Cuidados del perro

La importancia de la glándula anal del perro

En la película El rey pescador hay una escena muy graciosa en la que el personaje de Robin Williams esta correteando por el suelo clavando sus talones y arrastrando su trasero desnudo sobre el pasto. Con una voz jubilosa grita, “¿Sabes por qué los perros hacen esto? ¡Se siente muy bien! ”

En realidad, esa no es la única razón. Los perros presentan este comportamiento si sienten picazón en el ano o en sus cuartos traseros, y puede ser un signo de una glándula anal impactada, lo cual puede ser un problema para algunos perros.

Las glándulas anales están ubicadas en cualquiera de los dos lados del ano de un perro, y en la naturaleza sirve como un método para marcar territorio. Cuando un perro defeca, las glándulas se comprimen y secretan un liquido oscuro y maloliente, junto con el movimiento del intestino. Cuando los sacos están funcionando normalmente, se vacían cada vez que el animal tiene un movimiento intestinal.

A veces, por distintas razones, los sacos anales del perro pueden bloquearse. Cuando esto ocurre se desarrollan una serie de problemas. Algunos son benignos, tales como el olor maloliente, pero que a su vez pueden llevar a problemas más serios como diarrea o una infección. Para intervenir antes de que el bloqueo de una glándula anal se convierta en un problema, las glándulas deben ser vaciadas.

Vaciar las glándulas anales es un simple procedimiento medico que puede ser llevado a cabo en su casa o en una veterinaria. Algunas personas prefieren que su veterinario realice este procedimiento ya que consideran que se trata de una tarea no muy atractiva. De todas formas, usted puede realizar la expresión de las glándulas anales por su cuenta.

Cómo vaciar las glándulas anales del perro

• Vaciar las glándulas anales es un tema fácil. Usted tiene que levantarle la cola a su perro y arrimarla suavemente hacia la cabeza. Con su otra mano, tenga un trapo o una servilleta de papel y coloque su pulgar en el lado izquierdo de la glándula izquierda y su dedo índice en el lado derecho de la glándula derecha. Apriete con firmeza pero con cuidado, las glándulas deben vaciar un líquido de color marrón o amarillento en el trapo o toalla. Las glándulas impactadas se vacían tal fácilmente y pueden requerir una técnica de drenaje interno. Usted puede realizar esta técnica en su casa, pero necesitará de guantes quirúrgicos y un tubo de jalea de KY.

• Para vaciar las glándulas internas se requiere que los sacos de ambos lados del ano se expresen por separado. Usted tiene que ubicar su dedo pulgar en un lado de la glándula y su dedo índice en el recto del perro para lograr apretar y expresar la glándula. Las glándulas impactadas serán más difíciles de drenar y el fluido puede que sea más espeso, maloliente y de un color marrón oscuro, gris o negro.

• Las glándulas infectadas pueden producir una descarga de pus con sangre y esta puede ser un signo de que hay un problema más serio. La infección se debe combatir con antibióticos, por lo que debe contactar a un veterinario si parece que el perro presenta esta infección.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo