Jardín Técnicas de jardinería

Cuidando un Ficus en casa

Los Ficus son una ramificación de la familia moraceae. El gen contiene cerca de 800 especies, desde los viñedos y los arbustos hasta los árboles de leña. La mayoría de esta especie se originó en las regiones tropicales, pero también algunos han crecido de manera salvaje en las zonas subtropicales y templadas.

Esta planta es una de las más comunes y preferidas por las personas para tener dentro del hogar; sin embargo, desconocen que el ficus necesita de un cuidado especial para que siempre se mantenga saludable. Aunque, este cuidado no tiene que ser diario, sí se debe de hacer cada cierto tiempo.

Dependiendo en qué parte del mundo te encuentres; el Ficus necesitará de un cuidado personalizado; si bien es cierto, que puede mantenerse en climas fríos, este supone un cuidado específico para que pueda mantenerse durante la temporada de invierno.

Aquí en Visita Casas te diremos todo lo que necesitas saber sobre el cuidado de los Ficus, para que tengas una planta fuerte y saludable.

Conociendo a los Ficus

Las plantas Ficus vienen en dos géneros: las plantas femeninas y las plantas hermafroditas. Dependen de los avispones para ser politizadas, y las pequeñas ostiole están diseñadas especialmente para que el avispón pueda meterse dentro. Las plantas hermafroditas algunas veces son conocidas como caprifigs, ya que tienen menos sabor y se dice que “sólo una cabra podría comerlas”. Dentro de ellas está el hogar de los avispones, que se refugian en la fruta.

Además, una de las características de este tipo de planta es la secreción que suelen tener, la cual es llamada látex; esta solo es posible obtener cuando se corta cualquier parte de la planta; sin embargo, el Ficus es famoso ya que cuando florece, sus flores parecen más a un fruto.

El fruto más común que da el Ficus, especialmente el Ficus carica, es el higo y la breva. Aunque muchas personas les dicen frutos, estos son más parecidos a las flores que a un fruto en sí. Tanto el higo como la breva son comestibles; se suele hacer mermeladas, dulces y muchas veces se incorpora en las comidas saladas.

Los higos, suelen ser de dos sexos, los hermafroditas y los femeninos. Y su creación es gracias a las avispas; especialmente a la familia Agaonidea; quienes habitan en los higos hermafroditas y solo cuando estos maduran, las hembras salen en busca de los frutos inmaduros para colocar los huevos y esperar que nazcan las crías.

Gracias al proceso de polinización, las crías se pueden alimentar de las semillas y llegan a completar su desarrollo. Pero no todos los tipos de ficus necesitan de este proceso para poder tener frutos; ya que su sistema de polinización es totalmente diferente a los demás.

Existe un proceso que se llama esqueje el cual funciona por medio de la plantación; es decir, algunos Ficus dan frutos gracias a que son sembrados en tierra fértil. Sin embargo, la parte de la planta que se debe sembrar es el brote; y este se debe cortar en primavera.

Cómo cuidar a un Ficus dentro de casa

Como habíamos comentado antes, el cuidado del Ficus dentro de la casa suele ser muy fácil y sencillo; pero, no por esta razón debemos hacernos la vista gorda con esta planta. A pesar de que no necesita tantos cuidados, es necesario que le prestemos atención al menos una vez a la semana y estemos atentos a cualquier señal de enfermedad para que de esta forma podemos actuar rápido y poder tener una planta saludable que pueda llegar a dar frutos.

Existen ciertas reglas que necesitas saber sobre el cuidado de los Ficus, y aquí en Visita Casas te las diremos.

Crecen rápidamente

Una de las características especiales que tienen los Ficus es que es una planta que crece más rápido en comparación a las demás. Aunque no es una planta que requiere de muchos cuidados; si debes de prestar atención al menos una vez a la semana.

Dónde colocar el Ficus dentro de la casa

Lo primero que debes saber sobre el cuidado de esta planta es que los Ficus están acostumbrado a los climas cálidos y húmedos; aunque se adaptan perfectamente a cualquier tipo de clima, es necesario tenerlo en un lugar específico de la casa.

El Ficus NUNCA debe de estar en un lugar en donde le pegue la luz solar directamente; y también, debes evitar colocarlo en donde circule mucho aire, sobre todo si es aire frío. Lo ideal es colocarlo en una esquina que no esté muy cerca de la ventana.

Esta planta suele resistir muy bien a las altas temperaturas, siempre y cuando no le pegue la luz solar directamente. Puedes tenerlo dentro de la casa sin ningún tipo de complicación.

La limpieza de sus hojas

Una de las características más importantes del Ficus, es su capacidad de purificar el ambiente; gracias a su proceso de fotosíntesis, el poder que tienen estas plantas es mayor en comparación a otras. Es por eso, que es necesario que una vez por semana limpies sus hojas, ya que esto permitirá que la liberación de oxígeno se haga de una mejor forma.

El riego también es importante

Aunque el Ficus es una planta que soporta altas temperaturas; es importante regarla; sin embargo, se puede hacer una vez a la semana. Cuando sea hora de regar el Ficus, debes hacerlo con abundante agua, sobre todo, si es verano.

Además, no solamente debes echar agua en la tierra para que llegue hasta las raíces, sino también, debes regar sus hojas, ya que el calor excesivo puede hacer que se quemen rápidamente. De esta forma podrás refrescarlas y podrás ayudar a que se mantengan durante mucho más tiempo.

Agregando nutrientes

Otra forma de preservar a nuestro Ficus es dándole los nutrientes que necesita para que pueda crecer sano y fuerte. Como cualquier planta los Ficus necesitan de cualquier cuidado extra que podamos ofrecerle.

Puedes comprar estimulantes especiales para este tipo de plantas. Solo debes de recordar no colocar nada que sea industrial o tóxico en la tierra en donde esté plantado el Ficus, para que de esta forma puedas evitar que muera rápidamente.

Compra nada más productos naturales o tú mismo puedes hacer un compost que sirva para darle los nutrientes necesarios a esta planta para que crezca fuerte y saludable.

Podando a nuestro Ficus

Para que nuestras plantas se mantengan saludables, es necesario podarlas cada cierto tiempo. Lo mismo pasa con los Ficus. La poda para este tipo de plantas es muy necesaria, sobre todo, para evitar que crezcan demasiado.

Los Ficus tienen la característica de crecer con rapidez; es por eso, que la poda es importante; de esta forma se puede controlar el crecimiento y ayuda a darle la mejor formación posible.

El secreto para que la poda en los Ficus surja efecto es comenzar con las hojas en la parte superior. De esta forma, las hojas de la parte inferior se ven favorecidas y llegan a ganar frondosidad.

Dependiendo del tipo de Ficus que tengas entonces deberás evitar cortar alguna de las flores. En el caso de que se un Ficus nacido por esquejes; entonces, corta estas hojas y puedes sembrarlas en nuevas macetas para tener más ejemplares.

Cuando podamos un ficus, podemos ver como segrega su líquido, el cual es muy parecido a la leche. Este líquido llamado látex ayuda como cicatrizante de la propia planta. Es decir, funciona como sus glóbulos blancos.

Este líquido ayuda a que no se propague una infección. Es en este momento en el cual debes de estar atento; ya que, si se tarda en secar el látex, es muy probable que la planta tenga una enfermedad. Por eso, aunque el cuidado no es tan seguido, sí se debe hacer minuciosamente.

Para evitar que la planta muera o se infecte; puedes utilizar polvo de cabrón o cenizas para acelerar el proceso de cicatrización.

Las plagas dentro de los Ficus

Aunque los Ficus, cualquier especie de ellos, suelen ser muy resistentes tenemos que estar atentos a las plagas que puedan posarse en ellos.

Las plagas no suelen dañar con facilidad a este tipo de plantas, pero sí pueden causar efectos en sus hojas que pueden desencadenar que nuestro Ficus se enferme y muera si no le damos los cuidados necesarios.

Uno de las plagas más comunes en los Ficus y de la cual debemos estar siempre atentos son las cochinillas. Este tipo de plaga es un insecto hemíptero parásito de plantas que se reproduce por las noches; por eso es necesario revisar muy bien nuestro Ficus cuando le estemos dando mantenimiento.

La forma de acabar con esta plaga es con alcohol metílico; la mejor forma es colocando unas gotas del alcohol en un algodón y pasarlo por las hojas y el tallo; de esta forma, podrás eliminar esta plaga, los huevos y las crías.

No son arañas, son ácaros

Otra plaga común que vamos a ver en nuestros Ficus es la araña roja. Mejor conocida como ácaro y suelen alimentarse de las plantas que están en ambientes secos.

La mejor manera de saber si tu Ficus presenta este tipo de ácaros es verificar si tiene telarañas en sus hojas; este tipo de plaga, tiene la capacidad de tejer telarañas en las plantas.

Aunque es muy difícil que mate a la planta si se trata de un ácaro o dos; si puede dejarle serios daños en sus hojas. Estos aparecen en forma de manchas blancas; y se debe a que las crías que colocan estos ácaros se comen los nutrientes que produce el Ficus para vivir; y hacen que el proceso de fotosíntesis sea mucho más lento.

Las arañas rojas suelen salir en verano, sobre todo, si la planta está seca; por eso, el Ficus debe de estar siempre húmeda.

La mejor manera de acabar con este tipo de plaga es rociar agua constantemente a la planta y agregar algún tipo de acaricida que ayude a eliminar rápidamente los ácaros.

Por eso, es necesario revisar todas las semanas el estado de nuestras plantas, ya que es mejor saber con anticipación el estado de ellas y si presenta algún problema poder solucionarlo rápidamente y evitar que nuestra planta muera.

Los Ficus son plantas muy resistentes, pero aun así, requieren de nuestros cuidados. Si eres una persona que no tiene tanto tiempo para cuidar de plantas, esta es perfecta para ti; dedícale solo unos minutos semanalmente y tendrás una planta que además de ser duradera, dará a tu caso un aire de frescura y natural.

Referencias:

Cuidando a un ficus

Cómo cuidar un ficus: 3 pasos

Cómo cuidar los ficus

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • ¿porque amarillean las hojas por mucho o poco riego?

  • A mI experiencia es que la hoja se pone amarilla por exceso de riego

  • tengo un ficus desde hace 25 años y han aparecido por toda la casa bichitos negros voladores, son muy pequeños pero son muy molestos. ¿que puedo hacer? ¿a qué es debido?

  • Tengo un ficus hace 5 años y se ha puesto muy hermoso, quiero colocarlo en una maceta mas grande pues sus raices salen por debajo. esta afuera en una terraza y no le da el sol directo. todo el dia mucha luz. la abono una vez a la semana desde que empezo el verano.
    ¿He de podarla en algun momento?
    Muchas gracias.

  • Me han regalado un ficus, y lo voy a tener en el interior de casa, mi pregunta es si necesita mucha luz y cuanto hay que regarlo, porque he visto que no hay que regarlo demasiado
    Gracias.

  • >

    Compartir con un amigo