Muebles para el hogar

Cuidados de sofás de cuero

El sofá (o sillón como le llaman en algunos países) es uno de esos lugares sagrados de nuestra casa que todos amamos. Ya sea para reuniones sociales o para descansar luego de un largo día de trabajo; los sofás de cuero definitivamente se pueden catalogar como una de las maravillas inventadas por el hombre.

No obstante, esa suavidad que muchas veces nos muestran en las publicidades se escapa un poco de la verdad. Los sofás de cuero, por naturaleza del material; no son maravillosamente suaves como una nube ¡pero pueden serlo! Siempre y cuando lo cuides bien.

Por eso, en este artículo de hoy en Visita Casas; queremos contarte todas las técnicas y trucos que puedes implementar para cuidar el cuero de tu sofá y para que esté siempre en esas condiciones celestiales que nos muestran en los comerciales.

Productos para limpiar tu sofá de cuero

Allí donde hay un mueble de cuero, el aroma de la estancia cobra carácter. Por esa razón, es importantísimo que utilicemos productos que no desvirtualicen este atractivo aspecto de nuestro sofá de cuero.

A continuación, hablaremos de varios productos y técnicas de limpieza que puedes aplicar en tu sofá sin comprometer la integridad del material. No importa si acostumbras a utilizar químicos o si prefieres limpiar siempre al natural; las distintas opciones que te daremos sirven para cualquier estilo de vida.

Debes tener en cuenta cuáles son los productos indicados para limpiar tus sofás de cuero.

Suavizante

El jabón suavizante es una excelente manera de poder suavizar un poco el cuero duro. Este acondicionador de cuero ha existido por cientos de años. De hecho, era el utilizado por los vaqueros para mantener las monturas y otras vestimentas de sus caballos en buena forma.

Por supuesto que, la fórmula de este producto ha ido mejorando con el paso del tiempo gracias a la tecnología. Ya no encontrarás específicamente el que era utilizado en esa época; y era necesario, pues el cuero de los sofás es mucho más noble.

Vaselina

La vaselina es algo que todo el mundo tiene en casa y, si tu no tienes; entonces no debería ser un problema adquirirla, ya que es muy económica.

Siempre recomendamos que, antes de probar la vaselina para limpiar el sofá de forma completa; hagas una pequeña prueba en una zona poco visible. Algunas fórmulas de vaselina pueden ser muy intensas para cueros delgados.

Una buena manera de estar tranquilos al momento de hacer la limpieza es utilizar un paso suave el cual deberás impregnar con vaselina y; un trapo seco.

Remueve el exceso de vaselina inmediatamente y permite que el cuero absorba únicamente pequeñas cantidades. Repite el proceso varias veces si es necesario; pero nunca dejes la vaselina “actuar” sobre el cuero.

Crema de afeitar

Por extraño que parezca, las propiedades de la crema de afeitar son geniales para limpiar el cuero tanto de los sofás como de otras piezas. Puedes probarlo en zapatos de cuero o el asiento de cuero de tu auto; verás que queda muy limpio.

Utilízala sobre un trapo mojado y limpio para suavizar el cuero. Es sorprendente el resultado en cuanto a suavizado de la textura; no lo olvides.

Aceite de Visón

Si tienes varios artículos de cuero y te gusta cuidarlos; entonces seguramente habrás escuchado en algún punto a alguien recomendándote aceite de Visón.

Este aceite es el favorito de muchas personas que tratan y mantienen piezas de cuero como botas, pantalones y chaquetas. Es un producto relativamente económico; pero deberás comprar una cantidad un poco mayor a la que compraría una persona para cuidar su chaqueta.

Opciones caseras

Entre las alternativas caseras y 100% naturales; podría decirse que la lanolina es el aliado natural por excelente para limpiar el cuero. No obstante, también hay productos que, si se mezclan en las porciones correctas; son perfectos para limpiar los sofás de cuero.

Un ejemplo claro es la mezcla de 500 g de bálsamo, también llamado ungüento de leche y 100 mililitros de glicerina. Esta opción es especialmente efectiva cuando tienes grandes muebles de cuero y poco presupuesto para invertir en tratamientos químicos.

Aunque si el presupuesto es el principal problema que tienes; te recomendamos utilizar los limpiadores y acondicionadores de cuero CPR.

Estos productos se hacen de ingredientes 100% naturales y, además de suavizar; también ayudan a remover la suciedad, los restos de comida y el sudor. De hecho, este acondicionador también ayudará a cubrir pequeños rayones en su sofá de cuero.

La técnica secreta para limpiar tu sofá de cuero

¡Así es! La clave para tener un sofá de cuero en perfectas condiciones no solo se basa en utilizar los productos adecuados; se debe mantener una rutina de limpieza muy específica y bien cuidada.

Además, el procedimiento de limpieza de un sofá de cuero no es tan simple como muchos piensan. Sí es cierto que no se trata de ninguna ciencia ultra compleja; pero si no sigues los pasos al pie de la letra, perjudicarás el cuero de tu sofá eventualmente.

Te revelamos la técnica para limpiar tus sofás de cuerpo.

Por eso, toma nota de los pasos que debes seguir para que tu sofá luzca y se sienta como el primer día.

Antes de limpiar debes retirar el polvillo y escombrillos

Son muchas las personas que comenten el error una y otra vez de “limpiar” su sofá sin antes haber retirado todas esas pequeñísimas partículas de polvo. Y esto es un grave error.

Como de seguro habrás notado, con el pasar del tiempo la apariencia del cuero pasar de ser lisa y uniforme; a tener un semblante similar a arañazos desiguales y en todas direcciones.

Esta apariencia que suele aparecer primero en la parte del sofá que queda justo detrás de nuestras rodillas cuando nos sentamos; se produce por la fricción de esas pequeñas partículas y nuestros pantalones.

Son esas partículas de escombrillos y polvillo lo que daña la textura del cuero.

Por supuesto, ese desgaste diario es prácticamente imposible de evitar que suceda. Pero lo que sí puedes evitar, es pasar un paño con vaselina por todo tu sofá sin antes haber removido todas esas partículas de polvo.

Recuerda que debes quitar el polvo antes de limpiar.

Esta es una regla de oro. Antes de limpiar el sofá, utiliza una lija de piel o un paño suave para retirar todas esas partículas que a simple vista no se ven pero que sabemos están allí.

Puedes llevar este pequeño paso de limpieza a otro nivel y, con la ayuda de una aspiradora; eliminar todas esas partículas de polvo, en especial las que se acumulan en las juntas del sofá.

Higienizar y acondicionar

Si sabemos que a diferencias de muchas texturas el cuero necesita un acondicionador especial para mantenerse suave y sano ¿por qué insistimos en limpiar pasando un simple trapo y ya?

Antes de enfocarte en la limpieza de tu sofá, asegúrate de pasar un algodón humedecido con alcohol sobre toda la superficie para higienizarlo.

Es importante que el cuero quede limpio.

Podrán ser microscópicas, pero las bacterias también destruyen el cuero con el pasar del tiempo.

Una vez higienizado tu mueble; ten en cuenta que un acondicionador puede variar en su forma de aplicarlo de acuerdo al fabricante. Solo asegúrate de que el acondicionador que compres sea compatible con el cuero de tu sofá.

Limpia el líquido derramado al instante

Jugo, licor y bebidas gaseosas. Por alguna razón (sobre todo si vives con niños, adolescentes o con hombres); nuestro sofá es un imán que atrae el líquido dentro de los vasos y latas que las personas toman cuando se sientan en él.

Aunque muchas veces no nos damos cuenta de pequeños derrames; la verdad es que muchas personas se toman a la ligera un poco de cerveza derramada en el sofá de cuero.

Cuando este tipo de accidentes ocurren, debes limpiar el líquido derramado de manera inmediata ¡pero no con un simple trapo! Lo ideal es utilizar una esponja o papel absorbente para retirar la mayor cantidad de líquido del cuero.

No dejes que los líquidos derramados se sequen.

Luego, con un trapo seco; se debe limpiar la zona afectada. Por último, es aconsejable utilizar un poco de agua tibia y un paño suave para limpiar la zona que fue afectada.

Estamos hablando de tres niveles de limpieza que deben ocurrir tan pronto como nos damos cuenta que el líquido se ha derramado. Por esa razón, es más fácil establecer una regla de “prohibido tomar cualquier bebida que no sea agua cerca del sofá”

¡No utilices agua y jabón!

Como lo lees. A diferencia del tapizado de otros muebles; el tapizado de cuero no debe limpiarse con agua y jabón, podría decirse que es un crimen.

No importa qué tan horripilante sea la mancha que queremos limpiar, siempre puede ponerse peor si se utiliza agua jabonosa para limpiarla.

Así que, si eres de los que salen corriendo con la botella de lavaplatos líquido a limpiar el cuero de tu sofá; te decimos que las manchas actuales no se deben a lo que se derramó, sino al producto que has estado utilizando.

No utilices cualquier trapo

Los trapos o paños ideales para limpiar los sofás de cuero son aquellos de microfibra. Este tipo de material es excelente para remover el polvillo y micro partículas; ya que lo hacen de una forma suave, evitando que las partículas de polvo provoquen ese tan odiado efecto de arañazo en el cuero.

¡Reparar tu sofá es posible!

Si luego de leer este artículo notas que has estado haciendo mal las cosas y tu sofá luce como algo viejo y para nada cómodo ¡no te preocupes! Todo tiene solución, y no; no estoy hablando de tirarlo a la basura y comprar uno nuevo ¡Puedes reparar tu sofá!

Lo mejor de todo, es que puedes repararlo con tus propias manos allí en tu casa; solo necesitas un producto especial para estas situaciones.

Aunque no lo creas sí se puede reparar un sofá de cuero

Primero que nada, prepara tu sofá como si fueses a hacer una limpieza cotidiana. Es decir, retira el polvillo, higieniza las zonas, aplica acondicionador o champú para cuero.

Ahora lo interesante

Una vez que has terminado los pasos básicos y vitales para toda limpieza, pasemos a lo interesante.

En las tiendas especializadas en productos de cuero podrás encontrar un producto conocido como “cuero líquido”. Este producto es literalmente cuero líquido. Y puede cubrir desperfectos en un sofá hasta el punto de dejarlo mejoro que nuevo.

Se trata de una resina que puedes aplicar con una esponja especial (que también te venderán) y, con estos dos elementos; no solo podrás sellar esos arañazos que le dan un aspecto tan anti estético a tu sofá.

Este producto permite reparar esas zonas donde haya roturas, quemaduras y manchas. Es como pintar una pared. El cuero líquido se acoplará a la huella del cuero de tu sofá y sellará las imperfecciones.

Utiliza solo productos para cuero.

El único detalle de este material es que necesitarás comprar luego un producto distinto para igualar el color de la reparación con el color original de tu sofá.

Aunque, desde nuestro punto de vista aquí en Visita Casas; realizar este trabajo es mucho más gratificante y reconfortante que simplemente tirar nuestro sofá y gastar en uno nuevo.

¡Inténtalo! Devuélvele a vida a esa pieza de mobiliario tan importante de tu hogar invirtiendo un poco de dinero y mucho esfuerzo con cariño.

Referencias:

  1.  Consejos para el mantenimiento de tu sofá de piel
  2. Cómo limpiar sillones de cuero
  3. Cuidado y limpieza del cuero
  4. Cuidados y limpieza de los sofás de piel o cuero de colores
  5. Cómo cuidar los muebles de cuero: 8 pasos
  6. Consejos para cuidar los sofás de piel
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo