Técnicas de jardinería

¿Cómo favorecer el crecimiento de líquenes de jardín?

Tanto los líquenes como el musgo son plantas que a muchos les pueden parecer un tanto feas, muchas veces incluso se les compara con la mala hierba; sin embargo, el crecimiento de líquenes está más ligado a un entorno sano de lo que te imaginas.

Es por ello que en este artículo hablaremos de la importancia que los líquenes representan en nuestro jardín; y como promover que cubran con su hermoso color verde tanto las rocas como los troncos de los árboles que podamos tener. Y es que con el cuidado adecuado, puedes tener un tronco “derribado” o hueco en el jardín de manera decorativa y vestirlo de verde con líquenes o musgo; sin comprometer la integridad del resto de tus plantas. Así que olvídate de las superticiones y piensa verde; que es el color más hermoso que hay debido a su significado.

Las Maravillas de los Líquenes

A diferencia de muchas plantas, los líquenes son considerados parásitos por su característica peculiar de crecer sobre otras plantas. No obstante, el verdadero nombre de esta especie es epifitas.

Y los líquenes en particular tienen otra característica que las hace únicas: pueden sobrevivir en extremas temperaturas. Y no se trata de variaciones simples, o tolerables para el ser humano; los líquenes pueden existir a 70 C° o incluso -70 C°, sin embargo ¿por qué no las vemos en todas partes entonces?

Pues lamentablemente, los líquenes tienen una tolerancia mínima al dióxido de carbono. Tal vez sea debido a su mitad alga, y es que los líquenes son la simbiosis de una alga con un hongo.

Es por su distinguida poca tolerancia a la contaminación del aire, lo que hace que los botánicos, químicos y la comunidad científica en general; las utilicen para medir a priori el nivel de contaminación que hay en el aire dentro de una comunidad, ciudad o país.

Entonces, si en tu jardín comienzas a ver líquenes ¿qué crees que eso signifique exactamente? ¿Acaso es que un hongo maligno está apoderándose de tus plantas o será que el oxígeno de tu jardín es tan puro que formas antiguas de vida pueden prosperar gracias a ello?

Cuando analizamos la situación y la existencia de los líquenes de esta manera, nos damos cuenta que si aparecen; es porque estamos haciendo un buen trabajo con nuestro jardín y la naturaleza se está abriendo camino a través de él para replicar un edén en miniatura solo para nosotros.

Por eso, en lugar de hacer un artículo para explicar cómo remover los líquenes del jardín; estamos haciendo lo correcto: te explicamos cómo favorecer el crecimiento de líquenes. De una forma controlada pero natural, para que tu jardín luzca como un lugar mágico, y se respire la magia; que no es otra cosa que aire realmente limpio. Tan limpio que algunas personas sienten el impacto en sus pulmones sobremanera.

Si no son parasitarios ¿por qué decae la vitalidad de los árboles en donde crecen?

Ésta es una pregunta que a menudo en Visita Casas escuchamos cuando hablamos de promover el crecimiento del musgo o de los líquenes. Resulta que se tiene la idea errónea de que los líquenes son como los muérdagos; estos últimos sí toman sus nutrientes de la otra planta.

Por otra parte, el decaimiento en la vitalidad de un árbol no se debe a los líquenes; es todo lo contrario. Los líquenes aparecen porque el árbol está decayendo. No lo hacen para devolverle la vida al árbol, no. Aparecen en árboles que están llegando al final de su ciclo porque su corteza es más rugosa; lo que permite a los líquenes asirse con más firmeza.

El árbol continúa con su ciclo de vida mientras los líquenes prosperan, es fácil mal interpretar esta imagen; pero la verdad es que el árbol comienza a morir porque todos los seres vivos mueren, el musgo y los líquenes prosperan porque están comenzando sus ciclos de vida.

Hacer crecer líquenes o musgo

El siguiente método puede utilizarse en ambos epifitas; pero el mantenimiento de ambos varía un poco, sin embargo, ahora enfoquémonos en el inicio ¡hagamos crecer líquenes!

Para ello necesitaras lo siguiente:

  • Una botellas con un atomizador
  • Leche
  • 3 cucharaditas de liquen
  • Elegir una superficie donde sepas que va a prosperar

Parte de estos materiales hablan por sí solos y del procedimiento que debes seguir para hacer crecer los líquenes. Pero vamos a explicar ciertos puntos que pueden no estar muy claros.

Primero comienza por verter la leche en el recipiente con atomizador y luego el liquen que hayas raspado de otro lugar, sin embargo; debes saber que las condiciones ambientales de ese otro sitio deben ser similares a las del nuevo lugar donde quieres que prospere.

El liquen se desarrolla perfectamente en zonas húmedas, de sombra y por supuesto; con un bajo índice de contaminación. Además, a diferencia del musgo, puede estar en constante “remojo” mientras que si el musgo no está sobre tierra que filtra eficientemente el agua; se pudrirá y morirá a los pocos días.

La superficie en la que vas a verter la mezcla de liquen con leche puede ser una estatua, la base de una planta, el tronco de un árbol; etc. Mientras sea una superficie rugosa y con las condiciones climáticas idóneas, el liquen prosperará. Y ten en cuenta que no necesitas de un árbol vivo, aunque a estas alturas ya debe ser bastante obvio; pues puedes utilizar de base una estatua.

Es importante que no rocíes la superficie durante los días lluviosos ni mucho menos empaparla luego de agua; pueden empapar la superficie con agua antes, pero siempre espera a que seque. Este procedimiento repítelo una vez por semana y notarás que los líquenes comienzan a desarrollarse por su cuenta luego.

Cómo controlar el crecimiento de líquenes o musgo

El esparcimiento de los líquenes de forma descontrolada siempre se puede interpretar como negligencia de quien cuida el jardín. Basta con podar correctamente aquellos árboles cuya corteza se ha vuelto perezosa, raspar el liquen de la superficie con un cepillo de cerdas de plástico (nunca hierro); y en general, estar siempre atentos.

Y es que a veces no nos interesa el liquen en ciertas partes de los árboles, como lo son las bases de árboles frutales en donde se esconden los insectos del jardín. Por esa razón, con un cepillo de cerdas plásticas podemos controlar hasta donde llega el liquen.

Mientras que por otra parte, el musgo muere en la presencia del cobre, así que; si quieres hacer una escena decorativa y delimitar hasta donde llega el musgo, puedes utilizar un aro de cobre o implementar cobre en el paisajismo.

Lo que debes tener en cuenta

Los líquenes no prosperaran si el aire que los rodea no es puro, es por ello que se les consideran bio-indicadores de la calidad o pureza del aire. Así que si quieres hacer crecer líquenes que no están creciendo actualmente en tu jardín; ve entonces a zonas rurales y podrás recolectarlos incluso de las ramas caídas.

Para transportarlos necesitarás un frasco de vidrio o plástico o cualquier otro envase que te permita transportarlo de forma casi hermética. Si recoges una roca cubierta de líquenes o una rama, sólo humedécelo un poco con agua antes de cerrar el envase.

De hecho, puedes hacer crecer el liquen dentro de ese envase, quitando la tapa de vez en cuando y humedeciéndolo con agua. Y esto se debe a la manera en que crece o se desarrolla el liquen.

Recuerda que es la simbiosis entre un hongo y un alga microscópica, así que no esperes un crecimiento acelerado, pues “crecen” realmente, a razón de un milímetro cada año; siendo que su esperanza de vida, en las condiciones climáticas adecuadas, sea de más de 500 años.

El liquen realiza la fotosíntesis con la humedad del ambiente, al hacerlo, el alga alimenta al hongo; mientras que el hongo sirve como refugio para el alga. No necesitan luz directa; de hecho, te recomiendo no colocarlo nunca en una zona donde el sol le impactará directamente. El hecho de que puedan sobrevivir a temperaturas extremadamente altas se ha determinado a su crecimiento en zonas volcánicas.

Como plantas colonizadoras, se extenderán cada vez más, es su naturaleza; por eso debes tener en cuenta los consejos previos que te hemos dado para su control.

Ideas de paisajismo con líquenes

Los líquenes le dan carácter y una apariencia madura al árbol, la roca o el suelo por el que se expanden. Su colores rojizo, gris y verde; son perfectos para decorar con una temática similar a la marina u otoñal.

Si en tu jardín existen las condiciones ambientales para reproducir los líquenes, entonces te recomendamos que comiences por estudiar tus propias capacidades de jardinería para hacerlos prosperar de manera controlada. Recuerda, crecen lento; pero colonizan rápido, así que verás cómo se entienden en menos de 500 años.

Utiliza como punto focal una roca o, si aún no lo tienes; utiliza un tronco hueco y muerto para colocarlo en un punto de interés focal en tu jardín. La vida rebosante de energía en fusión con la decadencia que viene tras la muerte es parte de la estampa en la naturaleza; pero la muerte de un árbol no tiene que ser algo triste u horripilante, la naturaleza también lo hace parte de su belleza.

En el tronco muerto o la roca, aplica la solución de leche y líquenes, pero siempre de una sola especie de liquen por botella rociadora. Debes tener en cuenta las especie de liquen que estarás rociando; los colores de sus flores pueden embellecer o contrastar sobremanera con el resto de los colores en esa zona de tu jardín.

Otro consejo muy importante es:

No fuerces a tus plantas a crecer en las mismas condiciones que el liquen.

Muchos jardineros novatos comenten el error de querer hacer crecer el musgo bajo sus árboles bonsáis; el problema es que al hacer prosperar el musgo ofreciéndole las condiciones idóneas, literalmente matan al bonsái.

No hagas tú lo mismo con los líquenes, el entorno en el que vas a forzar su crecimiento debe ser idóneo tanto para el resto de las plantas como para ellos; olvida tus caprichos de estética al tratar de combinar los colores de ciertas plantas que necesitan más luz solar que humedad para prosperar.

Por último, recuerda que existen muchas especies de líquenes y que sin importar las condiciones climáticas naturales de tu latitud, podrías hacerlos prosperar con un poco de esfuerzo; solo intenta dar con la especia que mejor se adapte a tu latitud, pero no los busques en zonas donde la industria ha colonizado a la naturaleza.

Referencias

Descripción de Líquenes 

Los líquenes – Proyecto Biosfera

Líquenes y micorrizas

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • HOla,
    Mencionaste Liquen Natural para hacer crecer líquenes. Dónde se consigue? tiene otro nombre? Soy artista y quisiera experimentar con esto.
    mil gracias

  • Muy interesante Nilda y bonitas aficciones.
    Me fascina la decoración rústica y tengo un jardín de interés científico. Siempre me han fascinado los musgos, líquenes y helechos. Pretendo hacer una colección de este tipo de plantas con sus nombres científicos. Vivo en la parte nordeste de León.
    SALUD Y AMOR

  • Hola Chema, gracias por tu mensaje y por tus generosos comentarios.

    Los musgos y líquenes no son muy comunes en los jardines pero, aquellas personas a las que les gustan, ciertamente se vuelven fanáticas dado que este tupo de plantas tienen su encanto.

    Saludos y toda la gente de León y mantennos al tanto del progreso del jardín.

    Hasta pronto!

  • Hola Luis, el liquen natural es sencillamente el líquen que tomas de la naturaleza y lo transplantas a tu propio jardín para hacerlo crecer. De allí deriva su nombre de “natural” dado que procede de la misma naturaleza.

    No tiene otro nombre salvo ese, y en general, al menos que sepamos, no se compra en ningún comercio.

    Saludos y dinos cómo marcha el progreso del jardín.

  • >

    Compartir con un amigo