Decoración para bebés

¿Son mejores los pañales descartables o de tela para el bebé?


Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /chroot/home/visita6a/visitacasas.com/html/wp-content/plugins/wp-word-count/public/class-wpwc-public.php on line 123

Los pañales hechos de tela son un método razonablemente económico para que tu niño pequeño comience a dejar de usar pañales. Los pañales descartables son menos complicados y no traen problemas, sin embargo; pueden ser un poco costosos a lo largo de los dos, tres, cuatro o incluso cinco años en que tu hijo los usará. Los pañales de tela son igual de fáciles de utilizar, igual de eficientes y; aunque acarrean un poco más de trabajo, en realidad son mucha más saludables.

Es decir, a buenas primeras parecen ser una mejor opción; pero habiendo tantas opiniones divididas, nosotros en Visita Casas creemos que lo mejor es establecer una comparativa clara de las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

Te aseguro que después de leer este artículo una de dos cosas ocurrirá: cambiarás el tipo de pañales que estás usando actualmente o, estarás más que feliz y conforme con la decisión que tomaste; pero admitámoslo, para salir de dudas, nada como una ayuda.

¿Por qué dejaron de usarse los pañales de tela en un principio?

Cuando algo se reemplaza es, por lo general, para mejor. Sobre todo, cuando hablamos de la comodidad y bienestar de los bebés. Aunque los precios de los productos son un poco elevados, las compañías están comprometidas a brindarle la mejor solución a las madres; pero la prioridad es que los bebés estén cómodos y seguros.

Si no cumplieran con ese detalle, entonces nadie compraría sus productos y se verían envueltos en una terrible demanda colectiva. Entonces, aparecieron los pañales desechables. Un momento ¿en realidad fue así como se inventaron?

Pues la verdad no. Los pañales desechables no se hicieron pensando en los bebés sino en adultos. Pero no en el adulto promedio ni en adultos mayores. Los pañales desechables se inventaron para los astronautas, o mejor sea dicho; la patente de la madre detrás de todo este genial invento de los pañales que ahorran tiempo, se usó para que los astronautas no tuvieran que entrar y salir al momento de trabajar.

No obstante, la idea de un pañal que ahorrara tiempo y que mantuviera seco al bebé por más horas sí fue idea de una madre, Marion Donovan; cuya idea vendió en 1 millón de dólares. No obstante, su primera versión se puede decir que no era realmente desechable. No fue sino hasta 1961 en que el gel absorbente se hiciera presente en los pañales que se destinarían a uso adulto y posteriormente infantil.

Curiosidades de los pañales desechables

Además de haber sido pensados para adultos, los pañales desechables cuentan con otros datos muy curiosos:

Poliacrilato de Sodio

Aunque la mayoría de los fabricantes de pañales desechables se reservan el método con el que confeccionan sus productos; es de conocimiento popular que siguen el mismo esquema de hace décadas y utilizan poliacrilato de sodio tanto para combatir los olores y/o absorber el líquido.

Materiales Hidrófilos e Hidrófobos

Diariamente, en los laboratorios donde se fabrican los pañales, se hacen pruebas y pruebas que siempre buscan mejorar la calidad de los absorbentes. Uno de los avances más notables y que siempre se mejora, son las barreras anti derrames, estos materiales hidrófobos repelen cualquier líquido; y es que un pañal eficiente no se resume solo a ser un buen absorbente.

Números exorbitantes

Una fábrica de pañales promedio puede fabricar anualmente 800 millones de pañales. Eso es una sola fábrica.

¿Por qué volvieron los pañales de tela?

A medida que los años fueron pasando y las tecnologías aplicadas en la fabricación de los pañales desechables se fueron perfeccionando en busca de una mejoría de la calidad de vida; en ocasiones varias trabas hacían que las madres dudaran y decidieran dejar de usar estos pañales.

Enfermedades como la dermatitis de pañal se hicieron presente de manera cada vez más marcada; pero fue una de estas tecnologías implementadas la que hizo estallar los medios: el gel de poliacrilato.

El mismo gel utilizado para gelatinizar los residuos líquidos es el que hoy se asocia fuertemente al síndrome de colapso tóxico en la piel; es decir, el gel se sigue utilizando, pero se buscan mejorar las capas que lo aíslan de la piel del bebé.

Las madres entonces se ven en un escenario donde tenían que volver a utilizar los pañales de tela con todos los riesgos y desventajas que estos tienen; o esperar que las compañías cambiaran el gel absorbente. En vista de que la segunda opción parecía no llegar nunca; por esa razón comenzaron a mejorarse los pañales de tela.

Similar a lo que hizo Marion Donovan, las madres hoy en día utilizan pañales de tela con absorbentes de algodón, elásticos para mayor comodidad e incluso los mismos elementos hidrófobos; es decir, una fusión de lo bueno con lo bueno de ambos mundos.

Mientras que un bebé puede llegar a utilizar 7 mil pañales descartables en un año; ese número se ve drásticamente reducido cuando hablamos de pañales de tela. Es cierto que los pañales descartables están implementando la tecnología reciclable, pero ¿y el resto de basura acumulada en los lugares donde no la implementan?

Además, hay algo que siempre será característico de los pañales desechables a pesar del paso del tiempo: su alto costo.

Lo que caracteriza a los pañales de tela

Hay que tener en claro que los pañales descartables, a pesar de tener en ellos tantos años de tecnología en investigación dedicada a mejorarlos; sólo se rigen por un sistema: absorber e impermeabilizar.

Y es aquí donde comienzan a destacar las diferencias entre los pañales de tela y los descartables. Los pañales de tela cuentan con varios sistemas “que así se les llama comúnmente” a continuación los enumeraremos para evitar confusiones más adelante:

El sistema todo en uno

El más parecido a un pañal desechable, muy fácil de poner y de quitar y; como lo indica su nombre, está constituido en una sola pieza para mayor facilidad a la hora de poner y quitar. Su principal desventaja es que cuesta que se seque una vez lo hemos lavado; pero algunas marcas toman medidas respecto a ello y algunas de sus piezas son  “semi modulares”

El Sistema todo en dos

No hace falta ser un genio para deducir que este sistema separa la parte absorbente de la parte impermeable; pero la forma en que las partes del pañal están ensambladas es muy similar al sistema todo en uno. Normalmente se unen por broches y es uno de los más populares por el fácil secado.

Además, si la parte impermeable no se ha manchado luego de que la parte absorbente se ensucia, puede reutilizarle al colocarle una nueva pieza absorbente.

El sistema rellenable

Se le conoce también como sistema de bolsillo pues, aunque es muy similar al todo en uno y al todo en dos; no cuenta con broches ni con parte absorbente a primera vista. Esto se debe a que está “oculta” y para tener acceso a ella hay que buscar en el bolsillo cuya entrada siempre se ubica en el extremo superior del pañal.

Su mayor ventaja es que permiten “graduar la absorción” para el día a día. Aunque vienen con un absorbente estándar, basta con utilizar más material de este tipo para incrementar la durabilidad del pañal.

El sistema de dos piezas

Cuenta con una pieza que es totalmente absorbente y otra muy estética que solo cumple la función de impermeable; sin embargo, al ser la parte absorbente prácticamente un pañal completo, las piezas impermeables son mucho más coquetas que en los anteriores pañales de los que hemos hablado.

Obviamente, su lado negativo es que siempre estamos haciendo doble trabajo, es decir; es como colocar dos pañales.

El Sistema híbrido

Aunque se pueden colocar los absorbentes de tela cómodamente, este tipo de pañal está pensado en la utilización de absorbentes desechables biodegradables. Es muy similar a la tecnología del gel de los pañales desechables, pero no estaremos comprando muchos pañales; sino absorbentes que son más económicos y que sí se descomponen con facilidad.

Como puedes apreciar, la variedad y las opciones están a la orden del día para adaptarse a las necesidades de cada bebé y de cada mamá. Es tanto así que, no tienes que conformarte con una simple marca de absorbentes y; si quieres ahorrar un poco de dinero, puedes implementar toallas de algodón como absorbentes.

El uso de cremas también se ve disminuido drásticamente, la piel de tu bebé estará más sana y no será necesario cuidarla tanto contra la dermatitis de pañal. Sin embargo, para esos días en que no tienes acceso a una fuente de agua porque estás de viaje o colocas crema en la colita del bebé; existen unos forros protectores que se colocan entre el bebé y el pañal.

Estos no causan ningún tipo de irritación y su función es minimizar casi en su totalidad las manchas en el pañal previniendo que entre en contacto con las heces del bebé y/o la crema.

De esta forma, podemos resumir que los pañales de tela se componen de tres piezas pero, según la marca que uses; estos tres componentes se pueden ver reducidos a una sola pieza unida con hilo y aguja.

Y este es otro detalle a destacar. El material del que están hechos los pañales de tela es en la gran mayoría de los casos, algodón 100%; es decir, no hay químicos o agentes aromatizantes de por medio que son los principales causantes de la irritación en la piel del bebé.

Conclusiones y consejos finales

El usar pañales descartables no debería ser visto como algo negativo; aunque hoy en día se busca minimizar al máximo el impacto negativo que causamos en el ambiente, esto se ha convertido en una labor colectiva. No debes sentirte culpable, egoísta o inconsciente con ambiente si decides utilizar pañales de tela; de la misma manera en que no debes sentirte culpable si no eres vegetariana.

Las grandes compañías están intentando llevar un paso más allá la tecnología de los pañales descartables pues en partes del mundo sus ventas han caído considerablemente; todo esto por la gran oleada o movimiento verde que se hace notar con más fuerza cada vez.

Por otra parte, los pañales de tela te permitirán estar un poco más tranquila(o) en cuanto a la salud de la piel de tu bebé, no obstante; eso no significa que no sufrirá de alergias, pues estas son parte normal del crecimiento y el desarrollo de los anticuerpos.

Además, los pañales de tela ofrecen un alivio económico a cambio de un trabajo extra. Deberás invertir más tiempo, agua, luz y productos de limpieza especiales para lavar los pañales. Todo eso deberías tomarlo en cuenta. Por eso, nuestro consejo en Visita Casas; es que utilices la alternativa que mejor se adapte a tu conciencia, tanto con la salud de tu bebé, como contigo, con tu bolsillo y como con nuestro planeta cuéntanos, ¿Cuál fue tu decisión?

Referencias

Pañales de tela | Amazon.es | 2017

El debate: ¿pañales desechables o pañales de tela?

Panales De Tela Para Bebes

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí debajo tienen mis redes sociales.

>