Técnicas de jardinería

Diseño de jardines minimalistas

Actualmente, los jardines minimalistas han conseguido atraer a un gran número de seguidores e interesados en adoptar este nuevo estilo en decorar espacios exteriores, en este caso. El diseño minimalista representa la sencillez en su estado puro, y generalmente viene representado por colores suaves como los blancos en sus elementos, o en algunas situaciones los negros, donde suelen hacer un bonito contraste si aplicamos blancos a su vez. A diferencia de otros jardines, este estilo se centra en el material empleado y no en la planta.

En este tipo de decoraciones, sobran la mayoría de elementos que anteriormente nos hubieran decorado a la perfección nuestro recinto, ya que aquí reina lo simpe, las líneas rectas y la poca dedicación que se le ha de prestar a lo expuesto, ya que en la mayoría de los casos, no requieren un mantenimiento tan dedicado y delicado como a un jardín convencional. De esta forma, primará un jardín simple, mostrando elegancia y ocultando complejidad, indicado para personas que no quieren o disponen de tiempo para entretenerse en sus cuidados.

Si decidimos diseñar este estilo de jardines tendremos que contar con una parcela no muy reducida, ya que lo que pretendemos reflejar es una sensación de amplitud. Tendremos que colocar vegetación silvestre plantando estas semillas, y donde predominen los colores vivos y gracias éstas, pronto oiremos los cantos de los pajaritos que se acercarán, dando vida a nuestro jardín.

Vistiendo nuestro jardín

Los elementos decorativos serán muy escasos, pero podrán ser similares a los que se emplean para decorar el interior de la vivienda, con el fin de alcanzar la armonía entre el interior y el exterior. Una de las primeras sensaciones que nos ha de proporcionar el jardín ha de ser la tranquilidad, que nos transmita esa calma que tanto buscamos cuando llegamos cansados y lo único que deseamos es descansar y relajarnos.

Consejos, materiales e iluminación

• Consejos

Un consejo que podríamos aplicar seria destinar una gran proporción del jardín a ser de césped, éste quedará estupendamente con la combinación de una tarima simple y fina, de color clarito o madera, que lo atraviese y nos conduzca a un rinconcito en sombra donde podamos contemplar una panorámica del jardín por medio de una mesita con sillas modernas, o incluso una pérgola con un par de hamacas. Generalmente, el diseño del escaso mobiliario que lo decora, como hamacas, mesas o sillas, suele emplear formas modernas e innovadoras.

• Materiales

Utilizaremos también materiales industriales como el acero y vidrios para decorar algún saliente en la pared que nos pueda servir como banco o pasarela. Otra opción es colocar alguna fuente cuyo caudal sea flojo y nos conduzca a la relajación. Las puertas que dan al jardín, son muy recomendables que sean cristaleras, ya que de esta forma podremos apreciar una vista total sobre el jardín y esto evitará que tengamos el edificio enfrente del jardín simplemente como si de un muro se tratase.

• Iluminación

Tendremos que iluminar cuidadosamente nuestro jardín, si disponemos de una fuente, podríamos iluminarla desde el fondo por sus paredes, para hacerla resaltar sobre los demás elementos. En cuanto al resto, una iluminación desde los laterales del jardín iluminando los muros, sería una muy buena opción, pero si tuviéramos un jardín muy extenso, tendremos que colocar algún tipo de lámpara para ubicar en algunas zonas centrales para mantener el equilibrio.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo