Sanidad en el hogar

Reconociendo los síntomas tempranos de la menopausia

Cuando una mujer experimenta la menopausia antes de la edad de 40 años, se lo llama perimenopausia o menopausia prematura. Los síntomas de la menopausia prematura son los mismos que los de la menopausia normal; entre ellos están los huesos quebradizos, los cambios repentinos de estado de ánimo, las enfermedades cardiacas y otros problemas.


Los síntomas de la menopausia prematura son mayormente vistos en mujeres que fuman regularmente y que nunca han concebido. Tales mujeres son más propensas a tener ataques al corazón y un nivel alto de colesterol. Como su menopausia ha ocurrido más temprano que lo usual, estas mujeres deben reunirse con su doctor para encontrar formas para oponerse a los síntomas. Los síntomas de la menopausia prematura resultan en una disminución en la producción de estrógeno y progesterona. Esto causa menos absorción de calcio y una mayor propensión hacia las fracturas. Por eso, es importante añadir suplementos de calcio al régimen dietario, en forma de verduras frondosas y productos derivados de la soja.

Los sofocos y el sudor nocturno son dos de los más comunes síntomas de la menopausia prematura. Estos son causados por la restricción de los vasos sanguíneos. Los sofocos molestan el sueño y pueden causar insomnio. Causan inquietud y una falta de descanso que pueden hacer que una persona se sienta irritable.

Otros síntomas pueden ser la piel seca y una sensación de ardor persistente en el cuerpo. Aplicar una gran cantidad de crema hidratante por todo el cuerpo puede tratar esto. También se pueden sufrir ataques de migraña de vez en cuando y dolores en las articulaciones.

La reducción de la producción de hormonas causa una pérdida de elasticidad en los tejidos finos del cuerpo. Debido a esto las mujeres experimentan problemas como la sequedad vaginal, el coito doloroso y una falta de interés general en los asuntos sexuales. Las mujeres pueden tener ganas de orinar más frecuentemente debido a una pérdida de control de la vejiga.

En general, la menopausia prematura es un momento difícil para cualquier mujer, junto a los síntomas tempranos como la fatiga, el ego bajo, la falta de confianza y un sentimiento general de rechazo. Sin embargo, la información proporcionada le ayudará a manejar mejor esta situación. Usted debe adoptar hábitos saludables cuando halla pasado la barrera de los 30 años. Esto incluye no fumar, tomar poco alcohol y un régimen nutritivo de verduras y carnes magras. Todas las mujeres deben tomar una taza de leche baja en grasa para construir huesos saludables y una reserva de calcio en el cuerpo.

Una buena idea es disminuir la ingesta de té y café a un mínimo, ya que éstos conspiran contra la absorción del calcio. Se puede sustituir las hormonas del cuerpo con estrógenos naturales de plantas como el tofu. También es importante incorporar un régimen regular de ejercicio en la agenda diaria. Esto puede darse como un paseo enérgico o cualquier otra actividad física que ayude a construir huesos fuertes. La actividad física general induce un sentimiento de buena salud y es el mejor arma en contra de los síntomas de la menopausia prematura. También puede someterse a una terapia para reemplazar las hormonas bajo una supervisión médica estricta para combatir los síntomas. La línea de tratamiento utilizada para vencer los síntomas de la menopausia prematura se diferencian de mujer a mujer y dependen de las necesidades del individuo y su salud física.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo