Accesorios decorativos Organización y órden del hogar

Productos de almacenaje y organización que no le costarán mucho

Todos en algún momento hemos sentido que el caos se apodera de nuestras vidas; que no tenemos espacio para el almacenaje y organización de nuestras cosas. Sin embargo, esa sensación siempre surge por la misma razón, la única de hecho; y es nuestra falta de capacidad de gestión del espacio.

Claro que, cuando buscamos organizadores en las tiendas más populares; nos encontramos con que algunos precios son extremadamente elevados para lo que realmente son. Estamos hablando, en la mayoría de las veces; de una caja con gavetas. Entonces, si se trata de algo tan sencillo ¿por qué no lo fabricamos nosotros mismos? ¡Hoy en Visita Casas te enseñamos a cómo gestionar tu espacio y cómo fabricar tus propios productos para almacenaje y organización!

¿Por qué ocurre el desorden y la desorganización?

Antes de hablar de cómo organizar, primero debemos comprender por qué nos terminamos hundiendo en una espiral de desorden; incluso aunque no sea nuestra naturaleza ser desorganizados.

Y es que, la verdadera razón o, al menos la principal; es la falta de espacios para organizar.

Lo que puede comenzar como un simple lápiz sobre la mesa de trabajo, pronto puede convertirse en un sin número de lápiz de todo tipo extraviados. En el mejor de los casos; un montón de lápices por doquier sobre la mesa.

Y así ocurre para todas las cosas. Aunque es obvio que los lápices pueden organizarse fácilmente en una simple taza a la cual se le partió el asa; hay otros elementos que no queda muy claro cómo se pueden organizar de la manera más eficiente.

Sobre todo aquellos que constantemente estamos utilizando o necesitando y que, por esa razón; buscamos mantenerlos cerca en todo momento. Es allí donde ocurre la desorganización.

Pero sí se pueden mantener esos objetos a una distancia de fácil alcance y; al mismo tiempo en una situación donde no afeen la decoración ni ocupen un espacio que no es el suyo.

Solo debes recordar que, por más pequeño que sea el desequilibrio; si algo está en un lugar al que no pertenece o no se siente natural su ubicación; entonces eso debe ser considerado un foco de desorden.

Y el desorden/desorganización; es algo que se propaga como una enfermedad cuando no se le pone reparo rápidamente. Todo se debe porque, el objeto que en un principio no pertenecía a ese lugar; termina siendo las bases para colocar otro similar.

Puede que juntos luzcan en armonía y salgan frases como “colócalo allí junto a los demás”; pero si en un principio no deberían estar allí, con el tiempo ocurrirá la desorganización.

Organizando la oficina para que luzca como lo que realmente es, tu sitio de trabajo

El cómo tienes organizado tu espacio de trabajo, dice mucho de ti como persona. Un espacio de trabajo ordenado te ayudará a ser más eficiente al momento de desempeñar tareas rutinarias; por lo que hablemos primeramente de los distintos trucos de almacenaje y organización económicos que puedes aplicar aquí.

Personaliza tu espacio de trabajo

Un espacio de trabajo en el que te siente cómoda(o) y que tiene algo de tu personalidad; está demostrado que ayuda mucho a la productividad.

Siendo un lugar en el que podemos pasar tantas horas; es necesario que lo sintamos nuestro. No obstante, la organización es crucial para evitar que esa sensación sea algo opresora.

Estar rodeado de muchas cosas puede causar una sensación de “sobrecarga de trabajo”; incluso aunque no la tengas. Por ello, debes ser muy puntual al momento de personalizar.

Fotos, algún cuadro o frase para inspirarte cada día, un cojín para colocar en tu silla y una taza o vaso muy personales y una planta; todas esas son cosas que puedes incluir y que no romperán esa delgada línea límite entre un espacio personal para pasar el tiempo y un espacio de trabajo.

Invierte en un archivador

Un archivador no es un gasto, es un inversión; y puedes conseguirlo muy económico si lo buscas usado. Lo importante del archivador y la principal razón por la cual debes tener uno; es por la rápida organización vertical que este nos ofrece.

El secreto está en aprovechar todo el espacio interior de sus gavetas y, ubicándolo cerca de tu escritorio; tendrás acceso a los elementos que más utilizas de manera cómoda y rápida.

Siendo que los elementos que más desorden causan son los documentos; debes dividirlos en dos grupos: aquellos a los que siempre recurres y aquellos a los que no.

Los que siempre necesitas tener a la mano, organízalos en carpetas colgantes que se instalan dentro de la gaveta del archivero; bien identificadas, estarán a la mano de una forma que aumentará tu productividad.

Aquellos que no utilizas tanto, guárdalos en folios o carpetas con anillos. Gracias a su lomo grueso, no será difícil identificarlos; y pueden agregar un valor decorativo muy llamativo si utilizas colores afines con su contenido.

En el resto de las gavetas implementa organizadores que ya vienen con divisiones internas. Los que se utilizan para los talleres de costura o los que utilizan los estudiantes de medicina son perfectos para colocarlos en las gavetas.

Si apilas estos organizadores dentro de una gaveta utilizando los distintos niveles y compartimientos para diferentes elementos afines entre ellos; podrás tener todo dentro de una única gaveta.

Deshazte de aquellas cosas que no utilizas

Estando en tu oficina, lo primero que debes preguntarte al ver tu espacio de trabajo es: ¿hace cuánto no uso esta herramienta?

Eso debes hacerlo para cada elemento sobre tu escritorio o mesa de trabajo. Una vez que hayas clasificado cuáles son las que no utilizas de forma constante; es hora de conseguirles un nuevo lugar.

Siendo que el mejor lugar es una gaveta del archivador; la clave está en cómo las organizas dentro de este.

Si eres como nosotros en Visita Casas; de seguro tendrás muchos cables que no encuentras donde colocar. Cargadores de laptop, de la cámara, de los teléfonos; en fin.

Una forma muy eficiente de organizarlos y de organizar muchas otras cosas que se utilizan con frecuencia pero que se ven horribles sobre el espacio de trabajo; es utilizando bolsas transparentes con cierres.

Las mismas que utilizamos en la cocina; pero trasladarlas a una gaveta de nuestro archivador que tenga varias divisiones. Identifica estas bolsas por fuera utilizando el mismo método para todas, esto le dará armonía a la decoración. Además, te ayudará a encontrar rápidamente ese cable específico que andas buscando.

La mejor forma de organizar tu cocina

Nuestra cocina es uno de los espacios que más está propensa a la desorganización. Al todo ser alimentos y utensilios; es fácil caer en una espiral de desorden sin darnos cuenta. Solo alguien que sabe de decoración y de diseño de interiores puede apreciar estos focos de desorden al momento; pero tú también puedes notarlo.

Si para dar con un plato, una taza y la cubertería, necesitas dar muchas vueltas de un lugar a otro dentro de tu cocina; entonces lo más seguro es que tengas un problema de organización. Y a futuro se puede convertir en algo peor.

Comencemos por los alimentos. Por lo general tenemos dos grupos: los que están en uso en ese momento y; las reservas de la alacena.

La mejor forma de organizar estos segundos es invirtiendo en envases transparentes. No tienen que ser de vidrio ni tampoco de plástico. Incluso las bolsas con cierre pueden ser útiles.

Lo ideal es que, de una forma sencilla; puedas ver el contenido de esos paquetes que ya han sido abiertos. Eso sí, lo que debes evitar a toda costa es dejarlos dentro del empaque ya abierto dentro de la alacena.

Te un espacio únicamente para las especies

Las especies son de lo más difícil de organizar dentro de la cocina. Constantemente utilizamos un grupo durante ciertos días; y otros días simplemente no las miramos. Todo depende del menú que nos proponemos.

Sin embargo, al ser especies; no podemos permitirnos que exista un desequilibrio en la organización debido a esto. Por ello, la mejor forma de mantener todo en orden es crear un espacio únicamente para almacenarlas.

Dependiendo del tamaño de tu cocina, puede ser un nivel completo de la estantería. También puedes colgarlas en la parte interna de una de las puertas de la alacena.

Existen organizadores magnéticos transparentes pensados para ser colocados en la nevera; estos son perfectos para contener las especies. Y la última opción, es dedicarles un espacio único en un organizador de hierro forjado estilo carrusel.

Lo importante es que todas estén en un mismo sitio; siendo la sal y la pimienta las únicas excepciones, pues estas pueden ir en recipientes a juego entre sí, pero no con las demás.

El garaje… el lugar que suele estar más desorganizado en todas las casas

Pasamos al lugar más desorganizado en la mayoría de las casas, ¿y por qué es esto así?; pues al no estar a la vista de las visitas; muchas personas suelen destinarlo para “guardar” aquello que no utilizarán más.

Pero cuando toda la familia comienza a hacer esto; entonces es allí donde se crea un foco de desorden que se extiende rápidamente hacia toda la casa.

Es irresponsable pensar que, solo porque algo esté oculto en el garaje, no influirá en el resto de la casa.

Lo primero que debes tener en cuenta son las plagas. Desde molestos insectos hasta roedores e incluso otros mamíferos (dependiendo la zona en la que vivas); un garaje desorganizado y que es utilizado principalmente como cementerio de objetos que ya no se utilizan; es un lugar perfecto para que proliferen estas plagas.

Para evitar que esto suceda, no solo se deben almacenar las cosas de forma correcta; se deben desechar aquellas que no se utilizarán y en especial; todo debe estar organizado y limpio.

Afortunadamente, hoy contamos con productos que pueden ayudarnos a ahuyentar a estas plagas. Pero recuerda; cuando se trata del garaje, la mejor forma de almacenar es: o en grandes organizadores de plástico o a simple vista en estanterías.

Los organizadores de plástico que se cierran firmemente, no solo previenen la humedad; sino que también evitan que los roedores aniden entre los libros o la ropa, sus lugares preferidos.

Por otra parte, las estanterías pueden simplificarse de muchas formas. No tienes que utilizar metal; puedes aprovechar en su totalidad la superficie de una pared. Con un grupo de clavos y un buen trabajo de mapeo; puedes ubicar todas las herramientas y materiales en una pared, al más puro estilo de una ferretería.

Productos de almacenaje y organización que puedes fabricar con materiales reciclados

Dependiendo de la zona de tu hogar en la que quieras incluir algún accesorio o producto de almacenaje y organización; deberás buscar un material distinto para estar en armonía con el resto de la decoración.

Cuando se trata de la cocina; lo mejor siempre será inclinarse por la madera.

Un elemento de almacenaje ideal para la cocina y que te ayudará a organizar las especies; es un organizador vertical hecho con tablas delgadas y un par de ruedas como el de esta fotografía.

Como puedes observar, el espacio muerto entre la nevera y la pared; puede convertirse en el lugar ideal para almacenar las grandes botellas de vinagre y aceite, además de los frascos de vidrio con especies.

Este mismo concepto de estanterías verticales con madera reciclada puede ser trasladado a las habitaciones y el baño.

En cuanto al garaje; el plástico es el mejor aliado para almacenar. Tanto la madera como el metal suelen ser contra producentes. No obstante, ya habíamos mencionado lo de colocar las herramientas y materiales en la pared.

Aunque puedes invertir dinero en un organizador de plástico de ese estilo. Lo cierto es que puedes hacerlo directamente en la pared utilizando tu taladro y muchos tornillos.

Ya que los agujeros no tienen que ser realmente profundos, no comprometerás la integridad de tu pared. Pero, si eso es lo que te preocupa; puedes utilizar una gran tabla de madera y pegarla/clavarla a la pared. Sobre ella puedes construir el mapa organizacional.

Utiliza tiza blanca y las mismas herramientas para hacer la silueta de cada una. Luego coloca los clavos/tornillos allí en esos puntos de ancla para cada una de ellas.

¿Cómo incentivar hábitos de organización en los más pequeños?

Definitivamente, los malos hábitos de los pequeños pueden ser la principal causa de todo el desorden en tu hogar. Por eso, queremos darte el mejor consejo que podrás escuchar para lidiar con ello: no seas tú quien organice el desorden que ellos causen.

Desde pequeños, tus hijos deben aprender que la diversión con los juguetes no se termina cuando deciden dejar de jugar con ellos; sino hasta luego de haberlos guardado en su lugar.

Para incentivar estos hábitos de orden, debes buscar que la experiencia de almacenarlos sea parte del entretenimiento. Para ello debes dedicar parte de tu tiempo en ayudarlos a organizar y, en especial; educar con el ejemplo.

Utiliza organizadores de colores, juegos de ir contra el reloj o simplemente apóyate en la imaginación de los pequeños; en este punto, cualquier estrategia divertida es válida. Pero debes evitar inculcar valores a través del miedo o del castigo; de lo contrario, lo verán como una obligación, y con el tiempo dejarán de hacerlo.

Referencias:

  1. 11 trucos de organización
  2. Más de 25 ideas increíbles sobre Almacenamiento
  3. Maneras preciosas de almacenar y organizar alrededor de la casa
  4. 40 Brillantes maneras de ordenar tu casa
  5. Ideas para organizar y almacenar en la cocina
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo