Jardín

Cómo proteger al jardín de las heladas

Las plantas son seres que aman el calor intenso de la luz solar. Les da la energía para crecer y el elemento clave para completar la fotosíntesis. Esa es la razón principal por la que los climas fríos no promueven mucho el crecimiento de plantas, aunque existen muchas clases de plantas que puedan soportar el frío extremo. Si usted tiene un jardín en su casa, lo último que quiere que ocurra es que sus plantas se congelen. ¿Cómo puede uno proteger a su jardín de las heladas?


Si usted vive en una región relativamente fría, es probable que usted ya tenga plantas resistentes a las heladas. Como hemos mencionado anteriormente, también hay plantas que pueden soportar el frío mejor que otras. Este es el primer paso que debe tomar para proteger a su jardín de las heladas. Sin embargo, si usted tiene plantas que no son resistentes a las heladas, y aun falta mucho para el invierno, entonces seria muy inteligente cambiar a plantas resistentes a las heladas lo antes posible, antes de tener que tirar todo su precioso dinero a la basura.

Lo siguiente que debe hacer es asegurarse de haber regado todo el jardín antes de que anochezca. Esto puede sonar un poco raro, ya que el agua generalmente absorbe el calor de cualquier cosa. Esta estrategia normalmente se realiza para garantizar que las plantas no alcancen temperaturas extremadamente bajas, dejando que el suelo libere la humedad alrededor de la planta, para mantener la temperatura ambiental a un nivel constante, o por lo menos retardar el proceso de enfriamiento. Esta medida es muy importante, especialmente si quiere asegurarse de que sus plantas sobrevivan al devastador ataque.

La temperatura no se mantiene a un ritmo constante cuando las moléculas están moviéndose constantemente. Teniendo esto en cuenta, sabemos que mantener el aire estancado durante estas temporadas de frío lleva a las plantas a un nivel peligroso, cercano al congelamiento. Aumente la temperatura proporcionando una forma para mantener al aire en movimiento. Colocar un ventilador eléctrico delante de las plantas es una buena manera de evitar que el aire se estanque y enfríe el suelo completamente.

Otra alternativa mejor es usar la misma analogía de la temperatura para calentar el jardín. Como sabemos, el aire estancado dirige a la temperatura en una sola dirección. Si todavía existe una cantidad significativa de calor en el jardín, justo antes del anochecer, usted podrá crear una estructura que cubra las plantas para conservar el calor durante toda la noche. Sin embargo, asegúrese de que puedan tener acceso a aire fresco y a la luz solar al día siguiente.

Las plantas en macetas se deben entrar a la casa antes de que anochezca. Estas plantas son generalmente mas susceptibles a las heladas debido a su poco contacto con el suelo (solo con el suelo dentro de la maceta), y porque sus raíces quedan expuestas por la maceta. Si no puede entrarlas a la casa, por lo menos cubra la parte inferior de las macetas utilizando materiales aislantes para mantenerlas calientes.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo