Cuidados del perro

Cuidando de su perro anciano

Su perro anciano le ha dado muchos años de hermosa compañía. ¿No le debe acaso el placer de que sus últimos años puedan ser fáciles y cómodos? ¿Cómo sabe si su perro está acercándose a sus años dorados? Las distintas razas de perros maduran a distintas edades, pero una buena regla general es “mientras más grande sea el perro, más rápido madurará”. Basado en esto, si su perro tiene siete años, probablemente estará experimentando o acercándose a sus años ancianos. Cuando su perro llegue a esta etapa de su vida es importante que reciba la cantidad indicada de ejercicio, nutrición y cuidado veterinario.

El cuidando de perros ancianos

Un buen régimen de ejercicio puede ayudar a que su perro pueda evadir los problemas comunes de la edad, como la obesidad y la artritis. El ejercicio también mejora la digestión y la circulación. Sólo asegúrese de no exigir demasiado a su animal. Una caminata tranquila o dos por día y un poco de jugueteo suave podrán servir. Y siempre asegúrese de que su perro se mantenga bien hidratado.

Perro anciano

Todo perro que se encuentra en los años finales de su vida debe ser llevado al médico veterinario más asiduamente de modo tal de realizar un trabajo preventivo sobre su salud que pueda ayudarnos a evitar sorpresas desagradables. Recuerde que en los años finales de vida de un can, las enfermedades comienzan a manifestarse lenta y ocultamente y cuando usualmente se las descubre ya es demasiado tarde para poder hacer algo. La prevención siempre permite detectar anormalidades a tiempo para poder tratarlas con mayores posibilidades de lograr una cura o remisión.

¿Los perros viejos deberían tomar suplementos?
Es muy fácil saber por qué los humanos deberíamos tomar suplementos. El cuerpo es un mecanismo complicado que todos los días lucha para preservar su propio bienestar. Por eso, el cuerpo necesita mucho soporte nutricional que la comida no siempre puede proveer de manera adecuada. Debido al alto contenido de almidón, la coloración y el procesamiento, muchas comidas no contienen suficientes minerales para soportar el cuerpo de manera adecuada. Una deficiencia de solamente uno o más nutrientes puede dejar al cuerpo vulnerable a las enfermedades. Además, debemos reconocer que todos tenemos una identidad bioquímica distinta, así que nuestros cuerpos requieren diferentes cosas dependiendo de nuestra edad, ambiente, nivel de actividad y mapa genético. Lo mismo sucede con nuestras mascotas. Cada perro y gato es único y requiere el aumento de ciertos nutrientes específicos por varias razones.

Además, la demanda de nuestras mascotas por ciertos nutrientes fluctúa. La vitamina D es un gran suplemento para el cuerpo durante los períodos de mucho estrés y el zinc adicional es un nutriente que puede ayudar a muchas razas, como a los perros esquimales. Sin importar qué tan bien se formule una dieta, siempre existen nutrientes que no están en ella. El cuerpo sabe lo que necesita y tiene su manera de comunicar estas falencias. Queda en nosotros prestar atención al comportamiento de nuestros animales y a su apariencia para asegurarnos de que están obteniendo todos los nutrientes que necesitan. Por ejemplo, si su gato está durmiendo más de lo usual o si su perro tiene menos apetito, tal vez éstas sean señales de que necesitan suplementos. No hará ningún daño el probar suplementos para ver cómo reacciona. Podrá ver un cambio drástico en sus maneras de comportarse o en su apariencia. Cuando les damos suplementos a nuestras mascotas en conjunción con una dieta bien balanceada, sus cuerpos inteligentemente sacan solamente lo que necesita de los suplementos y lo ubican de manera apropiada. En vez de tomar una vitamina específica en cantidades calculadas, los suplementos dejan muchos nutrientes en varias cantidades a la parte del cuerpo que la requiere.

Elija un suplemento de perros que contenga la bastante inusual Ester C (Ascorbato de Calcio), que es no ácida, rica en calcio y otros minerales y se absorbe mejor que la vitamina C. Usualmente no se agrega a la comida del perro debido a que en algún momento se pensó que los perros no requerían esta vitamina porque la fábrica en su propio hígado. Pero esta manera de pensar acerca de los perros está fuera de moda y ahora se sabe que los hábitos de comida de los perros han evolucionado por los años de domesticación. Cuando eran salvajes, los perros comían presas que tenían intestinos llenos de grasas que contenían la vitamina C. Ahora en casa están comiendo la comida que les damos y ocasionalmente pueden comer algo que encuentran en el jardín del vecino. Por eso, ahora los perros no están recibiendo suficiente vitamina C. Esta vitamina funciona como un vital antioxidante, ayuda a los huesos, a los dientes y encías, a los vasos sanguíneos y el sistema inmunológico. Los nutricionistas consideran que un este es un nutriente ocasionalmente esencial, lo que significa que debe ser dado en grandes cantidades durante ciertas épocas de la vida del animal; como durante enfermedades, cuando sufren de ansiedad por separación, estrés por espectáculos de mascotas, visitas al veterinario o encierro debido a largos viajes.

Como los humanos, se recomienda que todos los suplementos sean tomados con mucho ejercicio y una dieta apropiada.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • como cuidar un perro chiguagua que esta ciego

  • >

    Compartir con un amigo