Reparaciones en el hogar

Cafetera Nespresso: Guía para repararla en casa

Desde hace muchos años, las cafeteras se han convertido en una parte imprescindible de nuestras vidas; por esa razón, cuando se averían, resulta ser casi una tragedia. Sin embargo, aquí en Visita Casas queremos ayudarte a que tus mañanas no se arruinen; así que te traemos esta guía para reparar tu cafetera nespresso en casa tú misma.

Porque no hay nada más agradable que comenzar nuestras mañanas con una deliciosa taza de café hecho en casa. Así que toma nota y comencemos analizando todas las partes de nuestra cafetera; así como las posibles averías y cómo repararlas.

Identificando las distintas averías y cómo solucionarlas

Aunque puede ser muchas las razones por las cuales falla nuestra máquina; las que nombraremos aquí son las que podemos solucionar de forma sencilla en casa, y sin tener que recurrir a un experto o esperar largos días por una respuesta del técnico.

Además, hacer estas reparaciones en casa no solo implica un ahorro de dinero; sino que te familiarizarás a fondo con tus electrodomésticos, lo cual de seguro será de gran ayuda más adelante.

Las fallas más comunes son:

  • Problemas con los pulsadores al pedir el café
  • La máquina no enciende o no realiza el café
  • Pérdida de agua
  • Calcificación

Estos cuatro problemas comunes pueden tener varias causas y consecuencias; siendo que algunos se relacionan entre sí. De allí que exista la necesidad de hacer una guía para aprender a reparar nuestra cafetera.

Comencemos por el más simple de todos y avancemos hasta cubrir todos los posibles problemas.

Los pulsadores no responden o hay que pisarlos “duro”

Que los botones de nuestra cafetera no reaccionen a la primera pulsación o qué; en el peor de los casos, debamos empujar el botón con fuerza maltratando la goma. Estos son señales de una falla mecánica y que puede corregirse fácilmente con un poco de mantenimiento.

Identifica los tornillos

El primer paso para reparar nuestra cafetera nespresso es siempre identificar el tipo de tornillos con el que están fijadas las piezas. Muchas veces, los tornillos varían según el modelo y las preferencias del fabricante.

Este tipo de tornillos no resulta muy fácil de conseguir; por lo que te recomendamos evitar utilizar destornilladores o cualquier otro elemento que no sea el correcto. Debes evitar maltratar los tornillos.

Una vez que has identificado el destornillador adecuado, procede a retirar los tornillos en la tapa correspondiente a donde está el pulsador; en caso de que sean laterales. Si son pulsadores superiores; entonces desarmar la cafetera te llevará un poco más de paciencia.

Remueve el pulsador

El pulsador es muy similar a las membranas de otros productos electrónicos como los teclados de computadora o de celular. Esto quiere decir que, la acumulación de suciedad puede ser un grave problema. Que los botones no reacciones con una correcta velocidad de respuesta es indicativo de exceso de suciedad.

Una vez hayas removido el pulsador, limpia la goma por la parte interna con alcohol y ayudándote con unos hisopos. Lo mismo aplica para la parte eléctrica; debes limpiar esa zona del pulsador con un hisopo y alcohol.

El exceso de suciedad crea una capa que evita la conducción eléctrica y, por ende; entorpece las señales. Con este sencillo mantenimiento lograrás solucionarlo.

La máquina no enciende o no realiza café

La falla que a todos nos da miedo y que más preocupa cuando por las mañanas vamos a tomar nuestro café y de pronto no ocurre nada.

Este sin duda alguna es el problema que más nos exige cuidado a la hora de resolver; pues deberemos retirar todos los tornillos de la cafetera para poder acceder a la placa y observar bien el circuito eléctrico.

Por esa razón, aquí te dejamos dos videos en donde aprenderás a fabricar de forma casera; la herramienta necesaria para sacar los tornillos de la cafetera.

Esta primera, es una para salir del paso rápido utilizando materiales que de seguro tendrás en casa. No requiere mucho tiempo fabricarla, por lo que es perfecta para reparar la cafetera en la mañana si no tienes mucho tiempo.

Y en este otro video, podrás ver cómo fabricar una herramienta más sólida y duradera que te ayudará a volver sacar estos tornillos.

Lo importante es que, a pesar de que existe la posibilidad de sacar los tornillos con un alicate o pinzas; de preferencia no lo hagas. Los tornillos de la cafetera Nespresso son muy delicados; lo que menos necesitas es dañar su forma original.

El LED verde de la máquina se queda parpadeando

Volviendo al tópico principal, cuando nuestra máquina de café no enciende correctamente; las señales de alerta son claras. Una de las primeras es el funcionamiento del LED de encendido. Este LED verde suele parpadear débilmente e incluso se queda intermitente cuando la máquina no está arrancando correctamente.

Ante esta falla, es imposible preparar nuestro café, y puede tratarse de un grave problema de electrónica; así que vamos a ver cómo lo comprobamos y descartamos. Recuerda que algunas fallas son virtualmente imposibles de reparar en casa si no tienes los instrumentos y herramientas adecuados.

Sustituir el condensador de 470 nano faradios

Notarás que, al momento de abrir tu cafetera y acceder a la placa electrónica; hay dos condensadores. El principal que es mucho más grande que el auxiliar; es el que suele dar este problema, causando que la máquina no funcione correctamente.

Para reemplazarlo, lo primero que debes hacer es descargarlo. Utiliza la punta del destornillador y la punta del cautín para hacer contacto con los terminales del condensador y así retirarle toda la carga rápidamente; de lo contrario, deberás esperar al menos 3 horas.

Ahora solo debes cortar los terminales del condensador y, si te fijas bien; notarás que el valor que utilizan es de 470 nano faradios, sin embargo; nuestra recomendación es que, al momento de salir a comprar uno nuevo, adquieras uno de 680 nano faradios. En especial si en tu casa se toma café todos los días.

Soldar el condensador es muy simple, solo debes utilizar estaño y cautín; claro, si no sabes hacerlo, entonces lo mejor es que lleves tu cafetera a reparación.

Pérdida de agua

Este fallo surge por varios posibles problemas. Lamentablemente, algunos de estos problemas no tienen reparación; por lo que seremos muy claros en este punto, así no perderás el tiempo intentando repararla en casa.

Puede que al llevarla con un técnico consigas que la reparen; pero eso implicará un cambio de piezas específicas que son muy difíciles de obtener.

El tamiz se ha tapado

El tamiz es una de esas piezas extremadamente vitales e infravaloradas de nuestra cafetera. Muchas personas han dañado sus cafeteras por una mala manipulación de esta pieza; por lo que es importante que prestes mucha atención a la siguiente explicación.

Lo principal es saber que, aunque parezcan pocos o muy cerrados, los agujeros del tamiz son los suficientes; no hagas más amplios los agujeros ni intentes abrir nuevos.

El tamiz puede limpiarse con un cepillo de dientes viejo sin ningún problema, pero, ya que esto se trata de reparar en casa nuestra cafetera; te pedimos por favor que no desmontes la pieza para hacer este tipo de mantenimiento si no está extremadamente sucia.

Limpia el tamiz y deja el agua correr. Repite el proceso hasta que veas que la pérdida de agua a terminado.

Comprobar la máquina sin cápsula

El sonido que produce la bomba es una gran señal de si hay calcificación, por esa razón; recomendamos que pongas a funcionar tu máquina, pero, que primero remuevas la cápsula.

Si no ves ningún tipo de derrame, entonces podemos saltar a la siguiente comprobación; sin embargo, si notas un sonido extraño y algún derrame, entonces puedes estar frente a un problema de calcificación; más adelante explicaremos como solucionarlo.

Revisar si la cápsula ha sido perforada

Otra de las tantas averías que suele ocurrir mucho, es que; a pesar de que la cafetera no hace ningún ruido inusual, cuando intentamos servirnos una taza de café, nos sirve más agua que café mismo.

Es entonces cuando toca revisar si la cápsula de café está siendo efectivamente prensada y perforada. Si esto no está ocurriendo; entonces el problema es toda la zona de prensa cápsulas de nuestra cafetera. Este problema, a diferencia de muchos otros; no es algo que puedas solucionar fácilmente y suele requerir un repuesto. Si este es el problema, debes pedir un presupuesto; pues dependiendo de tu modelo de Cafetera Nespresso, esta pieza puede ser incluso más cara que una cafetera nueva.


Calcificación

La descalcificación de nuestra máquina es un proceso vital que debemos aplicar cada cierto tiempo para prolongar la vida de la misma.

Desafortunadamente, es un problema que suele ocurrir muy a menudo y Nespresso está consciente de ello; por lo que existe un kit de descalcificación creado por ellos mismos.

Esto no quiere decir que debas utilizar específicamente ese kit; aunque si lo haces, no estarás rompiendo ninguna norma de la garantía de la cafetera, por lo que es conveniente comprar el kit si aún estás dentro de ese rango.

No obstante, aquí te explicaremos dos métodos para solucionar este problema.

Utilizando el kit de Nespresso

El kit trae dos dosis, debido a que el tiempo recomendado para realizar el proceso de descalcificación es de 6 meses, el kit alcanza para cuidar nuestra cafetera por todo un año.

Antes de comenzar con el proceso, verifica que no haya pastillas de café en su interior. Luego, ten mucho cuidado al manipular el producto; pues está identificado con la advertencia de ser tóxico.

Del mismo modo, debes limpiar muy bien tu cafetera luego de realizar este proceso para evitar enfermedades.

Enciende tu cafetera y deja que caliente, vierte medio litro de agua en el depósito y; coloca el líquido descalcificador en el recipiente.

Durante este tiempo, de seguro que tu cafetera ya habrá terminado de calentar. Ahora, debes entrar en el modo limpieza; para hacer esto, pulsa simultáneamente ambos botones de tu cafetera durante tres segundos.

Notarás que ambos botones se iluminarán de forma intermitente, y aquí viene el último paso. Debes colocar un envase de un litro y dejar que la cafetera haga su trabajo. La máquina expulsará todo el líquido; con el cual deberás a hacer otro ciclado.

Una vez termines el segundo ciclado, desecha el agua con líquido químico y vierte un litro de agua corriente. Pulsa nuevamente el botón de café para limpiar la máquina utilizando toda el agua que has colocado esta vez y, cuando termines el proceso; vuelve a pulsar ambos botones de la cafetera para salir del modo limpieza.

Utiliza vinagre y bicarbonato para la descalcificación

Este método es tan efectivo como el anterior y mucho más económico; además de que puedes hacerlo por las mañanas si notas derrames de agua.

El proceso el prácticamente el mismo en cuanto al ciclado. Lo único que debes variar en este punto es el producto a colocar en el recipiente de agua.

Solo necesitarás utilizar medio litro de vinagre y ½ cucharada de bicarbonato. Puedes utilizar vinagre de manzana y; si lo prefieres, en lugar de entrar en ciclado de limpieza, otra opción es cargar la máquina con vinagre y dejar que la solución descalcifique el interior.

En todo caso, este segundo método solo es necesario si ha pasado mucho tiempo desde que hiciste un mantenimiento a tu cafetera; lo cual no es recomendable.

Referencias:

  1. Servicio de Asistencia Técnica para su máquina
  2. Reparar Cafetera Nespresso
  3. Cafeteras Nespresso Pixie problema de fuga de agua
  4. Reparar cafetera nespresso
  5. Problema con cafetera Nespresso
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo