Sanidad en el hogar

¿Cómo funciona un humidificador ultrasónico?

El aire seco es un problema común tanto en los climas fríos como en los climas cálidos. Es por ello que hoy queremos recomendarte el uso de un humidificador ultrasónico; con el fin de resolver los problemas causados por el aire seco.

Este tipo de gadget pertenecientes a la tecnología de la nueva era, pueden ser usados en casi cualquier habitación de tu casa, incluidas la cocina y el dormitorio. Eso sí, no deberían ser utilizados en el baño; ya que el nivel de humedad es generalmente más alto en estos cuartos.

Y tal vez lo has notado, estando en el baño sientes una sensación natural de bienestar; esto se debe en parte a la privacidad y la otra parte, a que los seres humanos se sienten más cómodos cuando la humedad del aire es del 30% al 50%. Cuanto más seco sea el aire; mayor será el riesgo de sufrir síntomas como nariz tapada, garganta irritada, piel seca, pelo seco, ojos irritados o sangrado de nariz. La baja humedad también causa problemas en su casa.

Por esa razón, y en aras de mejorar la calidad de vida; lo que debes hacer es instalar un humidificador ultrasónico en casa, pero primero vamos a analizarlos a fondo.

¿Qué tan reciente es el humidificador?

Cualquiera pensaría que este aparato está entre de nosotros desde hace muy poco tiempo, tal vez 10 o 20; quizás 50 años. Lo cierto es que el concepto de humidificador como tal nos los dejó Benjamín Franklin en sus años más ricos, entre 1745 y 1753; siendo este uno de los tantos inventos que le valió un lugar en la Academia de ciencias de París sin ser francés.

Gracias a su labor, el inventor francés Sales-Girons, en 1858; pudo crear un aparato para la inhalación de los medicamentos. Más adelante, los alemanes presentaron una versión en 1864 y; todo esto desembocó en el trabajo de Francis Riddell Limited en Londres, quien desarrolló el primer humidificador eléctrico de compresión los primeros años de los 1930.

No obstante, no fue sino hasta 1965 cuando la patente del humidificador ultrasónico apareció; todo gracias a la empresa DeVilbiss, la cual estaba enfocada en la comercialización y desarrollo de metodologías para ayudar a pacientes con problemas respiratorios.

¿Cómo funciona este gadget?

El humidificador ultrasónico representa un gran avance porque el agua en ellos no se calienta. Característica muy positiva si será utilizada en el cuarto de un niño; puesto que no hay peligro de quemaduras a causa del agua caliente.

En un principio, los humidificadores eran asociados con un polvillo blanco que se adhería a los muebles restándoles vida útil; ya que este polvillo no era otra cosa más que los minerales en el agua siendo liberados al aire.

Sin embargo, las máquinas ultrasónicas tienen una plataforma de metal que atrapa el polvo y lo mantiene dentro sin que pueda soltarse al aire. Utilizando la tecnología piezoeléctrica, los humidificadores ultrasónicos convierten la electricidad en movimiento mecánico.

Esto a través de cristales eléctricos que hacen vibrar el agua, creando ondas en su superficie; y periódicamente, gotas de agua fría son expulsadas al exterior. Aunque en un principio solían ser algo ruidosos, hoy la frecuencia de sonido cuando trabajan se ubica por debajo de los 1.7MHz.

Gracias a su constante evolución, pudo ser adoptado en las viviendas de todos sin preocuparse por la factura eléctrica o por el ruido causado; con un consumo no mayor de 30 Watts en el peor de los casos, vale la pena colocarlos en los puntos más importantes del hogar.

Si antes no se usaban, ¿por qué ahora son necesarios?

Luego de ver sus antecedentes, notamos que en principio fueron creados por Benjamín Franklin para mejorar el índice de humedad; tal vez por una necesidad aislada, antes de pasar a uso médico estrictamente. No obstante, su comercialización se debió a que, por lo general; el índice de humedad debe estar entre 60% y 70%, sin embargo, el uso del aire acondicionado y la calefacción reducen estos niveles drásticamente.

La necesidad del humidificador aparece en el momento que intentamos de aumentar nuestra calidad de vida aclimatando las habitaciones y el hogar en general; sobre todo en las habitaciones de los bebés, la carencia de la humedad óptima causa que no puedan expulsar la flema correctamente.

En los adultos, la resequedad en la garganta, lo ojos; y pronto la evolución de todos estos malestares en una deficiencia respiratoria u otra condición, hizo necesaria la implementación de una solución. Obviamente, existen lugares en los que no se necesita este tipo de gadget con ese fin; no obstante, pueden utilizarse para otros beneficios, como la aromaterapia.

Aromaterapia en casa, la evolución de los humidificadores

No solo pueden ser llenados con aceites esenciales para una sesión de aromaterapia en casa; los humidificadores más modernos también ofrecen lo que se conoce como color terapia, al poseer luces LED que en conjunto con el vapor crean un aura hermosa.

Los humidificadores más innovadores y con este fin; poseen diseños realmente minimalistas y con imitación a otros materiales tales como madera, acero o simplemente con formas fáciles de integrar a la decoración.

Todo esto nos permite, con solo 300 ml de agua; disfrutar de una duración continua de hasta 10 horas, tanto de aromas exquisitos como de una buena humedad en el ambiente para nuestro sistema respiratorio y la piel.

¿Cuál es el humidificador ideal para tu casa?

Dependiendo de la falta de humedad en los ambientes de tu hogar, puede que necesites humidificadores de mayor capacidad. Además, también la necesidad de un humidificador puede ser mayor en ciertos casos.

La habitación del bebé

Anteriormente para ayudar a los bebés que sufrían de catarros o de moquillos, se les preparaba un baño de vapor o se colocaban sobre una olla con agua para que aspiraran el vapor. Ambos métodos representaban enormes riesgos de quemaduras y por ello, hoy en día; están contra indicados por todos los pediatras.

Es por ello que, si tienes un bebé; la prioridad debería ser colocar allí el humidificador. Ya que cuenta con una función continua o intermitente; podrás garantizarle un sueño en un ambiente aclimatado, pero al mismo tiempo con un índice de humedad óptimo. Incluso, y si el médico lo aprueba; podrías nebulizarlo en casa utilizando el humidificador y vertiendo algunas gotas del medicamento en él.

La oficina o lugar de trabajo

Cuando trabajas en casa, necesitas crear el ambiente adecuado para que se mantenga la inspiración, para no sentirte ahogado y; sobre todo necesitas estar totalmente relajado para no comenzar a percibir tu propia casa como un foco de estrés. Lo mismo aplica para las oficinas tradicionales donde un grupo de personas trabajan diariamente varias horas al día.

La aromaterapia a través de los aceites esenciales y el humidificador es una de las herramientas de trabajo más sobrevaloradas que existe; si todas las personas pudieran experimentar, aunque fuese una vez el bienestar que produce trabajar en un ambiente que huele y se siente bien, nunca más renunciarían a tal sensación.

Lleva la calma a tu sitio de trabajo con un humidificador, te aseguramos que no te arrepentirás.

En temporadas de mucho frío y calor

Ya sea que estés en esa temporada donde nunca apagas la calefacción o el aire acondicionado siempre está en 18 C°; necesitarás el humidificador si no quieres volver a caer en esa “gripe”.

No es casualidad que tantas personas se “enfermen” en la misma época del año y que dicha gripe solo aparezca o empeore en casa durante las noches. La climatización del hogar reduce los niveles de humedad, y estos se traducen en problemas respiratorios; aunque no todos son afectados de la misma forma.

Recuerda que un humidificador no consume mucha energía, conectarlo y hacerlo funcionar te regalará hasta 10 horas de buen ambiente y; lo mejor de todo es que ni siquiera notarás su presencia al menos que también actives la función de color.

El humidificador que usamos en Visita Casas

A todo esto ¿cuál humidificador utilizamos notros en Visita Casas, o es que acaso no utilizamos ninguno? Pues verás, lo cierto es que utilizamos varios; y nos apoyamos en la aromaterapia para influenciar en cierta medida nuestros estados de ánimo y las auras en los distintos ambientes.

Teniendo el conocimiento de cómo los aromas pueden afectar nuestro sistema nervioso y, a través de ellos podemos modificar o afectar nuestros estados de ánimos; utilizamos humidificadores junto a velas aromáticas para ayudarnos a conseguir el humor que necesitamos.

En nuestra oficina contamos con un humidificador de estilo lámpara el cual enciende completamente en uno de 7 colores (no nos gusta la función que lo hace cambiar de color cada cierto tiempo); allí colocamos aceite de esencia de lavanda.

La lavanda es un aroma que ayuda a combatir el estrés, sobre todo aquel que se puede ir construyendo poco a poco por razones de conflicto o choque de opiniones; porque no siempre estamos de acuerdo.

En la habitación de los niños tenemos un humidificador que proyecta figuras durante la noche gracias a su diseño de “lámpara para dormir”; aunque ya no estamos lidiando con el temor a la oscuridad. Alternando entre el sándalo y el jazmín, conseguimos crear un ambiente que combate el insomnio o el exceso de energía; fue así que pudimos construir un horario de sueño que se ajustara al día a día de todos.

Y en el dormitorio de los adultos solemos variar entre salvia y mejorana dulce; puesto que solemos leer mucho en la habitación junto a la ventana, nos interesa estimular la atención y la memoria, pero al mismo tiempo nos gusta dormir bien toda la noche.

Y en nuestro segundo lugar favorito, la cocina

Aquí es donde más creatividad y aromas utilizamos. Ya que el comedor queda muy cerca de la cocina; tenemos un pequeño estante en donde están los aceites de esencia junto al humidificador. Cambiar el aroma diariamente según las necesidades es algo que ayuda mucho, sobre todo rompe con la monotonía.

Desde pimienta negra, canela, trébol y limón; todos para ayudarnos a funcionar con más energía en esos días que debemos dar el 100% en todo momento. Hasta pino, menta y naranja; para el bienestar general, porque siempre es bueno combatir la ansiedad o las posibles náuseas.

Para promover el buen flujo de la conversación durante la comida o en esas noches de reunión con amigos solemos variar según la energía del ambiente; siendo que nuestros aromas favoritos son la lavanda, la canela y manzanilla.

Y tú ¿tienes algún aroma favorito en casa?

Referencias:

El peligro de los humidificadores ultrasónicos para la salud

Humidificadores Ultrasónicos de Vapor Frío

Humidificadores: para qué sirven y tipos

Todas las imágenes son cortesía de: freepik.com/pixabay.com/pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo