Reparaciones en el hogar

Paredes con humedad: 12 probados métodos para solucionarlo

De entre tantos problemas que pueden afectar a nuestro hogar, las paredes con humedad son uno de los peores males; debido al gran daño que pueden causar.

Pero definitivamente la mayor cualidad de este problema y que lo convierte en algo tan grave; es lo silencioso que resulta ser. Ya sea detrás de la cama, en el sótano o en el garaje; la humedad se extiende muchas sin ser notada, y solo nos damos cuenta de ella cuando ya es demasiado tarde.

Por eso, aquí en Visita Casas queremos ayudarte a tratar el problema, comenzando desde lo más básico; para luego pasar por los 12 probados métodos para solucionarlo. Sin importar el tipo de humedad que tengas; te garantizamos que en este artículo encontrarás la solución que más se adapta a tu caso.

Tipos de humedad y por qué se producen

Es importante saber identificar el tipo de humedad al cual nos enfrentamos; solo así se pueden elegir los materiales y herramientas acertadas.

Generalmente, se puede deducir fácilmente qué tipo de humedad se ha producido en un lugar de la casa, basándonos en las condiciones de ese ambiente; sin embargo, antes de dar un veredicto, lo mejor que puedes hacer es repasar esta guía.

Humedad por condensación

Es la que más se produce dentro del hogar y en las zonas más aclimatadas.

Se produce cuando la temperatura ambiente en esa parte de la casa, es menor que a la temperatura de la superficie.

Este tipo de humedad se presenta mayormente en temporadas frías o de invierno; y en habitaciones poco ventiladas o zona donde la humedad relativa del aire es alta.

Es muy común verla en baños, cocinas y piscinas. El primer síntoma que vemos es el cambio de color en el acabado de la superficie y; que va deteriorándose progresivamente.

Humedad por filtración

Es la humedad que se produce por el acceso de agua a través de huecos o grietas. Es fácil de identificar porque normalmente deja manchas en extremo oscuras.

Es muy común que aparezcan en baños, terrazas o sótanos.

La humedad por filtración genera un ambiente poco saludable y en el que se desarrollan con facilidad los ácaros y hongos; de allí que las personas con problemas respiratorios se vean tan afectadas.

Humedad o filtración por capilaridad

Los cimientos y muros son los que se ven más afectados por este tipo de humedad que se manifiesta cuando absorben la humedad del terreno que asciende.

Es muy común verla en exteriores, sobre todo cuando los cimientos están ubicados en terrenos no tratados; como el suelo natural del jardín o las escaleras cerca de las jardineras.

Primero consejo para acabar con la humedad

Antes de abordar de lleno los 12 métodos que solucionan la humedad, primero repasemos la regla de oro que siempre se debe tener en cuenta.

Y es que, prácticamente sin importar el tipo de humedad; si el muro a tratar cumple con esta condición, entonces debemos respetar esta primera regla.

Si el muro tiene más de 15 centímetros de espesor, entonces debe tratarse el foco de humedad por ambas. Por lo general, los muros de ladrillo suelen tratarse por una sola cara; pero también se debe tomar en cuenta en lugar donde ha aparecido la humedad, por lo que puede requerir un tratamiento por ambas caras.

Método #1 – Para humedad en muros exteriores

Es muy normal que, debido a la constante exposición a la lluvia, alguna de las paredes exteriores se desconche, englobe y/o descascare todos los años. Los principales causales de esta condición son: la lluvia y el viento.

La solución entonces es utilizar sobre el nuevo revestimiento, un producto hidro repelente.

El primer paso es remover todo el material flojo con una espátula. Luego, utilizando un cepillo con un poco de agua o un hidrojet; se deben remover todas las sustancias salinas.

Como los muros exteriores suelen estar revestidos con marmolina, lo ideal es conservar esa apariencia y el material; pues es excelente para esas paredes, solo que ahora agregaremos un nivel más de protección.

Una vez el muro se ha secado luego de haberlo limpiado; es hora de aplicar un promotor de adherencia. Entonces, aplicamos la nueva marmolina utilizando un rodillo para esparcirla y; para lograr nivelar el nuevo producto con el ya existente en la pared, nuevamente recurrimos a la espátula en los bordes.

Ya aplicada la marmolina y una vez que ya se secó, es momento de aplicar el hidro repelente. El detalle importante aquí es, que el producto forme una capa permeable al vapor; pero que no deje que penetre el agua de lluvia o de otro tipo.

Humedad en paredes internas cercanas al baño

Las paredes más cercanas al baño suelen presentar señales claras de humedad; no obstante, muchas veces no existe tubería alguna por esa parte de la pared, lo que convierte las señales de humedad en todo un misterio.

Para estos casos “extraños” le tenemos dos tipos de soluciones que de seguro le ayudarán a finalmente deshacerse de esa apariencia tan fea fuera del baño.

Método #2 – Rectificar los azulejos y cerámicas del baño

No importa cuando puedas reparar la pared con signos de humedad si no se corta el problema de raíz. Claro que, a no haber tuberías que nos indiquen filtraciones; es difícil darse cuenta que la verdadera razón de la humedad no es otra más que el agua que cae sobre las losas en el baño.

Ya sea cuando nos duchamos o cuando se derrama algo de agua fuera del lavamanos; si no existe un buen sello aislante de silicona, el problema de humedad volverá a aparecer.

Lo único que necesitarás será algo de silicona para este tipo de trabajo. Muy pocas veces te verás en la necesidad de remover los azulejos del baño; pero si estabas pensando en hacer una renovación o remodelación, este es el mejor momento.

Método #3 – Bloqueador de humedad

Ideal para las paredes en el interior, en donde la humedad por condensación suele aparecer con tanta frecuencia.

Nuevamente, el primer paso (y uno muy importante); es remover toda la pintura descascarada y con un cepillo y algo de agua, retirar todas las sales y polvillo. Esto se hace para evitar problemas de adherencia de la nueva pintura.

No importa si el muro aun está húmedo, puedes aplicar el bloqueador de humedad luego de haber raspado toda la pared. La mayor ventaja que ofrece este tipo de producto; es que permite que la pared “respire”, pero bloquea la humedad proveniente del otro lado, así se evitan hasta las filtraciones.

Método #4 – Prevenir, prevenir y volver a prevenir

Si hay algo mejor que eliminar la humedad, entonces eso sería evitar que aparezca. Son muchas las causas “menores” que se van acumulando hasta generar las grandes manchas en nuestras paredes.

Sin embargo, con pequeñas actividades rutinarias, haciendo algunas pequeñas cosas y no haciendo otras; se puede prevenir fácilmente la humedad.

Ventila tu casa

La humedad por condensación se produce debido a la diferencia de la temperatura externa y la interna de la vivienda. Para combatirla eficazmente, solo debes ventilar tu casa una vez al día. Abre puertas y ventanas por al menos 15 minutos.

Evita colocar plantas que promueven la humedad en el ambiente

Es cierto que las plantas ayudan a tener un ambiente más fresco, sin embargo; si están pegadas a una pared, se puede producir humedad. Aunque depende del tipo de planta, hay algunas que incluso ayudan a solucionar el problema de humedad; pero ese es un método que nombraremos más adelante en este artículo.

No tiendas la ropa dentro de la casa

Tender ropa dentro de la casa aumenta la condensación. Notarás como tus paredes comienzan a tomar un color blanquecino, como si hubieran sido bañadas con agua que luego se hubiese secado. Por eso, evita colgar ropa dentro de tu casa; y mucho menos en espacios cerrados.

Método #5 – Para eliminar la humedad de los armarios

La humedad dentro de los armarios no solo es un problema que puede causar que la madera se desintegre lentamente; también es algo que viene acompañado de un terrible hedor y la generación de hongos que pueden saltar hacia nuestra ropa.

Afortunadamente, la solución para este problema es más sencilla de lo que crees. Solo necesitas colocar uno o dos frascos con sales de baño o sal marina.

La sal dentro de estos frascos absorberá la humedad constantemente y; tanto los malos olores como el riesgo de hongos, se irán junto con la humedad.

Solo debes asegurarte de cambiar la sal de los frascos al menos una vez cada 3 semanas.

Método #6 – Pintura para cubrir manchas de humedad

Luego de solucionar un problema de filtración, es común que algunas manchas de humedad queden sobre las paredes o techo. Estas manchas pueden ser tan problemáticas como el mismo problema de filtración o humedad; pues deshacerse de ellas no resulta para nada fácil cuando se aplican productos convencionales.

Por ello, aquí en Visita Casas utilizamos tanto la pintura especial para cubrir manchas de humedad. No se trata de una pintura convencional, sino que tiene componentes específicos para este tipo de necesidad; sobre todo en paredes débiles y que demuestran las secuelas de estar en un ambiente húmedo.

La clave es delimitar primero las esquinas y orillas con una brocha. Luego de haber completado ese paso; solo tienes que pasar el rodillo sobre la mancha y en varias direcciones.

De esta forma evitaras que se noten las marcas del rodillo y que la superficie pintada se vea lo más homogénea posible. Si no logras una apariencia uniforme; entonces lo mejor será pintar toda la superficie, no solo sobre la mancha.

Método #7 – Consolidando correctamente el fondo/base

Un gran error que cometen las personas cuando están frente a una pared que sufre constantemente de problemas de humedad dentro de su casa; es utilizar productos (incluso especiales) sobre unos cimientos que ya no son sólidos.

Por esa razón, y para solucionar de raíz la humedad en la pared; se debe pasar por un previo proceso de saneamiento muy importante.

Lo primero es utilizar la espátula para remover la pintura desconchada y que se ha abombado. Sin embargo, cuando salimos de todos estos restos de pintura; aún se pueden ver rastros de desperfectos.

Antes de aplicar el sellador y promotor de adherencia; es importante utilizar la espátula una vez más, pero ahora afincando fuertemente la esquina allí donde están las zonas menos estéticas.

Haciendo esto, notarás como grandes pedazos de “pared” se caen con cada pasada de la espátula; puede que incluso notes que llegas al muro como tal, y eso está bien.

Todo ese producto que no está fijado, no hará más que perjudicar el producto nuevo. Incluso si debes raspar toda la pared, debes hacerlo; pues las consecuencias implicarán más gasto y trabajo.

Una vez que la pared esté verdaderamente saneada de todas esas secuelas de la humedad; es hora de aplicar el producto plástico para nivelar la pared. Deja secar el producto y, con una lija; nivela la superficie de la pared. Solo entonces será hora de aplicar el promotor de adherencia.

Método #8 – Cloro

Gran parte de los problemas de humedad en el cielo del baño se deben a filtraciones del vecino que vive en la parte superior, uniones mal selladas, condensación y goteras.

Sin embargo, las manchas producidas por esta humedad son hongos; y eliminar los hongos también es parte importante del proceso para deshacerse de estos signos de humedad.

Incluso si se soluciona la falla causante de la filtración o lo que está causando la condensación; el hongo puede seguir vivo y expandirse, causando problemas de estética y salud.

Para removerlo, la mejor solución es aplicar cloro sobre la pared, piso o techo. La proporción de cloro ha de ser 1:10. Es decir, por cada litro de agua, agregamos 100 ml de cloro; y aplicamos con una esponja sobre el hongo y las zonas aledañas.

Este proceso se puede hacer tanto antes como después de haber utilizado la espátula; pero es importante que veamos como la mancha negra disminuye mientras utilizamos el cloro.

Método #9 – Mantener el ambiente ventilado

  1. Otro gran método preventivo que nos ayudará a no sufrir de humedad en nuestro hogar; es mantener los muebles de todos los ambientes ligeramente separados de la pared.

Sobre todo, en las habitaciones aclimatadas; es importante que la madera no esté completamente contra la pared, sino que exista un espacio suficiente para que respiren ambos.

Puede que sea difícil en algunos espacios del hogar, no solo por la falta de comodidad al caminar; sino por un asunto de estética. En esos casos, siempre se deben mover estos muebles al momento de limpiar.

Ten esto en consideración de antemano al momento de incluir una pieza grande y pesada en tu decoración; lo mejor es establecer ese espacio de respeto antes que tener que mover algo tan pesado cada dos o tres días.

Método #10 – Bicarbonato de sodio para los rodapiés

Algunas personas encuentran virtualmente imposible combatir los problemas de humedad. Esto se debe a que, en algunos casos; los focos de humedad se producen donde tienen muebles fijados a las paredes y que “no pueden desmontarse”.

Ya sea la alacena en la cocina o los rodapiés de las paredes. Este espacio cerrado, oscuro y; que posiblemente haya sido afectado por la humedad previamente, es el lugar perfecto para que se produzcan grandes hongos.

La presencia de hongos no siempre significa que haya humedad; pero si se extienden, a nivel estético y de sanidad es tanto o más grave que una filtración.

Es aquí donde entra el bicarbonato de sodio. Es un antibacteriano y antifúngico potente. También es capaz de eliminar malos olores y, lo mejor de todo; es que tiene un gran poder de absorción.

El bicarbonato se utiliza como remedio casero desde hace siglos; y no afecta negativamente a las mascotas. Por esa razón, si has tratado un problema de humedad en la cocina o en una de las paredes; es bueno que, en las juntas de los rodapiés con la pared y detrás de la alacena, dejes caer bicarbonato de sodio.

Así matarás los hongos que se hayan extendido hasta ese ambiente para prosperar y eliminarás los últimos rastros de humedad; sin necesidad de tumbar toda la decoración y mobiliario.

Método #11 – Protegiendo el hormigón y el estuco de tus muros

Muchas personas no lo saben, pero el hormigón y el estuco son esponjas que absorben la humedad rápidamente. Por esa razón, existen tantos casos de problemas de humedad en las paredes exteriores.

Sin embargo, ¿has notado cómo a tu vecino parece no afectarle? Esto se debe a una simple doble capa de repelente de humedad que se coloca entre el muro y la pintura.

Similar al manto que se coloca en los techos de las casas para evitar filtraciones, existen “pintura” para el piso que tienen estas propiedades. Estéticamente no son una solución, pero a nivel funcional; cumplen exactamente con su cometido.

Puede que los muros de tu casa sigan sufriendo de humedad porque absorben todo del suelo. En especial si tienes una bajada de agua que no está escurriendo bien hacia la calle y; si tienes aspersores para regar el pasto que estén muy cerca de la pared.

Método #12 – Vinagre con limón y sal

Debido a que no podrás remover los hongos y las sales en las paredes internas con una escobilla de acero y agua a presión; el mejor remedio casero para deshacerse de las manchas de humedad es la combinación de sal, vinagre y jugo de limón amarillo.

Si esta mezcla ya no es tu aliada en la limpieza cotidiana; será mejor que lo prepares ya.

Coloca el jugo de dos medios limones junto a un litro de vinagre y 5 cucharadas de sal dentro de una botella con rociador. Si lo prefieres, puedes disminuir la cantidad de vinagre y colocar ¾ de vinagre y ¼ de agua.

Ahora, limpia las zonas con rastros de manchas de hongos por humedad con esta mezcla utilizando una esponja áspera. Notarás como allí, donde siempre aparecía el hongo; ya no vuelve a aparecer.

Referencias:

  1. Humedades en paredes. Solución. Métodos para eliminar la humedad
  2. Problemas de humedad en paredes
  3. Humedad en PAREDES y TECHOS -【Soluciones y Tratamientos】
  4. Cómo eliminar el moho en paredes
  5. Humedad en las paredes: ¿Por qué? ¿Solución?
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo