Técnicas de jardinería

Los fertilizantes y su uso en casa

Comúnmente utilizados para promover el crecimiento de las plantas, los fertilizantes se aplican en el suelo luego de ser obtenidos naturalmente o a través de procesos químicos. Debido al hecho de que los productos naturales son generalmente más saludables que aquellos que son manufacturados, los fertilizantes naturales generalmente son la mejor opción.

En Visita Casas de hecho tenemos cierta aversión a usar fertilizantes químicos, sin embargo; las cosas pueden ser un poco diferentes dependiendo del tipo de planta a tratar y el entorno en el que nos encontramos. Si eres de las personas que tienen plantas en interiores y no cuentas con el espacio abierto necesario para fabricar tu propio compost; este artículo entonces te será de gran ayuda, pues hablaremos de un gran fertilizante para utilizarlo dentro de casa.

Por supuesto, esta es una de las tantas alternativas; te recomendamos que pongas a prueba nuestra opinión y la compares con tus otros métodos para mantener nutridas tus plantas, no asumas esto como la solución definitiva.

Aprende a nutrir correctamente las plantas de interiores

El compost o abono se puede producir en casa fácilmente, sin embargo; ya que se produce fauna a medida que los componentes orgánicos se van descomponiendo (gusanos, larvas, mosquitos de la fruta; etc). Y que también debes airarlo correctamente para su correcta descomposición; fabricarlo en un apartamento no es lo más recomendable, en especial apartamentos pequeños sin balcón o terraza.

Para las personas que cuentan con esa clase de espacio, recomendamos que adquieran plantas de interiores como cactus o incluso un bonsái. Pero, el abono a utilizar en este tipo de plantas para obtener el mejor resultado; por lo menos en nuestra experiencia, es el abono químicamente procesado denominado abono foliar.

Este abono particularmente efectivo para las plantas de interiores no debe tomarse a la ligera; es necesario saber utilizarlo, pero también es importante que seamos conscientes de cómo está compuesto exactamente. Por esa razón, antes de comenzar a profundizar en la tierra de nuestras plantas; hablemos detalladamente del abono foliar.

Características del Abono Foliar

Aunque las marcas varían de tanto en tanto, los lineamientos establecidos hacen que este abono sea particularmente igual en cualquiera de sus presentaciones; eso lo podremos ver tan sólo detallar el reverso de la bolsa en la que viene (de preferencia adquiere el que viene en empaque reciclable).

20-20-20. Esos tres números nos indican a nosotros los botánicos o apasionados de la jardinería un detalle muy importante. Son los valores de Nitrógeno, Fósforo y Potasio.

Cuando el Nitrógeno, Fósforo y Potasio están perfectamente balanceados, entonces estaremos frente a un abono foliar dedicado a cuidar el verde de nuestras plantas; es excelente para el musgo de los bonsáis, entre otros.

Por otra parte, tenemos el abono foliar cuyos valores son 5-10-40, y te preguntarás ¿Por qué? Pues la respuesta es que el potasio ayuda a fructificar y a florecer a las plantas.

Es decir, tendremos dos presentaciones (que son las que te recomendamos usar) según sea el caso y nuestras necesidades; o mejor sea dicho, las necesidades de nuestras plantas.

Verdear y/o florecer y fructificar.

¿Cómo utilizar el abono foliar?

Grandes dudas se cuecen entorno a este tema que para muchos incluso termina siendo un dolor de cabeza y hasta pueden terminar matando sus plantas por intoxicación.

Es por ello que utilizar abonos químicos no es recomendado en manos inexpertas; debes cuidar desde la cantidad que aplicas en tus plantas hasta quién está cerca cuando lo aplicas, ¿el bebé, el perro?; recuerda que son productos alterados químicamente para cumplir efectivamente una función, pero de resto son capaces de causar efectos secundarios negativos.

Pero volviendo al tema ¿cómo debes utilizar tu abono foliar?; pues lo primero que notarás es que el empaque viene con 1 Kg de abono foliar en polvo. Su apariencia es similar a la avena o a la tierra de diatomeas; por eso debes mantenerlo lejos del alcance de los niños y bien identificado.

Muchas personas (con todo derecho) formulan preguntas como ¿Cuánto debo echar de abono a mis plantas? ¿Cada cuánto tiempo debo echarles abono a mis plantas? ¿Cómo debo echar el abono a mis plantas? Todas preguntas válidas y, aunque los fabricantes suelen aclararlas en la información de empleo del empaque; es bueno que alguien con experiencia confirme lo que dicen esas letras pequeñas y aporte uno que otro consejo.

¿Cuánto abono se debe utilizar?

Fertilizantes

Fertilizantes

La cantidad que debes utilizar deberá ser siempre de 2 cucharadas pequeñas bien disueltas por cada litro de agua. Dicho esto, queda también respondida la pregunta de ¿cómo colocar el abono en las plantas?

Siempre debe ser diluido en agua y rociado por todas las hojas y brotes de flores en tal caso que haya alguno. Cabe destacar que el procedimiento de que la planta absorba los nutrientes por la raíz para luego llevarlos por el tallo hasta las hojas queda totalmente simplificado.

El abono foliar 5-10-40 se aplica directamente sobre las hojas de la planta y ésta absorbe todos esos nutrientes de manera prácticamente inmediata, es decir; no riegues tus plantas (en especial las hojas) justo después de aplicarles el abono foliar.

¿Cada cuánto tiempo debo abonar mis plantas?

Este tipo de nutrición para nuestras plantas requiere un poco más de ahínco que el abono normal, sin embargo; recuerda que no debes excederte puesto que podría significar la muerte de las plantas.

El tiempo estimado más conveniente para foliar las plantas es cada quince días; puede que no necesites utilizar todo el litro de agua, en ese caso, asegúrate de preparar sólo lo necesario y utilizar una balanza de gramos para utilizar la cantidad de abono correcta.

En lo posible, asegúrate de que nunca quede solución de abono en la botella rociadora para la siguiente vez que te dispongas abonar tus plantas; siempre utiliza abono recién diluido. Esto quiere decir que, una bolsa de 1 kilogramo puede rendir para más de un año e incluso dos años si no tienes muchas plantas. Si sólo estás atendiendo un bonsái o un cactus, una sola compra te bastará para mucho tiempo.

Y es que las personas olvidan un detalle: las plantas no son consumidoras de recursos, ni siquiera de tiempo ¿o es que acaso sientes que regar tus plantas te roba los minutos más preciados de tu vida?

Cuidar de las plantas es más económico que alimentar a cualquier mascota o ser humano; y a cambio de tan poco nos dan todo lo que necesitamos para poder vivir. Es por ello que la jardinería resulta tan placentera; cuando tomas conciencia del poder de la vida que estás cuidando, es cuando comprendes cómo todos estamos conectados y cómo podemos ser más sin necesidad de consumir más.

Bajo ningún concepto quiero utilizar abonos químicos

Si eres de las personas que han tenido malas experiencias o han visto como un grupo de plantas enteras mueren por culpa de un fertilizante o abono químico; de seguro no querrás tener nada que ver con el abono foliar que acabamos de mencionar.

Te repetimos, si no tienes el espacio para fabricar tu propio compost (puesto que en verdad necesita airearse para descomponerse correctamente); entonces lo mejor es que compres la tierra ya preparada y también adquiere algo de humus.

El humus es un abono natural que puede ser el resultado de una descomposición vegetal o del trabajo de las lombrices de tierra. Criar lombrices es una labor realmente delicada que demanda tiempo, conocimiento, paciencia y esfuerzo; por lo que, si vas a dedicarte a ello, lo mejor es que culmines de leer este artículo y vayas a uno dedicado únicamente a cómo elaborar humus de lombrices.

El humus vegetal por otra parte es el preferido por la mayoría de botánicos aficionados o jardineros inexpertos; es simple, sencillo, económico, natural ¡Todo lo que no es el abono foliar!

Para utilizarlo deberás simplemente mezclarlo con algo de tierra preparada y; una vez tengas una cantidad similar a tres puños (cantidad que variará dependiendo del tamaño de la planta); entonces puedes colocarlo en la base de tus plantas.

El proceso de fotosíntesis y “digestión” de la planta en este caso ocurre con mayor naturalidad. Las flores florecerán, el color verdoso brillará; pero todo según la velocidad de su ciclo natural; razón por la cual el abono de foliar es elegido por los paisajistas.

¿Cómo alimentar las plantas con el abono de humus?

Como ya hemos mencionado antes, deberás mezclar tierra preparada con humus, dichas proporciones deben ser a partes iguales.

Luego coloca la mezcla en la base de la planta y simplemente deja que poco a poco, a través del riego y el paso del tiempo; la planta absorba los nutrientes. Algo maravilloso de utilizar abono natural es que, si el abono foliar te sorprendía por lo poco que usabas cada vez y los lapsos de tiempo; el abono natural te dejará con la boca abierta ¡este proceso debes hacerlo cada 3 meses!

Y eso es exagerando, puesto que en realidad puedes realizarlo 3 veces al año y; anualmente, cambiar la tierra de tus plantas. Por esta razón insistimos que cuidar de las plantas es algo económico y sencillo una vez te has informado.

Y es triste que muchas veces las personas llegan a las puertas de Visita Casas pidiendo asesoramiento porque sus plantas parecen propensas a morirse, se ven decaídas, les falta brillo; cuando hacemos la gran pregunta “¿hace cuánto no le dan de comer?” la respuesta tiende a ser “nunca, tenemos dos años con ella y siempre la regamos, pero, ¿cómo que darle de comer?”

No amigos, que una planta no sea carnívora no significa que no necesite alimento. Imagina lo que le sucedería a tu mascota o a ti mismo si dejarás de comer por tres meses.

Una vez cada tres/cuatro meses es suficiente para darle los nutrientes necesarios a nuestras plantas a través del humus vegetal o de lombrices. Eso en caso de que hayas decidido no utilizar abono foliar.

Consejos finales

Dependiendo de la latitud en la que vivas, a pesar de estar tratando con plantas de interiores; las cosas pueden resultar un poco diferentes para ti, en comparación a como lo son por ejemplo para nosotros aquí en Visita Casas.

Es imposible abarcar todas las posibilidades en un solo artículo así que, aquí te dejamos un video con consejos básicos en donde se tratan los posibles y más comunes errores que se comenten a la hora de la fertilización y; si quieres una respuesta más específica que se adapte a tu caso particular, sólo tienes que comentar y con gusto te rersponderemos.

Referencias

Fertilizantes Quimicos: Concepto de fertilizantes quimicos

Fertilizantes químicos usos y consecuencias en la agricultura

¿Cuáles son los beneficios y riesgos del uso de fertilizantes químicos?

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo