Cuidados del perro

Problemas con los ladridos: Entrene a su perro para que deje de ladrar

Todos los perros ladran, esa es su forma de comunicar mensajes. Los perros ladran por diversas razones: para saludar, para alertar, por aburrimiento, para atraer atención o simplemente por estar excitados. Si bien unos pocos ladridos son aceptables, los ladridos en exceso son ciertamente molestos, especialmente para los vecinos, y pueden eventualmente causar quejas. La forma más fácil de frenar a un ladrador problemático es controlando sus ladridos cuando esté en casa:
1. Prepare una situación en la que su perro seguramente ladrará. Por ejemplo, puede pedirle a alguien que toque el timbre o golpee la puerta.

Los ladridos de los perros.

2. Cuando su perro se acerque a la puerta y comience a ladrar fuerte, aproxímese, agarre su collar y dele la orden de “¡callado! – por favor no grite, no ayuda en lo más mínimo.

3. Si para de ladrar, felicítelo y recompénselo. Es un genio y se lo merece.

4. Si continúa ladrando, ciérrele la boca con su mano, tome con sus dedos el hocico – utilice ambas manos si es necesario, y dele la orden que se calle. Felicítelo si se detiene.

La mayor parte de los perros son capaces de aprender la orden “callado” si se repiten los ejercicios de este tipo. Organice situaciones similares que “tienten” a su perro para que ladre y repita el entrenamiento todas las veces que pueda.

Si resulta que posee un acérrimo ladrador persistente, utilice este método:
1. Una solución de agua y vinagre: haga una mezcla con 7 / 8 de agua y 1 / 8 de vinagre. Vierta la mezcla en una pistola de agua o lo que los niños llaman “pistolas de agua” para alcanzar mayores distancias.

2. Apunte y dispare en el pecho de su mascota cada vez que no pueda hacerla parar de ladrar, incluso cuando se lo ordena. Los perros odian el olor del vinagre, y usualmente se calmarán y dejarán de ladrar. Incluso estornudará algunas veces. De todas maneras es inofensivo, así que no deberá preocuparse.

3. Como siempre, felicite a su perro cuando deje de ladrar.

Para que sepa, su perro puede seguir ladrando ruidosamente y molestando a sus vecinos cuando usted no está en su casa. En este caso, necesitará una herramienta que los entrenadores llaman “collares contra ladridos” que lo ayudará a entrenarlo. Existen diferentes tipos de “collares contra ladridos” en el mercado. Algunos de estos collares descargan un shock eléctrico al perro cada vez que ladra, otros emiten un sonido de alta frecuencia o descargan un chorrito de citronella, que es molesta pero segura para el perro. En general, estos collares lo ayudarán a resolver el problema de un ladrador compulsivo. Personalmente, recomiendo los collares de alta frecuencia o los que disparan citronella. Son muy efectivos y son la herramienta más humana para entrenar a su mascota.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo