Limpieza del hogar

Organizando el lavado de ropa en casa

Todos los cuartos de lavandería alguna vez han sido culpables de tener montañas de ropa sucia, productos de limpieza y un sentimiento general de desorganización y caos. Cuando éste sentimiento llega, puede hacer la tarea del lavado de la ropa más difícil. Con un poco de trabajo, creatividad y compromiso de otros miembros de la familia, este cuarto puede volverse un oasis de la organización.

Cuando se comienzan a establecer hábitos en toda la familia, la organización comienza a fluir de una forma más simple y rápida. Por esta razón, en esta oportunidad aquí en Visita Casas te diremos algunos tips que puedes implementar en tu casa con toda tu familia para que el lavado de ropa sea más sencillo. Y así esas horas que pierdes diariamente lavando lo pases haciendo cosas más productivas para ti o con tu familia.

¿Cómo tener organización a la hora de lavar la ropa en casa?

Pareciera que lavar la ropa es una de las cosas más difíciles de hacer en la casa; no porque el trabajo en sí sea difícil, sino que es una de las tareas que más pereza dar.

Si eres afortunada y tienes una lavadora y secadora, entonces solo necesitas seguir unos cuantos pasos para lograr que los días de lavados pases desapercibidos y no se conviertan en una tarea titánica. Si no posees lavadora o secadora, entonces al final de este artículo tenemos algunos tips para ti.

No seas esclava de la ropa

Lo primero que debes hacer (ya sea que vivas sola o que tengas familia) es establecer lo días de lavado. Si estás viviendo sola, un día a la semana es suficiente; sin embargo, si tienes familia, un día no bastará, por lo que es necesario que tomes dos días a la semana.

¡IMPORTANTE!

No utilices los días del fin de la semana para lavar. Estos días déjalos para actividades familiares o para ti. Es importante que sepas administrar bien tu tiempo y te permitas hacer cosas que no estén relacionadas con la casa o el trabajo.

Asegura una rutina

Así que tienes 5 días para hacer el lavado de tu casa. Lo primero que debes hacer es establecer una rutina de lavado; ya sea que lo hagas sola o junto a tu familia, toma los días entre semana para lavar. Si tienes secadora esto te permitirá evitar poner a secar la ropa en el tendedero.

Puedes hacerlo luego del trabajo o si eres ama de casa, entonces, hazlo en la mañana cuando estés sola. Sin embargo, para que todo funcione a la perfección; asegúrate de que la ropa sucia sea mandada al cuarto de lavandería regularmente. Si ha establecido el miércoles y el viernes como el día de lavado en el hogar, entonces la ropa debe ser mandada no antes del martes o lunes. Los niños más pequeños deberían ser acompañados por un padre o por un familiar más adulto al momento en que llegue esta tarea, y deberían ser alentados a ordenar ellos mismos.

Separando la ropa antes del lavado

Para hacer la tarea de lavado de ropa más eficiente, compra varios cestos de ropa; y utilízalos para separar la ropa sucia, y pídeles al resto de los miembros de tu familia, que la separen.

La ropa blanca debe ir en un cesto aparte de la ropa de color; igual la negra, la ropa interior, las sábanas y los paños. Por lo tanto, procura tener al menos, 6 cestos para ropa sucia en el espacio de la lavandería. Así sola tendrás que tomar la ropa y colocarla en la lavadora.

¿Cómo organizar la ropa?

Este punto es muy importante, ya que es necesario que cuentes con la ayuda de toda la familia. Si tienes hijos mayores de 6 años, enséñales a organizar su propia ropa.

Encárgate solo de las sábanas, cobertores y paños, y por supuesto, de tu ropa; pero deja que los niños aprendan a organizar su propia ropa. Enséñales cómo doblarla y colocarlas en los ganchos de ropa. Lo importante es que alientes su independencia desde pequeños y que aprendan cómo organizar su propia ropa.

Al principio podrá ser algo muy complicado de hacer, pero con asistencia, se hará mucho más fácil. Luego de que aprendan podrás dejarlos solos y que ellos sean responsables de la organización de su propia ropa.

Asegúrate de que tu cuarto de lavandería tenga una canasta particular para aquellos objetos que necesitan ser lavados en seco. Además, esta canasta debe ser vaciada lo más seguido posible y los objetos deben ser recogidos de la lavandería cuanto antes. Asimismo, pon otra canasta para objetos que necesitan ser reparados o cocidos. Ocúpate de esta canasta por lo menos dos veces al mes para no sobre cargarte de trabajo.

8 tips para lavar eficientemente

Ya sea que tu objetivo sea disminuir la cantidad de energía que gastas o de agua, estos 5 tips que te daremos a continuación son perfectos para que tus días de lavado sean optimizados.

Ya hemos hablado sobre la organización de la ropa y qué debes hacer para tener una rutina eficiente para el resto de tu familia. Pero, ¿qué pasa cuando es el momento de lavar?

Muchas personas no saben cómo hacer para que este proceso sea rápido, sencillo y sobre todo que no aumenten las facturas de la electricidad y del agua. Pero aquí en Visita Casas te diremos las 8 cosas que tienes que hacer para lavar eficientemente.

Ya sea que dediques uno o más días a las tareas de lavandería, lo primero que debes hacer es:

  1. Ahorra agua y electricidad escogiendo agua fría, en vez de caliente. Revisa bien cuáles son las prendas que necesitan agua caliente y amontónalas. El resto de la ropa lávala con agua fría.
  2. No sobrecargues la lavadora, revisa en el manual cuál es el peso indicado para la lavadora; ya que si la sobre cargas, esta se forzará y podrás dañarla.
  3. Lo barato sale caro, así que utiliza detergente de calidad. Si compras los genéricos estos llegan a dañar la cubierta de la lavadora con el tiempo; y además, tu ropa también se verá seriamente maltratada.
  4. Mide bien la cantidad de jabón que vas a utilizar. Tenemos esta errónea idea de que mientras más jabón utilicemos más limpia quedará tu ropa, y esto es un error. Solo utiliza la cantidad recomendada.
  5. Recuerda que debes extender muy bien la ropa para evitar que se enreden.
  6. Aquellas prendas como las medias, pañuelo o ropa interior, deben ser lavados dentro de una red de lavado. Estas las puedes conseguir en cualquier tienda de hogar.
  7. Limpia los filtros de la lavadora y de la secadora cada vez que cargues ropa nueva. Esto ayudará a que el consumo de la energía disminuya hasta un 20%.
  8. A la hora de planchar, prepara la ropa que necesite ser planchada para que no prendas y apagues el aparato, ya que esto causa pérdida de energía.

No tengo secadora en casa

No tener secadora puede ser un gran problema. Pero esto no quiere decir que la tarea de lavado sea algo difícil, solo algo complicada. Si vives en una casa y tienes un patio, entonces debes tener un tendedero; este debe ser lo suficientemente largo para poder tender toda la ropa que laves en el día.

​​​​Es importante que, si no tienes una secadora, deberás lavar en las primeras horas de la mañana para aprovechar el sol. Ya que, al no tener secadora, el sol será tu secadora personal. Por lo general, la ropa secada al sol tarda aproximadamente unas 6 horas en secarse completamente.

Tienes que tener en cuenta que si es invierno lo más probable es que tarde mucho más. Para esta época del año, te recomendamos que tengas un tendedero dentro de tu casa. En tiendas dedicadas al hogar puedes adquirir uno de metal. Posiciónalo cerca de una ventana y listo.

El contra de estos tendederos es que suelen ser pequeños y no podrás lavar mucha ropa; así que tal vez tengas que aumentar los días de lavado durante este período del año.

No tengo lavadora en casa

Muchas personas no suelen tener lavadora en casa, ya sea porque viven alquilados y prefieren pagar por lavandería. Esto es completamente normal. Pero, a veces, se nos olvida ir a la lavandería y debemos improvisar.

Si tienes un área de lavado de ropa, entonces, trata de no acumular tanta ropa sucia para que no pases días enteros lavando a mano. El secado es el mismo si vives en una casa o si ves en un apartamento.

Las cuerdas para tender son perfectas para las casas sin secadoras. Sin embargo, debes tener cuidado. No utilices alambre para el tendedero, ya que estos por el agua pueden oxidarse y dañar tu ropa. Opta por comprar cuerdas blancas, y que sean lo suficientemente resistentes. El alambre lo puedes utilizar para atar las cuerdas a los extremos de las columnas.

Lavar no tiene porqué ser una tarea difícil. Lo que necesitas es tener una buena organización y las ganas de mantener todo en orden una vez que comiences con esta tarea. Pídele ayuda a todos los miembros de tu familia para cada uno colabore de la forma en que puedan y verás que todo se hará mucho más fácil.

Referencias:

  1. Tips para lavar mejor tu ropa
  2. Cómo lavar ropa: Guía paso a paso
  3. 14 recomendaciones para lavar la ropa en la lavadora
  4. Qué significan los símbolos de lavado de las etiquetas de ropa
  5. Cómo lavar la ropa: 24 pasos
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • me gustapero no es lo que busco me podrian decir como se lava la ropa en casa es para un trabajo escolar y me gustaria mucho que me pudieran ayudar

  • >

    Compartir con un amigo