Niños Seguridad para el hogar

Asientos para niños para el auto

Si usted tiene hijos o planea tenerlos, una de las cosas más importantes que necesita comprar es un asiento especial para el auto. Existen muchos asientos para niños de los cuales escoger, y asegurarse de que usted adquiere el indicado es algo muy importante.


Los asientos para autos para los niños generalmente se dividen en categorías, que los fabricantes llaman etapas. Estas etapas son la etapa uno (o grupos de cero a algunos meses de vida), etapa dos (o grupo uno), etapa tres (o grupo dos) y, finalmente, etapa cuatro (o grupo tres). Existen algunos asientos que pueden modificarse a medida que su hijo va creciendo y que pueden amoldarse a distintas etapas y/o grupos.

El primero de los grupos principales de asientos para niños para el auto es el asiento con frente hacia atrás para los niños en la etapa uno. Estos asientos son utilizados desde el nacimiento hasta los nueve meses o para los infantes que crecen hasta 10 kilos. Existen algunos que también sirven para ser utilizados de los 12 a los 15 meses o para los infantes que pesan hasta 13 kilos.

Éste tipo de asientos deben ser utilizados en los asientos del frente del auto o los asientos traseros. Sin embargo, es más seguro utilizarlos en el asiento trasero. Nunca utilice estos asientos para niños en los asientos de adelante si usted tiene una bolsa de aire en el asiento del acompañante.

Estos asientos con el frente hacia atrás ofrecen mucho mejor protección para la cabeza, el cuello y la espina del niño. Así que se recomienda que utilice estos asientos por la mayor cantidad de tiempo posible, cambiando a su hijo a un asiento con el frente hacia adelante solamente cuando su hijo haya superado el peso o la altura indicados para usar el asiento.

Esto nos lleva a los asientos que tienen el frente mirando hacia adelante. Estos asientos son para los chicos que entran en el grupo uno, utilizado desde los nueve meses hasta los cuatro años de edad o para aquellos que pesan de 9 a 19 kilos. Como con los asientos que tienen el frente mirando hacia atrás, estos asientos pueden ser utilizados en los asientos de adelante o de atrás del auto, aunque lo recomendable es utilizarlo en los asiento de atrás.

Un asiento para niño con el frente hacia delante debería ser utilizado hasta que el niño sea demasiado grande o demasiado alto para ser acomodado en el.

Por último, llegamos a los asientos o sillones elevadores. Los asientos y sillones elevadores son utilizados para los niños que van de los seis a los 11 años de edad y que pesan de 23 a 38 kilos. Como con los asientos con el frente hacia adelante y hacia atrás, estos artículos pueden ser utilizados en los asientos de adelante o de atrás, aunque el de atrás es el más recomendado.

Ni los asientos ni los sillones elevadores tienen arneses de seguridad que son utilizados para mantener al niño en el lugar correcto. En su lugar, se debe utilizar el cinturón de seguridad del auto. Esto significa que el ajuste correcto del cinturón de seguridad es muy importante. Cuando utilice un asiento o sillón elevador, deberá asegurarse de que el cinturón de seguridad utilizado sea lo más firme posible y de que la parte que en el adulto va sobre el regazo sea posicionada sobre la zona pélvica del niño, y no en su estómago, mientras que la parte superior descanse sobre su hombro, y no sobre su cuello.

Al momento de elegir asientos para el auto para su niño, es muy importante que el que usted escoja funcione bien para su hijo y para el tipo de automóvil que maneja.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo