Jardín Técnicas de jardinería

Preparando su jardín para el invierno

Algunas personas creen que cuando el clima se hace un poco más frío y las hojas de los árboles empiezan a caerse, es momento de guardar las herramientas de jardinería y esperar a que vuelva la primavera. Esto es un error. El invierno es una época importante para mantener la salud de su jardín y para asegurarse la cosecha de frutas y hortalizas del año entrante (a no ser que tenga plantas perennes). Tal vez piense que la preparación necesaria le llevará mucho tiempo, pero la verdad es que es un trabajo que pueda hacerse en menos de un día.

Tomates

Cuando la temperatura nocturna es menor a los 10 °C por más de cuatro días seguidos, o empieza a haber escarcha en su zona (cerca de octubre o noviembre), sabrá que es el momento para preparar su jardín. Debería empezar por evaluar el diseño del jardín, chequear que plantas qué crecieron bien en la estación anterior y qué plantas no lo hicieron. El otoño es una buena época para decidir las plantas seguirán en su jardín y las que no.

También es una buena época para decidir si quiere plantar algunas especies nuevas para preparar el suelo para ellas. Para asegurarse de que su jardín sea colorido y saludable, asegúrese de plantar las especies más fuertes que puedan aguantar el invierno. Algunas especies que pueden resistir son la rudbeckia, la Áster Novi belgii, la Anémona Japonica, la panoja hyandea y los coles de Bruselas. Puede buscar información acerca de estas y otras plantas en las revistas especializadas o en su tienda de jardinería local.

Luego de que haya finalizado con esto debería empezar con la limpieza de su jardín. Lo primero será arrancar las malezas que hayan crecido y juntar las hojas caídas. Las malezas y las hojas podridas pueden atraer insectos y enfermedades que son peligrosas para el jardín. También debería deshacerse de aquellas plantas que ya están gastadas y debería cosechar algunos vegetales y otras plantas que sabe que no aguantarán el invierno. Luego de que haya pasado el otoño verá cómo se caen las hojas y se muestran las ramas podridas que pueden servir de abono. Recortar aquellas ramas de los árboles no es absolutamente necesario para la salud de su jardín, pero puede ayudar a que no se le caigan ramas encima y a que no tapen mucho el sol.

Si tiene árboles jóvenes, puede envolverlos y clavarles unas estacas al lado para que sobrevivan al viento y al frío. Poner un poco de paja y hojas sobre su jardín puede ayudar a protegerlo del invierno y de la nieve, y servir a la vez de fertilizante. Pero tenga cuidado de no hacer esto mucho antes del invierno, ya que puede crear un refugio para los insectos.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo