Niños Decoración infantil Seguridad para el hogar

27 Consejos para la seguridad y salud de los niños

Una de las cosas más importantes que podemos hacer por nuestros hijos es mantenerlos seguros, y podemos empezar a hacerlo ahora dándoles las mejores herramientas y consejos para que los utilicen. 

En este articulo, encontrarás los consejos que utilizamos para ayudarnos a mantener a nuestros hijos a salvo de cualquier daño. También incluiremos una lista de comprobación para ayudar a los padres a asegurarse de que están tomando las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de sus hijos.

Cuando se trata de la salud y la seguridad de los niños, hay muchas cosas que los padres pueden hacer para mantenerlos seguros.

¿Qué se debería hacer para incrementar las seguridad y salud de sus niños?

1. Siempre mantenga al niño limpio y prolijo.

2. Corte sus uñas adecuadamente con mucho cuidado.

3. Remueva los pañales sucios y limpie sus partes con jabón.

4. Tenga cuidado con los genitales, ya que las infecciones son comunes en ese área. Estas partes deberían mantenerse secas.

5. El cuidado del cuero cabelludo es muy importante. Las infecciones y la dermatitis pueden ser prevenidas con la limpieza adecuada.

6. Los vestidos apretados pueden causar irritación, por eso las ropas deberían estar sueltas y permitir la circulación del aire.

7. Los cuartos deberían tener suficiente luz y ventilación. Deberían estar libres de polvo e insectos.

8. Camas separadas, preferiblemente aprueba de agua, son necesarias para los niños. 

9. Siempre mantenga juguetes musicales cerca del bebé.

10. Mientras sostenga al bebé, tome su cabeza con la mano. Como los músculos de su cuello son débiles, una caída brusca de la cabeza puede ser peligrosa.

Pordría interesarte...  Colocando cámaras de seguridad inalámbricas en casa

11. La leche materna es la mejor nutrición que puede recibir un bebé, y además será una experiencia que promoverá el apego emocional. La amamantación debería realizarse con la madre sentada. También es necesaria una limpieza buena del pezón. Durante el periodo de lactancia, la madre debería llevar una dieta nutritiva.

12. Si ocurre alguna contraindicación para el darle leche de sus senos, se le puede dar leche de vaca. La botella debe ser limpiada con un poco de agua caliente y debería mantenerse cerca hasta el próximo uso.

13. La leche de la vaca debería ser hervida y luego entibiecida. Algunas enfermedades como la tuberculosis bovina y la brucelosis se gestan en la leche cortada.

14. Algunos niños son alérgicos a algunas sustancias como la comida, la leche, los vestidos, los cosméticos, etc. Trate de encontrar el material que causa la alergia y evítelo.

15. Las redes para mosquitos deberían ser usadas regularmente. Ciertas enfermedades como la malaria, el dengue y la fiebre amarilla son transmitidas por las picaduras de los mosquitos. Además, las picaduras pueden producir erupciones en la piel con algunas reacciones alérgicas. Esto puede producir molestias en el sueño.

16. Se debería mantener una atmósfera calmada, serena y tranquila para que el niño duerma bien. Comparados con los adultos, los infantes necesitan más sueño. Se dice que la activación de las hormonas de crecimiento sucede durante el sueño.

17. El desarrollo del crecimiento, del comportamiento, de la motricidad, de la personalidad social, del lenguaje y demás, debería ser notado en relación a la edad. Sin embargo, los padres necesitan no ser ansiosos, ya que se experimentan variaciones de individuo a individuo.

Pordría interesarte...  Peligros sobre la radiación electromagnética en el hogar

18. Se debe registrar el crecimiento midiendo la altura y el peso.

19. En los primeros meses de vida, el infante puede defecar luego de cada comida. Cuando el niño crezca se le debe dar un entrenamiento de inodoro propio. El infante puede sentarse en el inodoro luego de 10 meses.

20. El asiento del inodoro debería ser limpiado con líquido antiséptico antes y después de cada uso. No debería ser compartido con otros niños. Los muebles para el bebé también deben tener una limpieza especial.

21. Si el bebé muestra signos de estrés como llanto excesivo, convulsiones, fiebre, dureza del cuello, vómitos frecuentes, diarrea, decoloración del cuerpo o dificultad para respirar, debería prestar atención y consultar un médico.

22. Para aumentar la seguridad en la habitación del bebé debería mantenerse un botiquín de primeros auxilios con algodón estéril, materiales para vestir, loción anti séptica y demás ungüentos. Además debe mantenerse a mano los números del doctor, la ambulancia, la policía, etc.

23. La medicina del niño debería ser puesta en una caja separada. La información acerca de la dosis y los modos de administración debería ser escrita en un papel junto con la caja.

24. Cuando esté conduciendo, mantenga al bebé en un cinturón de seguridad separado.

25. Cuando salga con el bebé, tenga una tarjeta de identidad con su número de teléfono y dirección adentro de su pequeño bolsillo.

26. Cuando el infante empieza a caminar, siempre acompáñelo para prevenir que se caiga y se lastime.

27. En caso de emergencia tome las medidas de primeros auxilios y llévelo al hospital más cercano.

Pordría interesarte...  Enseñando a un niño a comportarse bien

Un consejo extra:  Secretos para exponer a los niños al aire libre

La respiración de un poco de aire puro es, en todo momento y bajo cualquier circunstancia, indispensable para el buen desarrollo del infante. El lugar donde se lo tenga entonces debe ser grande, bien ventilado, en una parte elevada de la casa y debe estar ubicado de manera que reciba un buen flujo de aire y luz. Por la misma razón, el cuarto en donde duerma el infante debería ser largo y el aire debería renovarse frecuentemente, ya que nada es más perjudicial a su salud que dormir en una atmósfera impura y caliente. Por eso, la costumbre de poner cortinas gruesas alrededor de su cuna debe ser evitada. Este método sólo sirve cuando defiende al infante de alguna ráfaga de aire frío. 

El momento indicado para llevar al infante al aire libre debería ser, por supuesto, determinado por la estación del año y por el estado del clima. “Un infante delicado que haya nacido a fines de el otoño no debería verse beneficiado del aire fresco en este clima, hasta que empiece la primavera y, si los cuartos en donde se lo deja son largos, limpios y bien ventilados, no sufrirá y podrá escapar a cualquier tipo de afección respiratoria, que son una frecuente consecuencia a la exposición del infante a una atmósfera fría y húmeda.” Sí, sin embargo, el niño es fuerte y saludable, no debería perderse la oportunidad de llevarlo al aire libre en ciertos períodos. Está probado que es la experiencia más vigorizante y vivificante que puede tener el sistema.

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

  • >