Sanidad en el hogar

Vínculos entre la menopausia y la fatiga

Para las mujeres menopáusicas, el fatigarse es muy común. Algunas mujeres comentan como pueden descansar sobre el sofá con sus ojos cerrados incapaces de moverse por largos periodos de tiempo. O experimentan fatiga mental, con sentimientos de indiferencia y una somnolencia general durante todo el día que les impide realizar actividades con su máximo esfuerzo.


La fatiga viene en muchas formas: La pérdida de energía después de hacer ejercicio, la fatiga de mareo causada por los sentidos mezclando señales en el cerebro haciendo que sus oídos y ojos trabajen de más, etc. Algunas mujeres padecen síndromes crónicos de fatiga y otras son diagnosticadas con hipotiroidismo.

Si usted piensa que le aqueja un síndrome crónico de fatiga, vea a un doctor. Éste es un síndrome complicado y necesita constante atención médica. Para las personas que piensan que podrían tener una tiroidea funcionando mal, se debe comprar una botella de tintura de yodo y dibujar un círculo de yodo en su estómago o su muslo. Si desaparece a las 24 horas, siga aplicándolo hasta que su sistema no lo absorba durante ese lapso de tiempo.

La fatiga que afecta a las mujeres menopáusicas generalmente se debe a (sorpresa) un desequilibrio hormonal. El estrógeno regula la homeostasis así como también los procesos de vida en el cuerpo que determinan la forma en que se distribuye la grasa, construyen tejidos finos vitales, mantienen el flujo sanguíneo y corrigen los niveles de colesterol. Además de la falta de esta hormona femenina, existen muchos síntomas menopáusicos que contribuyen a generar los síntomas de fatiga como la incapacidad de dormir o el despertarse intermitentemente por la noche, un régimen dietario insuficiente combinado con demasiadas bebidas con cafeína y alcohol, sudores nocturnos que lo despiertan de noche, una depresión general y mucha tensión nerviosa.

Otro factor de fatiga menopáusica es la falta de progesterona producida por el cuerpo. La progesterona es la hormona “feliz” causante del impulso sexual de una mujer. Con la introducción de la menopausia, los niveles de esta hormona pueden decrecer significativamente.

La pregunta mágica ahora es: ¿Cómo puede combatir usted la fatiga durante la menopausia? Afortunadamente, hay una colección variada de respuestas. Introducir hierbas en su régimen general puede fomentar los niveles de energía. Las hierbas como la zarzaparrilla y la raíz descabellada de batata contienen estrógeno de planta, que es como el estrógeno producido en nuestros cuerpos. En algunas mujeres, la terapia de reemplazo de hormona es requerida. También, la crema vaginal de progesterona se usa bastante para restaurar el deseo sexual femenino.

Ha sido reportado que ciertos ejercicios ayudan a manejar numerosos síntomas de la menopausia, siendo la fatiga uno de los principales. La simpleza de caminar y gozar del calor del sol, que es una fuente excelente de Vitamina D, puede fomentar marcadamente los niveles de energía. ¿Fuma usted? Deshágase de esos cigarrillos, han sido científicamente encontrados culpables de aminorar los niveles de estrógeno.

La información en este artículo es para propósitos educativos sólo, y no pretende reemplazar el consejo médico

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo