Decorar con flores Jardín Técnicas de jardinería

Cuidados de las flores de bulbos en el jardín

Si realmente tiene un interés por averiguar sobre el bulbo de las flores, necesitará pensar más allá de lo básico. Este artículo informativo hace foco en las cosas que necesitará saber acerca del bulbo de las flores. Una vez que haya leído lo básico, comenzará a darse cuenta que hay más información sobre bulbos de flores de lo que en principio había imaginado.

Consejos para plantar bulbos en su jardín

Prácticamente todos los jardineros tendrán que trabajar con bulbos de plantas en algún momento u otro. Los bulbos son amados por los jardineros por la facilidad con la crecen, la firmeza que adquieren y por su capacidad de florecer una y otra vez por temporadas consecutivas sin tener que replantar. Con todas estas ventajas, no es de extrañar que las plantas de bulbos sean tan populares entre los jardineros, ya sean novatos o experimentados. Elegir los bulbos correctos, sin embargo, es una tarea en la que los jardineros novatos presentan muchos problemas. Pero una vez que haya desarrollado el ojo para encontrar los mejores bulbos, podrá verlos a distancia.

Cuando esté eligiendo bulbos para su jardín, es importante elegir los más firmes y grandes. El tamaño del bulbo es importante, ya que los bulbos grandes tienen mayores probabilidades de florecer. La firmeza del bulbo es un buen indicador de su salud, y aquellos que son suaves o mullidos es probable que no florezcan. Los bulbos son particularmente susceptibles a dañarse con el agua. Es importante elegir un bulbo que no sea blando, pero también es importante constatar que no posean cicatrices o quiebres. Los bulbos quebrados pueden secarse demasiado y no florecer. Además, todo bulbo que haya comenzado a echar raíces debe ser evitado, ya que tienen pocas chances de florecer adecuadamente una vez que se hayan plantado.

Cómo deben ser los bulbos plantados en el jardín es otro punto importante. La mayoría de los bulbos se deben plantar en otoño, de ser posible, entre comienzos y mediados de Octubre. La meta es enterar los bulbos seis semanas antes de que el suelo comience a congelarse, pero obviamente el momento idóneo para plantar variaría de acuerdo a dónde se encuentre. Los bulbos se deben plantar en tierra preparada, y la profundidad en la que se deben plantar variará de acuerdo con el tipo de bulbo. Por ejemplo, los bulbos de azafrán se plantan aproximadamente a 10 centímetros de profundidad; los bulbos de narcisos y jacintos a 15 y los de tulipán, a 20 centímetros.

Una simple herramienta de jardinería llamada plantador de bulbos es ideal para conseguir una vista uniforme en su jardín de bulbos. Los plantadores de bulbos e utilizan para preparar filas uniformes de flores. Aquellos jardineros que prefieran un estilo más salvaje y desordenado suelen cavar un solo pozo y plantar varios bulbos a la vez. Esta aproximación puede producir resultados espectaculares, aunque algo impredecibles.

Es importante utilizar una pequeña cantidad de fertilizante en el fondo de cada pozo cavado al plantar los bulbos. El fertilizante luego deberá ser tapado con una fina capa de tierra, y el bulbo debe ser cuidadosamente apoyado sobre la capa de tierra. Es importante cuidar que el fertilizante no tenga contacto directo con el bulbo, ya que lo puede dañar. Los bulbos se plantan con la parte puntiaguda apuntando hacia arriba, y el lado chato con raíces apoyado en la tierra. Luego de ubicar los bulbos, el resto del agujero deberá ser tapado con tierra, y luego el jardinero deberá regar considerablemente.

Más allá de que los bulbos sean los tipos de plantas más resistentes y robustas para su jardín, hay algunas cosas importantes que deberá recordar. Una actividad con la que tendrá que familiarizarse consiste en cortar las flores marchitas, para estimular que nuevos pimpollos florezcan. Pero es importante no remover las hojas salvo que se estén volviendo marrón.

Cuidar los bulbos durante el invierno es otra tarea primordial. En climas más cálidos, los bulbos pueden permanecer en la tierra durante el invierno. Sin embargo, habrá que desplantar bulbos tiernos como los de dalias, incluso estando en climas más cálidos. Estos bulbos deberán ser almacenados durante el invierno en un ambiente seco y cálido. Los bulbos son plantas magníficas para cualquier jardinero, desde el más nuevo hasta el más experimentado. Su combinación de firmeza, color y belleza las vuelven imbatibles para cualquier entusiasta de las flores. Tómese un tiempo para considerar los puntos presentados anteriormente. Lo que aprenda lo ayudará a sobreponer cualquier duda en el momento de la acción.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • Es perfecta la explicación. Muchas gracias por las ideas.

  • >

    Compartir con un amigo