Limpiando el desorden antes de empacar para la mudanza

Limpiar el desorden antes de empacar es un aspecto importante de cualquier mudanza, ya que te permite decidir lo que necesitarás para tu nueva casa. Una casa común de cuatro ambientes requiere de una camioneta de por lo menos 7 toneladas para mudarse, mientras que, una casa que no haya pasado por un proceso de orden; necesita una camioneta del doble de capacidad.

Además, al momento de mudarte, lo que menos deberías llevar contigo es el famoso equipaje emocional; aunque puede ser bueno conservar ciertas cosas que tienen un valor sentimental, tranquilamente podrías deshacerte ya de aquellos diarios de 1985.

Es increíble la cantidad de mudanzas que hemos asistido en Visita Casas; pero más increíble aún es que, en la gran mayoría de esas veces, nos pudimos percatar que las personas solamente limpian realmente cuando se mudan.

Sin mencionar las cosas más obvias como las que se acumulan en el ático; el garaje es otra zona que podría considerarse un “cementerio de objetos”. También los lugares más oscuros de los armarios y, por supuesto que no podría faltar el espacio muerto debajo de la cama.

Si estás por mudarte y quieres hacer una buena limpieza; lee este artículo hasta el final y descubre lo que puedes hacer con todas esas cosas que has estado acumulando por tanto tiempo.

La importancia de no llevar exceso de equipaje al mudarte

Aunque una mudanza no siempre puede interpretarse como un comienzo desde cero cuando ya hemos experimentado varias mudanzas en nuestra vida; lo cierto es que, para los más pequeños de la casa, sí se trata de un nuevo comienzo.

Además, si en verdad tienes experiencia en mudarte; entonces estarás consiente de que un pedazo de ti se quedará atrás en ese lugar, pero eso que dejamos atrás son recuerdos, la experiencia siempre la llevarás dentro de ti.

Por esa razón, es importante que al mudarte no lleves ataduras emocionales representadas en objetos. Hay elementos de la decoración, ropas, muebles; y muchas cosas más, que sí forman parte de la línea decorativa que has elegido. No obstante, son muchas otras más las cosas que solo existen como un ancla emocional a lo que será tu viejo hogar.

Esa clase de objetos son las que debes dejar atrás. En especial cuando se trata de aprovechar una nueva oportunidad para renovar la decoración. Una mudanza es tiempo de renovación tanto exterior como interior; sin renunciar a la esencia del hogar que todos ya conocen. Pero recuerda, el hogar no lo hacen las cosas ni los objetos; el hogar son las personas que amas ¿por qué llenar entonces el camión de la mudanza con tantos objetos irrelevantes?

Es importante que seas capaz de identificar que, sin importar cuántos objetos lleves de tu vieja casa; ellos no convertirán la nueva en un hogar, el hogar lo construirás junto a tu familia y seres queridos desde cero.

Por ello, aprende a no depender de objetos para poder sentirte cómodo; sólo lleva aquellos que forman parte de tu vida laboral, cotidiana y, sobre todo aquellos que estén en buen estado y serán realmente aprovechados.

¿Cómo elegir qué deberías llevar y qué no?

Al momento de hacer las selecciones de lo que se irá en la mudanza y lo que dejarás atrás, puedes poyarte en los siguientes trucos:

La técnica de los 12 meses

Acumular objetos es algo casi imposible. Ofertas por aquí y ofertas por allá; además del bombardeo de las publicidades a través de los medios de comunicación, no solo radio y televisión, sino vallas publicitarias y las redes sociales. Todo ello en conjunto nos hace desear adquirir cosas, aunque las usemos por una temporada; lo cierto es que terminan guardadas y acumulando polvo luego.

La regla de los 12 meses es simple, tomas algo que se supone debería ser de uso regular y te preguntas “¿hace más de un año que no lo uso?”; si la respuesta es sí, entonces debes considerar seriamente dejarlo atrás en el pasado.

No lleves contigo objetos de uso regular (no necesariamente cotidiano) si no los has utilizado en 1 año o más. Zapatos, algún juguete de los niños, algún gadget; muchas cosas saldrán a flote, pero debes ser fuerte y pedirle a tu familia que sea fuerte, desháganse de todo eso.

¿Malos recuerdos o buenos recuerdos?

Si la técnica de los 12 meses busca eliminar esos objetos que ya han perdido su uso práctico; la técnica de los recuerdos se utiliza para aligerar los objetos con carga emocional innecesaria. Ten en cuenta que no necesariamente el recuerdo debe ser malo para dejar algo atrás; incluso un objeto que traiga un buen recuerdo es algo de lo que se puede prescindir.

El antiguo uniforme de karate, la primera computadora, la silla mecedora de la abuela; todos esos objetos que sólo representan una carga emocional pero que en realidad no son de uso práctico, deberían dejarlos atrás.

Hagan el ejercicio juntos, utilicen ese momento para afianzar los recuerdos en sus mentes; pero al mismo tiempo noten cuánto desorden crean esos objetos, así podrán despedirse de ellos más fácilmente.

Aprende a vender por internet

En el mundo del comercio existe una frase que dice “la basura de uno es el tesoro de otro”. Una frase muy cierta utilizada por los vendedores para inculcar que literalmente se puede vender todo; lo importante es saber negociar el precio.

Volviendo al ejemplo de la primera computadora, muchas personas saben aprovechar las piezas electrónicas viejas para ensamblar máquinas estilo retro. Así mismo, la mecedora de la abuela puede ser una pieza de mobiliario muy popular entre los adultos mayores; saber llegar a esas personas es clave a la hora de deshacerte de todo el desorden y bulto innecesario, pero sacando algo de beneficio.

Recuperar la inversión a través de las ventas de garaje es genial, pero se limita a un grupo de personas específicas, no obstante; pueden vender por internet a una persona que esté en otro continente sin problemas y sin pagar ningún tipo de envío.

Aunque podríamos hacer un artículo dedicado únicamente a este tema; lo ideal es darte una explicación generalizada para tu próxima mudanza por venir. La forma es sencilla, regístrate en sitios como Amazon, EBay y cualquier otra página de ventas en tu país que sea popular.

Toma fotos de tus productos en la venta de garaje y publícalos. La naturaleza de las fotografías ejercerá presión entre los posibles compradores en línea; ya que sabrán que existe la posibilidad de que alguien más que pase frente a tu casa compre lo que ellos tanto quieren.

Así mismo, y para garantizar que no haya ningún tipo de regateo por el objeto; coloca tus publicaciones a manera de subastas, el plazo podría ser una o dos semanas antes de la mudanza. Que sea una subasta hará que los compradores potenciales tengan otro nivel más de presión; lo que no vendas al final del plazo podrías rematarlo o donarlo.

Regala sonrisas a los más necesitados

Donar a los más necesitados es otra gran forma de limpiar el desorden, todo aquello que haga ruido emocional o con el nuevo orden decorativo de la vivienda que estarán por ocupar; todo ello puedes simplemente donarlo o venderlo a un muy bajo costo.

Los lugares ideales para hacer este tipo de eventos son: las iglesias, los orfanatos, los hospitales, los asilos, las plazas y otros eventos; entre muchos más dependiendo de tu localidad.

Enseña a los más pequeños que un juguete que ellos consideran viejo u obsoleto; puede iluminar la sonrisa de otro niño como lo hizo con ellos el primer día. Puedes luchar contra el constante circo del consumismo en el que adquieres y adquieres para luego desechar sin mediar.

Young couple moving in their home

Tus hijos aprenderán a valorar más sus juguetes y ropas; todo mientras ayudas a personas de bajos recursos que por una u otra razón no son capaces de adquirir ese tipo de objetos. Al final de cuenta se tratan de cosas materiales; pero el gesto es lo que las hará especiales.

Por esa razón, cuando hagas donaciones intenta estar allí el mayor tiempo posible al momento de repartir las cosas, preferiblemente; que tú y tus hijos sean quienes lo entreguen, así podrán apreciar realmente el poder del gesto que están teniendo.

Una manera de llevarte esas cosas sin que ocupen tanto espacio

Empacar también requiere un poco de técnica y, sin exagerar; podría ser considerado un arte. Pero cuando se trata de poder transportar la mayor cantidad de objetos y recuerdos, sin que vayan a crear nuevamente desorden es: compactándolos.

Simplificar los objetos (cuando puedas hacerlo), te permitirá llevar la misma cantidad de equipaje, pero en un formato más ligero; ¿cómo es posible esto? La respuesta yace en la tecnología. Aquí te compartimos varios tipos de simplificaciones.

Libros

Los libros son definitivamente una carga muy pesada y además quitan mucho espacio, no obstante; podrías llevar miles de libros en una memoria Micro USB sin problemas.

Existen muchas opiniones encontradas en cuanto a los libros en el formato digital y en formato físico. El placer de sentir las hojas al tacto, de oler las páginas y de poder pedirle al autor que dejen en él su firma y una dedicatoria; esas son experiencias que sólo se pueden vivir con un libro físico.

Por otra parte, los libros digitales ofrecen facilidades para la lectura; desde ajustar la intensidad de la luz para poder leer durante las noches, hasta función de diccionario para buscar el significado de una palabra desconocida. Además del obvio peso despreciable que tienen y del espacio que ocupan en el mundo físico.

Aunque no te decimos que te deshagas de todos los libros; puedes vender o donar los que ya has leído y buscar sus versiones digitales. También, puedes deshacerte de la carga emocional del álbum de fotografías y pasarlas todas por un scanner.

Tener las fotografías juntas en un lugar como un álbum de Facebook o almacenadas en la nube te permitirá verlas desde tu teléfono o computadora cuando quieras; al tiempo que ahorras mucho espacio. también podrás hacerlas llegar a un restaurador e imprimir viejas fotos en blanco y negro a full color.

Ropa

La ropa es otro de los grandes problemas en la mudanza, sin embargo; te tenemos la solución perfecta para transportar grandes cantidades de ropa en muy poco espacio: bosas selladas al vacío.

Similares a las que usan en la tintorería; este tipo de bolsas para ropa son mucho más grandes, pero tienen el mismo principio; solo debe cerrarlas bien cuando hayas empacado todo y, con una aspiradora; extraer el oxígeno de ellas, causando que la ropa se compacte y se pueda viajar con ella mucho más cómodamente.

¡Vamos, no te duermas que ya se viene la mudanza y hay mucho por hacer, a deshacernos de ese desorden!

Referencias:

Consejos Para Mudarse De Casa

Cómo empacar para mudarse: 22 pasos

Cinco errores comunes al mudarse

Todas las imágenes son cortesía de: pixabay.com/freepik.com/pinterest.es

 

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora
  • Fletes JM dice:

    Es necesario al momento de la negociación determinar la cantidad de ambientes a mudar, como así también tener en cuenta los horarios que son permitidos para realizar el movimiento de mudanza.

  • >
    close

    ¿Dudas o Consultas sobre Decoración?

    Consulta a nuestros especialistas:

    Compartir con un amigo