respuesta será siempre la misma: puedes escoger el color que quieres, lo importante es el espacio. El espacio es lo que define el color.

Esta regla la hemos dicho muchas veces, si el espacio es grande recomiendo colores fuertes y oscuros, siempre y cuando exista la entrada de luz natural; si los espacios son pequeños, entonces, lo mejor son los colores claros, para que de esta forma de la sensación de grandeza.

Sin embargo, se pueden pintar las paredes del color que se desee, siempre y cuando se escoja la iluminación correcta para que se tenga el ambiente adecuado para el descanso.

Pero si nos vamos por la psicología del color, existen algunos colores que son mejores que otros en materia de decoración de habitaciones. Por ejemplo, los colores tierras, grises, blancos, azules y verdes; ya que estos evocan tranquilidad y permiten que el cerebro se relaje. Recuerda que la habitación es ese espacio en donde vamos a desconectarnos de todo.

Los pisos, techos y ventanas

Para que la luz pueda cumplir su función principal en las habitaciones, recomiendaos que tanto los pisos como los techos estén en armonía con el color, es decir, que sean iguales o que estén dentro de la misma gama de colores.

Los techos blancos son ideales y nunca pasan de moda, ellos son, por default; los ideales para cualquier tipo de decoración. Si te aburren los techos blancos, no te preocupes, puedes combinarlos con molduras y colocarle un poco de color, pero no uno muy vivo, te recomiendamos que utilices, gris, arena, rosa vieja, verde, azul, entre otros.

En cuanto a los pisos, si no te gusta la cerámica blanca, entonces puedes optar por un piso de madera pulida clara, de esta forma estará en juego con el techo. Las alfombras también son válidas, sin embargo, no recomiendo el uso de alfombras en toda la habitación, esto es por el tema de la limpieza.

Ahora bien, las ventanas. Estas son muy importantes, ya sea que tengas una pequeña o unas muy grandes. Las mismas deben estar al tono con la habitación, es decir, deben también seguir el mismo ritmo de la decoración. No importa si decides colocar cortinas, siempre deben de estar a juego con lo demás.

Recuerda que estas son las entradas perfectas para la luz natural de la habitación.

Hablemos de la iluminación de las habitaciones

Luego de haber escogido el color de las paredes, y haber terminado de decorar toda la habitación, lo que yo recomiendo hacer, como punto final es la iluminación. Esto se debe, a que es importante saber el resultado final de la decoración para entonces poder buscar las luces adecuadas para el espacio.

Si tienes una entrada de luz natural en la habitación, esto es perfecto, ya que la misma no llegará a cambiar el colorido del espacio, por eso, si este es el caso, entonces debes aprovechar al 100% esta ventaja. Las habitaciones con colores claros son perfectas para estas luces, ya sean de espacio grande o reducido. Esto se debe a que los colores claros absorben menos luz, y hace que el ambiente se vea reflejado en ella.

Todo lo contrario, pasa si la habitación está decorada con colores oscuros. La luz natural se absorberá y no habrá un mayor cambio en el espacio; la única diferencia notable es que se mantendrá iluminada durante el día sin la necesidad de una lámpara.

Pero existe una gran diferencia entre la luz natural de una habitación y artificial y las mismas se verán reflejadas en el color.

La luz natural de la habitación y el color

La iluminación ya sea natural o artificial es un punto clave en el colorido de una habitación. En este caso, hablaremos de la luz natural. Este tipo de luz, nos muestra los colores tal cual son, sin la necesidad de alterarlos.

Muchas veces no entendemos cómo es posible que nuestras hermosas paredes violetas se transformen en rosado al encender las luces, esto se debe a la refracción, pero esto no sucede con la luz natural.

Sin embargo, sí habrá momentos en que el color será distinto dependiendo de la cantidad de luz que haya en ese momento en la habitación.

Por eso, las habitaciones que se encuentran ubicadas ya sea en el norte o en el este, necesitarán colores cálidos para que esto no pase con frecuencia.

En el caso de aquellas habitaciones que estén orientadas al sur o al oeste, se puede usar colores oscuros, ya que estos absorben la luz intensa y permitirá una mejor apreciación del color.

Aquí entonces es importante que sepas un secreto de los decoradores:

Es importante saber a qué hora se usará la habitación, ya que de esta forma es más fácil decidir qué colores usar a la hora de decorar. Todo se basa en la iluminación natural que se tenga en la habitación.

La luz artificial de la habitación y el color

En el caso de las habitaciones con poca luz artificial, entonces es necesario el uso de una artificial. Pero no cualquiera, es importante conseguir una fuente de iluminación que sea la indicada para las habitaciones.

Además, de la misma forma que se escogen los colores para la habitación con luz natural, esto ocurre también en el caso de las artificiales.

Partiendo desde el mismo concepto de colores claros y colores oscuros, lo que cambia aquí es el tipo de luz que debemos usar.

Por ejemplo, si son colores fríos o cálidos, entonces las luces LED son ideales para estos espacios ya que mantienen la misma gama de color sin alterar mucho la vista de la habitación. Además, te ayudan a ahorrar en electricidad.

También puedes escoger luces fluorescentes, sin embargo, estas harán que los colores sean más fríos, pero no alterará mucho el ambiente de la habitación.

Con la luz halógena, lograrás el efecto de luz solar, pero, no recomiendo mucho este tipo de luz, primero porque produce mucho más calor, y segundo, la factura de electricidad se verá afectada.

Otra opción que puedes escoger como iluminación son las velas, estas, aunque no proporcionan mucha iluminación, hacen que el ambiente se torne acogedor y agradable. Las luces de las velas no alteran de gran forma el colorido de una habitación.

Los últimos pasos que debes tener en cuenta

Teniendo en cuenta estos tips, y sabiendo que la iluminación en un elemento clave en el colorido de una habitación, debes tener en cuenta cuando sea hora de decorar este espacio las siguientes preguntas:

  1. ¿Tienes una entrada de luz natural en la habitación?
  2. ¿Cuál es el estilo de decoración que estás buscando?
  3. ¿Dónde está orientada la habitación?
  4. ¿Cuáles son las horas en las que usas la habitación?
  5. ¿Qué tipo de luz artificial tienes en estos momentos?
  6. ¿La habitación es grande o pequeña?
  7. ¿Qué quieres destacar algún punto focal

Para finalizar, la iluminación de una habitación es tan importante como cualquier otro elemento que coloquemos en ella, ya sean muebles, accesorios, ropa de cama, es por eso, que también debes de ponerle atención a ella, para que de esta forma puedas tener la habitación de ensueño que siempre deseaste.

Por supuesto, teniendo en cuenta que la misma iluminación, tiene una gran influencia en el colorido de cualquier espacio. Por lo tanto, al finalizar cada decoración, es importante que veas cuáles luces son las que favorecerán el espacio. De esta manera, evitarás que los colores cambien y que el resultado de los mismos no sean los que estabas buscando.

¿Tienes más dudas? No olvides dejármelas en los comentarios, para responderte como siempre.

Referencias:

El color y la iluminación: una relación clave en el hogar

Luz en el dormitorio: Claves para que sea perfecta

Decoración – Luz y color para ampliar los espacios

Todas las imágenes son cortesía de: www.pexels.com

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo