Consejos de mudanzas

Las cajas y bolsas son esenciales para cualquier mudanza

Una mudanza es una de las cosas más complicadas de hacer para muchas personas. Indiferentemente de la cantidad de pertenencias, desde organizar las cosas hasta clasificarlas y empaquetarlas; todo el proceso de la mudanza puede ser algo realmente difícil cuando se tienen pocas nociones de qué se debe hacer y cómo.

Afortunadamente, en Visita Casas nos hemos vuelto prácticamente expertos en este tema. Hemos aprendido (a fuerza de ensayo y error) muchas “técnicas especiales” que toda persona debe aplicar durante su mudanza, siendo una de las más importantes que: las cajas y bolsas son esenciales para cualquier mudanza; ya sea dentro del mismo edificio a pocos pisos de distancias, o se trate de muy pocas cosas, cajas y bolsas no nos pueden faltar.

Si estas por mudarte o si estás en pleno proceso y el estrés de empacar te está derrotando ¡no te preocupes! Hoy en Visita Casas compartiremos contigo todo lo que hemos aprendido con respecto a las mudanzas para que puedas salir de ese embrollo sin perder un tornillo en el proceso.

Aprende a Mudarte sin Estrés con Visita Casas

“Mudarse y no morir en el intento” se ha convertido en un verdadero reto para muchos. Sobre todo cuando se tiene una familia con niños que debido a la mudanza lo están pasando muy mal porque dejarán atrás a sus amigos, por ello, el tiempo recomendable para comenzar los preparativos para la mudanza, es de al menos 8 semanas.

Dos meses son suficiente tiempo para hacer despedidas, darles tiempo a todos de asimilar la nueva realidad que les espera más adelante, buscar una escuela para los niños, un médico pediatra de buenas referencias y, sobre todo; organizar eficientemente todo lo que necesitarás para empacar.

Pero es aquí donde algunas personas fallan, en la organización. Verás, una de las técnicas que nosotros utilizamos en Visita Casas al momento de una mudanza es un inventario. Pero no un inventario de las cosas precisamente, sino un inventario de todo lo que involucra una mudanza.

Para lograrlo, deberás organizar en una carpeta las distintas “cosas” que van saliendo durante la mudanza y las que obviamente ya tienes previstas que pasarán:

  • Facturas
  • Colegio nuevo
  • Casa nueva
  • Contrato

Son muchos los elementos que puedes incluir en esta carpeta que será el primer paso para una gran organización; esa es la forma de comenzar con buen pie y evitar que la mudanza se convierta en un causante de estrés.

Uno de los apartados que debes incluir en esa carpeta es: Cajas para empaquetar y Bolsas para embalar.

Eligiendo las mejores cajas para empaquetar

Este consejo de seguro lo has escuchado muchas veces, pero también es seguro que te lo habrán dado de manera muy generalizada. Cuando se trata de buscar cajas surge la pregunta ¿dónde puedo conseguir tantas cajas?

Pues, además de los centros de reciclaje y las tiendas en línea que las llevan hasta la puerta de tu casa; el otro lugar donde perfectamente puedes conseguir todas las cajas que necesitas es en el supermercado.

Sin embargo, el truco está en saber a qué parte de supermercado ir para solicitar las cajas o qué cajas tomar específicamente si te dan acceso al almacén.

Esta clase de selección es necesaria incluso aunque se trate de algo gratis, todo con el fin de tener un buen control de plagas y evitar a toda costa que nuestras pertenencias sean roídas por ratones o infestadas por cucarachas u otros insectos.

Las cajas más idóneas para empacar todo durante la mudanza son las que provienen de la zona de panadería. Esto es así porque necesitas cajas que no tengan rastros de humedad y sobre todo que estén limpias.

 

Las cajas en la zona de panadería cumples con estas dos características y vienen con un plus; que suelen ser muy espaciosas. También puedes utilizar cajas de servilletas (que son de las más grandes) y cajas de vasos de cartón o plástico; en todo caso, nunca escojas una caja si no sabes qué exactamente había dentro de ella antes de que la enviarán al “cementerio de las cajas vacías”.

El material de las cajas

El material de las cajas al momento de empaquetar juega un importante rol. Como sabrás, al escuchar la palabra “caja” inmediatamente lo asociamos con el cartón, de una dureza o de otra; pero siempre cartón.

No obstantes, la ventaja de comprar cajas a tiendas en línea especializadas en mudanza, es que ellos suelen ofrecer las cajas de plástico. Un plástico por lo general de color blanco apagado y con una dureza extrema.

¿Por qué una caja de plástico? Debido a su dureza y fácil rotulación, así como ventilación y sellado; las cajas de plástico son ideales cuando tienes cosas de mucho valor pero que, por razones de infraestructura en la mudanza, permanecerán en la caja un tiempo considerable.

Elementos decorativos delicados, libros que no se colocarán hasta que la construcción del estudio esté 100% terminada y ciertos objetos de alto valor sentimental como los álbumes de fotos; todos ellos deberían ser protegidos de manera más eficiente utilizando cajas de plástico.

El resto de las cosas, sobre todo las que sacarás inmediatamente y que se pueden lavar con abundante agua y desinfectantes; puedes colocarlas en cajas de cartón siempre y cuando tomes las precauciones del uso de papel o bolsas plásticas para embalar cuando se trate de elementos frágiles.

¿Cómo empaquetar nuestras pertenencias?

Lo más difícil de todo y donde se nota la experiencia de alguien que se ha mudado y alguien que no tiene ni idea: la forma de empacar las cosas en las cajas.

La manera más efectiva de explicar el proceso de embalaje es siguiendo un orden de pasos que aquí te daremos. Aunque puedes hacer alguno que otro ajuste (sobre todo dependiendo de qué tan apretada esté tu agenda); recuerda que con este procedimiento tendrás una mudanza libre de estrés:

Empaqueta por estancia

Es muy importante que, todos los elementos que conforman la habitación, estén en un grupo de cajas donde no se mezclen con los objetos de otros ambientes del hogar. Esta regla aplica para cada estancia del hogar.

La mejor manera de lograr esto es manteniendo las cajas dentro de la habitación en la que hemos empacado. Esto puede resultar un poco difícil en la cocina, en espacios reducidos o cualquier otro espacio de interés común dentro de la casa y por el cual siempre esté caminando gente.

No obstante, en las habitaciones, estudio y la sala; las cajas pueden dejarse allí sin que exista el riesgo de que alguien las tropiece. Este nivel de organización es lo que marca la diferencia entre una persona con experiencia en mudanzas y una que carece de esa experiencia.

Puesto que las personas inexpertas tienden a guardar primero lo que menos usan; pero esta labor la llevan a cabo caminando por la casa con una gran caja.

Cuando llegan a la nueva casa, por más que busquen “eso” que pensaban que no necesitarían, nunca terminan encontrándolo a tiempo e incluso esto genera más gastos.

Por eso, al momento de empacar, está bien comenzar por las cosas frágiles decorativas que no son de uso cotidiano; pero siempre manteniendo una organización en donde pueda afirmar que “todo lo que está dentro de esta caja pertenece a esta ala de la casa”

Rotulando y apilando las cajas

Una vez que has comenzado la labor de embalar tus pertenencias de la forma antes explicada. Necesitarás la correcta organización para poder moverte cómodamente.

Apilar las cajas es la mejor manera de ahorrar espacio y al mismo tiempo mantener todo organizado correctamente, sin embargo; la forma de hacerlo también es crucial al momento de la mudanza.

Lo primero que debes tener en cuenta es el material de la caja que estés utilizando. La caja que hará de “base” siempre debe ser la más grande en tamaño, pero si además de ello es de un material resistente; entonces será mucho mejor. También es bueno que intentes llenarla hasta el tope, pero creando una superficie plana que se adapte a la forma de la caja. La manera de lograr eso, es utilizando pequeñas cajas ya sean de zapatos u otro tipo; organizarlas a su vez dentro de la caja grande como un LEGO o bloques de TETRIS, te brindará más adelante una facilidad al desempacar.

Las cajas inferiores de la pila siempre deberían ser las que incluyen los pequeños agujeros a los lados para poder cargarlas con más facilidad. En todo caso, nunca llenes una caja con más de 20 Kg. De lo contrario, será un problema para todos poder trasladarla.

A medida que vayas apilando, puedes ir rotulando las cajas por las caras laterales.

¡OJO! Las cajas siempre deben ir rotuladas por lo lados. Si colocas la rotulación en la parte superior o inferior, el apilarlas te hará muy difícil encontrar lo que buscas.

Puedes rotularlas con un color distinto (azul o rojo) para indicar que su contenido es frágil. Pero no cometas errores de principiante al decir mediante la rotulación si el contenido es valioso; abstente de colocar cosas como: joyas, prendas, oro, plata, zarcillos, peinadora, cómoda, maquillaje, accesorios; etc. Las palabras a evitar también dependerán de los modismos allá donde vives.

En su lugar, puedes utilizar un color de rotulador distinto, por ejemplo:

  • Dormitorio con azul para las cajas de la habitación de mamá
  • Dormitorio con negro para la caja con las cosas de los niños

Por último, si vas a utilizar cajas más pequeñas o no, siempre trata de que las joyas de valor vayan contigo o queden en la parte más baja de las cajas.

El uso de bolsas

Las bolsas serán un agregado de seguridad. Es obvio decir que no te decantes por las más económicas, éstas se romperán fácilmente.

Las bolsas son perfectas para agregar una protección entre la ropa y la caja. Recuerda que la humedad es capaz de abrirse camino rápidamente a través del cartón, pero cuando se trata de plástico; allí el asunto es diferente.

Abre de pleno la caja y, utilizando la forma de la caja como guía; introduce una bolsa que ajustarás a los bordes de la caja para mayor comodidad al momento de vaciar allí tus pertenencias.

Colocar ropa, objetos o prendas de valor, y luego otra capa de ropa; es la manera más segura de transportar esas cosas valiosas que no puedes cargar contigo y por ende deben ir en el camión.

Además del sello exterior de la caja, el incluir una bolsa que irá firmemente atada, agregará un nuevo nivel de seguridad que antes no tenías; por eso, tanto las cajas como las bolsas son esenciales para cualquier tipo de mudanza.

Referencias:

Tips para hacer una mudanza bien organizada

Tips para organizar una mudanza

TIPS PARA UNA MUDANZA ORGANIZADA

Todas las imágenes son cortesía de: Freepik.com y pinterest.com

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo