Decoracion

Transfórmate en un experto en decorar vidrieras o vitrinas

Las vidrieras constituyen una de las mejores cartas de presentación ante los potenciales clientes. Un escaparate bien organizado atrae la mirada inmediatamente y esta pronto se dirige a los productos, así se consigue la primera llamada de atención.

Se le conoce como vitrinismo, escaparatismo, Visual Merchandising o simplemente diseño de vitrinas. En todo caso es la manera y la única manera realmente que tenemos para seducir visualmente al consumidor. El diseño interior y arquitectura logran contar la historia de una marca a través del vitrinismo y es por esa arte de las vitrinas que como negocio se logra llegar al consumidor y convencerlo de que compre.

Fácilmente se puede notar cuándo un consumidor decide comprar algo o no desde el minuto “0” de la venta sugestiva y eso es, al ver la cara de la persona mientras aprecia las decoraciones al otro lado de la vitrina ¿quiere hacer crecer su negocio y lograr una buena venta sugestiva? Este es el artículo que busca.

Historia de las Vitrinas

Vitrinas

Nuestra capacidad o necesidad de vender a través de exhibir se remonta a hace más de 10.000 años, en el período neolítico cuando la agricultura y la ganadería eran las primeras formas de comercio que se habían instaurado en la sociedad.

A través del trueque, los comerciantes adquirían lo necesario a cambio de sus propios productos, pero, ante tanta competencia, el poder de convencimiento a través de lo visual jugaba prácticamente el 88% de la venta. Fue entonces cuando los artesanos, aprovechando este boom dan nacimiento a las ferias artesanales  y comienzan a exhibir sus obras de arte de forma más elaborada y armoniosa (pues su mercancía se prestaba para ello) en esos mercados laberínticos donde el cliente se veía “forzado” a recorrer todo en busca de lo que quería, así se comenzó a vender en los primero Layouts de nuestra historia como civilización humana.

Vitrinas

Es por esta razón que, aunque le cueste en un principio imaginar una decoración para una vitrina, de alguna forma siempre logra encontrar algo innovador, distinto y llamativo; así sea un golpe de suerte, pero se debe a que lo llevamos en la sangre, todos los seres humanos somos comerciantes por naturaleza.

La importancia de los maniquíes

Los primeros maniquíes eran de papal maché y no fue sino hasta muchos años luego cuando los maniquíes de fibra de vidrio comenzaron a usarse. Es allí donde las verdaderas intervenciones en estos espacios destinados sólo para exhibir evolucionaron al concepto moderno que hoy se tiene.

El diseñador de espacios y escenarios y director de vitrinismo de la empresa Colombiana Cueros Vélez, Nicolás Díaz dice:

“La vitrina es ese espacio intervenido por un producto que tiene como principal objetivo llegar al cliente con tan sólo cinco segundos. Cinco segundos para enamorar al cliente, envolverlo con ese producto y hacerlo sentir el producto para que entre a la tienda ¿cómo se logra esto? Creando una escenografía entorno a ese producto para que el cliente lo entienda como suyo y así se decida comprarlo”

Vitrinas

Cinco segundos solamente para convencer al cliente sin decirle realmente una palabra pero al mismo tiempo hablarle de todo, según el experto Nicolás Díaz. Es por ello que tomarse esto a la ligera puede ser la diferencia entre un negocio próspero o irse a la quiebra.

Aprendiendo a Decorar las Vitrinas

La escenografía de las vitrinas depende mucho de dos cosas:

  1. La popularidad de la marca
  2. La época del año

La frecuencia con la que cambia la escenografía de una vitrina debe regirse por las distinta época del año en la que a nivel del consumismo nos encontramos: día del padre, día de la madre, día del niño, del amor y amistad, noche de brujas, navidad. A principio de año y a mitad de año también hay dos quiebres a nivel de consumismo que es donde ocurren los Big Sales, sin embargo, las grandes marcas, o mejor sea dicho, las marcas más inteligentes; también tienen destinadas dos de sus vitrinas a un concepto muy importante: Lo que es Tendencia.

Vitrinas

Si usted tiene una tienda debe elegir qué puntos de quiebre serán sus ejes comerciales, ese es el primer paso. Dichos ejes pueden ser: Madres, Padres, Navidad. Tres ejes comerciales son más que suficientes y por supuesto variaran según el tipo de mercancía con el que usted trabaje además del target al que quiera llegar. Luego tenemos las vitrinas de Tendencia o en otras palabras: Lo que pasa hoy en la moda.

Tipos de vidrieras

En la actualidad existen dos tipos de vitrinas: la vitrina externa, esa que conocemos de toda la vida y que logra al 100% su cometido cuando causa que el consumidor golpee la frente con el vidrio de tanto acercarse para ver el producto y, la vitrina interna.

La vitrina interna es un concepto que siempre ha existido pero que hoy es lo que mejores resultados está dando en materia de ventas. Las tiendas que cuentan con grandes espacios dentro de su infraestructura, puede dedicar un ala de su almacén para crear lo que usted puede conocer vulgarmente como departamento, pero que intrínsecamente tiene un significado más poderoso a nivel de venta sugestiva. Estos espacios arquitectónicos en contacto directo con el cliente, producto y maniquí, son las “vitrinas” que realmente cierran la venta de su producto hoy en día.

Estas vitrinas internas tienen como objetivo recordarle al cliente lo que vio afuera y que le hizo entrar pero al mismo tiempo de una forma más contundente, si usted posee un local con el espacio suficiente, lo mejor es trabajar la transición desde la vitrina externa hasta esa vitrina interna de forma gradual, es decir, vitrina cerrada, vitrina semi abierta y vitrina abierta.

La vitrina cerrada es única y exclusivamente para el producto que usted quiere vender: Carteras, zapatos, vestidos, sombreros, pulseras, collares, maquillaje, etc. La vitrina semi abierta es una combinación de ese producto con el resto de la línea si así lo desea, para que los clientes que fueron atraídos por la primera escenografía pero que aún no están 100% por un estilo en particular puedan aprovechar la variedad, culminando así con la vitrina abierta.

La vitrina abierta es el punto donde el todo es mayor que la suma de sus partes, es muy importante que el producto es su vitrina abierta, esté correctamente integrado al resto de la gama, colores, tamaños, departamentos; etc.

Para optimizar el efecto de atracción y compra de productos debe tener muy en cuenta estos conceptos de marketing, especialmente este concepto: El cliente pagará el precio que sea por un producto siempre y cuando la atención sea rápida, agradable, eficiente y por supuesto, si el producto es tendencia o le gusta.

La importancia de la iluminación de las vidrieras

Dentro del aspecto meramente decorativo, la iluminación a la elección de los colores juega un papel sumamente importante. En cuanto al primer factor, ésta debe enfocarse de tal manera que los puntos de atención sean los productos que se desean vender. Los colores que deben primar en la escenografía deben ser elegidos en función al contraste que se logre con respecto a las mercancías.

El estilo del diseño debe estar en consonancia con la clase de negocio y el público objetivo. Un ejemplo de ello son los locales que se orientan a la ropa juvenil y que utilizan la música en altos volúmenes para atraer clientes a sus locales. La elección final, si es usted fabricante de prendas, debe depender en ese caso de su visión, así es como nacen las grandes empresas: Impartiendo su concepto propio.

Las vitrinas del tipo estilo de vida son sin duda muy llamativas para el público joven adulto y adulto, recuerde que éste público es en sí el que tiene mayor poder adquisitivo, por ello siempre es buena idea no enfocarse únicamente en los grandes ejes comerciales sino en la tendencia.

Mostrarle al consumidor que el producto es cómodo, que el producto es divertido, que el producto se ajusta a su día a día, es una manera humilde, sencilla pero al mismo tiempo muy eficiente de hacer que la persona entre a la tienda. Las vitrinas abiertas, es decir, las vitrinas donde la escenografía no es una pantalla que destaca únicamente al producto sino a toda la marca, o toda la línea de esa marca en específico, es una de las mejores opciones que puede usar para crear este tipo de exhibición.

Vitrinas

No olvide que las vitrinas son una escenografía que se debe hacer vivir en 3D, el vidrio debe estar tan limpio que las personas deben sentirse capaces de extender la mano y tomar el producto, juegue con las texturas y volúmenes de la escenografía para lograr este efecto, agregue elementos que vayan acorde con el estilo de vida que quiere vender a través de la vitrina.

También puede incluir mini vitrinas, éstas son ideales para esos productos que no se logran ver en una escenografía grande. Joyas, relojes, bolsos para caballero, billeteras y otros accesorios de lujo son perfectos para éstas mini vitrinas de vidrios muy seguros.

Referencias

Zapatos para Mujer

Vitrinas

Vitrinas Mini

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo