Sanidad en el hogar

Ayudando a su hijo a tratar con el asma

Uno de los problemas que los padres tienen que aprender a lidiar; es tener un niño con asma; ni para el niño, ni para sus cuidadores es algo fácil de enfrentar. La incertidumbre, la preocupación y el estrés; muchas veces influye en la vida diaria de las familias que tienen niños con asma.

Es por eso, que desde que se le da el diagnóstico a los padres de que el niño sufre de asma; es importante saber cuáles son los pasos a seguir de ahora en adelante. Con la ayuda adecuada será posible que toda la familia pueda tener una vida amena y feliz sin descuidar los cuidados que el pequeño necesite.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es necesario estar al tanto de los síntomas que puedan llegar a presentar; de esta forma, se podrá actuar de forma más eficiente. Entre el 50% y el 80% de los niños con asma desarrollan síntomas antes de tener cinco años. En esta oportunidad, en Visita Casas te diremos todo lo que necesitas saber sobre cómo ayudar a tu hijo a tratar con el asma; y cómo puedes ayudarlo a tener una mejor calidad de vida.

El asma en los niños y sus causas

Lo primero que debemos hacer es definir qué es el asma. El asma ocurre cuando los tubos bronquiales se inflaman; creando mucosa extra y haciendo que las vías respiratorias se acorten. El resultado puede ser una tos crónica, algo de estornudo o una importante dificultad para respirar.

Lamentablemente los investigadores todavía no han podido determinar la causa del asma; sin embargo, existen varios disparadores que juegan un rol significativo para provocar los ataques, entre ellos:

  • Alergénicos: nos encontramos que el moho, hongos, proteínas animales, cucarachas y partículas de polvo pueden ser detonantes del asma. Es por eso, que cualquier lugar en el cual esté el niño; debe de estar limpio y si es posible desinfectado.
  • Irritantes: tanto el tabaco como el humo de madera pueden ser nocivos para salud respiratoria tanto de los niños como la de los adultos. Se recomiendo no fumar cerca de los infantes; ya que aún no tienen los anticuerpos necesarios para combatir con las enfermedades que causan estos irritantes.
  • Infecciones virales o nasales: el asma muchas veces puede llegar a aparecer luego de una infección viral o nasal. Es por eso, que se debe de tener mucha precaución sobre los medicamentos que se le den para tratar con cualquier infección; y antes de auto medicarlos es mejor visitar a un especialista.
  • Ejercicios en exceso: cuando realizamos ejercicios en exceso; aún más si nos encontramos en un ambiente seco y frío; nuestro sistema respiratorio se ve afectado y puede causar ataques de asma.
  • Estrés: problemas emocionales como el estrés y cualquier otra emoción fuerte; puede hacer que las personas desarrollen asma; los niños no escapan de esta lista. Por eso, hay que estar al tanto de las emociones y cómo están sobrellevando las situaciones nuestros hijos.
Pordría interesarte...  Odontología estética: Para tener esa sonrisa radiante

¿Cómo educar a un niño sobre el asma?

Muchas veces por la presión y por la necesidad de que nuestros hijos aprendan rápido sobre su salud; no nos percatamos de que ellos tienen su propio proceso de aprendizaje. Los niños deben poder comprender a su manera cómo poder manejar su asma. Lo primero que necesitan es saber todo sobre esta enfermedad y así como también lo que deben hacer en caso de tener un ataque.

Esto no es tarea fácil; pero tampoco es imposible. Como padres debemos tener la paciencia necesaria para educarlos y que puedan entender. Hay que tomar en cuenta que un niño con asma es igual a otro niño; es decir, aprenden de la misma forma; por eso es importante enseñarles todo lo que podamos sobre esta enfermedad para que sepan cómo proceder cuando crezcan.

¿Cuál es el objetivo de que el niño sepa manejar el asma?

El objetivo es fácil: que sean capaces de llevar una vida normal. El asma, aunque es una enfermedad no debe ser vista como un impedimento. Lo ideal es que el niño desde pequeño sepa cómo manejarla para que de esta forma; no tenga que usan tantas medicinas en su vida como adulto.

Existen muchos centros de rehabilitación de la respiración que pueden ayudar a los pacientes con asma a cómo respirar mejor. Este tipo de rehabilitación suele ser muy importante, sobre todo para los pacientes asmáticos. Si llevamos a nuestros niños desde temprana edad y les enseñamos cómo respirar mejor; entonces, el uso de los inhaladores será mucho menos.

Sin embargo, estos aparatos, van a ser los fieles compañeros de nuestros niños durante toda su vida; los inhaladores tienen la función de aliviar rápido los síntomas y ayuda a los bronquios a dilatarse rápidamente para que pueda pasar el aire normalmente.

Además, los inhaladores, tienen medicamentos preventivos que ayudan a controlar el asma; usualmente se usa antiinflamatorios, los cuales producen beneficios a largo plazo; estos son los mejores ya que reduce la necesidad de estos aparatos ya que alivia rápidamente el asma.

Si el niño aprende rápidamente cómo manejar sus síntomas, entonces adquiere el hábito de utilizar el inhalador de forma preventiva. Además, cuando les enseñamos desde pequeños qué es el asma, cuáles son los síntomas y las causas; ellos mismos a la larga tendrán mucho más cuidado y evitarán cualquier agente que pueda desencadenar un ataque.

Aprender sobre el asma a través de la experiencia

Lo primero que debemos hacer como padres de un niño con asma es ser sinceros con ellos; explicarles detalladamente sobre su enfermedad y enseñarles a reconocer cuáles son los inhaladores y cómo y cuándo deben usarlos.

Pordría interesarte...  7 síntomas que te ayudarán a detectar asma en los niños

Desde pequeños se debe tener una conversación abierta sobre el asma; y hacer todo lo posible por responder a cualquier inquietud que el pequeño tenga.

Si el niño sabe cómo usar su inhalador y cómo hacer para reconocerlo entonces será mucho más fácil controlar un ataque de asma. Por lo general estos aparatos están divididos por colores. Los de acción y alivio rápido suelen ser azules. Aquellos que tienen medicación preventiva son marrones. Pero si llega haber alguna confusión lo mejor entonces es idear un sistema propio que el niño pueda entender rápidamente.

No es bueno sobreestimar a los niños; ya que estos pueden aprender rápidamente; lo ideal es buscar la mejor forma de que aprendan rápidamente. Si el inhalador no funciona de la manera en que se espera; entonces hay que buscar otras formas para ayudar a mejor su respiración. Además de la rehabilitación, el médico posiblemente también recomiende el uso de una cámara espaciadora para ayudar al niño con su medicación.

Buscando otras alternativas

Muchas veces esta técnica no funciona, porque además de que tanto los padres como los niños pierden la independencia; suele ser muy agotador usar la cámara espaciadora; por eso debe existir una abierta y estrecha comunicación con el médico. Pero este método solamente se recomienda si el uso del inhalador no es el adecuado.

Porque el problema se deriva por la falta de coordinación o la falta de fuerza para activar el dispositivo; por eso, es necesario que antes de recurrir a otro método se ensaye los sistemas de polvo seco para inhalar y así el niño podrá ser capaz de usar su inhalador.

Recuerda que el uso de este es importante en las primeras etapas del diagnóstico. Ya con el paso del tiempo, el niño irá aprendiendo a usar su inhalador y a diferenciar los tipos de dispositivos y cuándo usarlos.

Esta es una de las razones por las cuales muchos médicos recomiendan el uso de un diario el cual puede llevar el registro de las cantidades de veces en que el niño se despierta por las noches por la tos; o cuántas veces se queda sin aliento durante el día. Así, tanto los padres como los niños podrán saber cuándo y cuál se debe aplicar las técnicas contra el asma.

Ayude a su hijo a comprender su enfermedad

Muchas veces los niños suelen sentirse frustrados porque no saben la razón de por qué ellos sufren de esta enfermedad mientras que sus amiguitos son sanos. Tal vez sientan que no pueden hacer muchas cosas porque se quedarán sin aire; y algunas veces puedan sentir vergüenza de sacar el inhalador por miedo al rechazo.

Pordría interesarte...  Odontología estética: la sonrisa perfecta

Todas estas son situaciones que algún niño con asma es muy probable que pase en algún momento de su vida.

Pero es importante como padres que los ayudemos a comprender su enfermedad. Tener asma no es sinónimo de incapacidad; debemos hacerle saber que son iguales a los demás niños; pero que necesitan estar más pendientes de su salud; sobre todo, ayudarlos a comprender que el uso del inhalador es vital para ellos.

Familiarizarlos con toda la información posible es necesario; es importante que hagamos un hincapié en los síntomas que puede presentar cuando un ataque de asma esté por venir. De esta forma podrá convivir cómodamente con la enfermedad.

El apoyo es importante

Al pasar el tiempo, todas estas estrategias irán cambiando poco a poco, así como también el tratamiento. Lo que tenemos que tener en cuenta es que mientras más pequeño sea el niño, las enseñanzas deben ser más sólidas y se debe brindar mucho más apoyo.

Con el paso del tiempo, los niños se van acostumbrando a lidiar con su enfermedad y se les hará mucho más fácil poder diagnosticarse ellos mismos; en cualquier de las etapas debes de estar monitoreándolo cada vez que puedas para evitar que el asma no pueda ser controlado por él mismo.

Pero, sobre todo, se debe de tratar al niño como un niño; no hay que ponerle ningún tipo de impedimento para que su vida sea lo más normal posible.

El papel de la familia

También, es importante que se eduque al resto de la familia; y que cada uno de los miembros tenga un papel importante en la enseñanza sobre el asma.

Si el niño tiene hermanos mayores, se les debe pedir a ellos que no hagan correr al pequeño por la casa; también, que eviten los juegos rudos; esto hasta que el pequeño pueda controlar su enfermedad.

Lo que sí hay que tener en cuenta y algo que nunca se debe hacer es desanimarse. Muchas veces como padres sentimos que hemos fracasado en la crianza de nuestros hijos; aún más si tenemos algún hijo que requiera de cuidados especiales; pero lo importante no solo es educarlo a él sino también a nosotros mismos.

Aprender sobre sus necesidades, estilos, y aún más: sobre cuándo es posible que tenga un ataque de asma, es importante.

Recuerde que cada niño tiene su propio tiempo de aprendizaje; lo importante es hacerle saber que estamos juntos en esto y aunque no es una tarea fácil; cada paso que den juntos será un paso más para lograr superar esta enfermedad.

Referencias:

Asma en niños. Causas, síntomas, temedios y tratamientos

Tratar una crisis asmática

Ayudando a su hijo a comprender y manejar el asma bronquial

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es/pixabay.com/freepik.com

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

>