Consejos sobre moda

¿Cómo estampar una remera?

Nuestras prendas de vestir son definitivamente una extensión de nosotros mismos. Una forma de expresarnos y de exteriorizar los rasgos más prominentes de nuestra personalidad. Por esa razón, resulta realmente incómodo cuando vemos a alguien más que lleva puestos unos pantalones, camisa o remera igual a la nuestra; nos sentimos parte de una gran estrategia de marketing en donde consumimos para sentirnos originales, pero sólo somos un número más.

Al menos nos lo han expresado aquí en Visita Casas muchas personas de diversas edades a las que les hemos preguntado cómo se sintieron luego de ver a alguien que llevaba su misma ropa ¿Pero ¿cómo evitarlo?

Las remeras no vienen con diseños únicos y personalizados; al menos se fabrican 500 iguales para la venta y distribución, y eso sólo sucede en pequeñas empresas. Mientras más grande es la empresa que fabrica la ropa y los clientes a quienes se las distribuyen; mayor es el número de unidades que habrá circulando en el mercado de una misma prenda.

Pero sí. Sí existe una manera de ser diferente al resto y transmitir nuestro toque personal a nuestra ropa, por eso; hoy en Visita Casas te traemos un tutorial que contestará la pregunta que una chica nos hizo hace algunos días: ¿Cómo estampo mi remera?

Personaliza tu ropa con ayuda de Visita Casas

Aunque lo ideal es que aprendas cómo estampar una remera; el término estampar se queda realmente corto cuando se trata de personalizar tu ropa. Y es que los estampados no son la única forma de darle vida y personalidad a un pedazo de tela desatendido.

Desde pintura de tela hasta complejos transfers de diseños; las siguientes maneras de personalizar tu remera que te mostraremos a continuación; podrían todas simplificarse con el término estampado, pero ten en cuenta que según la dedicación y el procedimiento que uses, éstas técnicas de bricolaje para personalizar ropa te pueden significar incluso una buena entrada de dinero si te dedicas a ello.

Y lo mejor de todo es que, independientemente de la técnica que utilices para personalizar tus remeras; la cantidad de materiales y de dinero que deberás invertir es realmente mínima.

Pero antes de entrar en materia más complicada como lo es el transfer, hablemos de la técnica más simple y económica de todas; ten en cuenta que varios de los materiales que enumeraremos a continuación, pueden ser usados para todos tus proyectos de estampado de remeras, por lo que no los deseches una vez hayas terminado el trabajo principal.

Estampar con pintura de tela

La más simple de todas y, sin embargo; la más popular entre los veteranos. La pintura de tela trae a la escena del estampado de remeras algo que las otras modalidades no pueden: originalidad. Ya sea a causa de las imperfecciones que surgen al pintar a mano o por las distintas formas en que se puede mezclar y diluir la pintura; el estampado con pintura de tela es el mejor para comenzar y para terminar tu nueva carrera de personalización de ropa.

Aprenderás a usar los materiales básicos y, con el tiempo; aprenderás a apreciar la belleza de un trabajo hecho desde cero sin copiar a nadie, comencemos por nombrar los materiales que necesitarás.

Materiales

  • Una remera limpia y sin ningún estampado (¿obvio no?)
  • Pintura de tela (más obvio todavía)
  • Plancha
  • Cartón
  • Hoja de papel o cartulina, por lo general blanca. Pero puede variar el color según el color de la remera para obtener el mejor contraste a la hora de trabajar.
  • Tijera o cúter
  • Cinta de enmascarar
  • Pinzas o clips de presión
  • Pincel o esponja
  • Lápiz

Procedimiento

Lo primero que necesitarás será un diseño, si estás comenzando, lo mejor es que sea un diseño simple; puede ser la insignia de alguno de los superhéroes de moda pues son muy agradables a la vista, y además trasmiten un mensaje fuerte y claro.

Una vez que has decidido qué figura vas a estampar, es hora de tomar la remera y extenderla sobre una superficie lisa; esto con el fin de tomar las medidas en la remera donde irá ubicado el diseño.

No tiene que ser algo hecho con exactitud milimétrica, pero sí es bueno que definas los límites laterales y los límites norte/sur del diseño antes de fabricar la plantilla. Para esta parte del trabajo utilizarás el lápiz, traza líneas limítrofes en la remera y luego traslada esas líneas a la hoja de papel o cartulina.

El siguiente paso es colocar el diseño en la hoja. Si usas una hoja, podrás calcar directamente el diseño desde el monitor de una computadora; no debes preocuparte por un diseño perfecto, pero trata de que sea lo más exacto posible.

La otra opción que tienes es imprimir el diseño, no obstante; primero asegúrate que tiene las medidas correspondientes a las líneas limítrofes que trazaste en la remera. Al momento de imprimir, asegúrate de que no utilices prácticamente tinta. Sólo necesitas la imagen en el papel para poder recortar con exactitud.

¡Ten mucho cuidado al recortar la plantilla!

Recortar la plantilla te dará dos piezas muy útiles: el negativo del diseño y el positivo. Utiliza ambos en distintas remeras y notarás cómo un mismo diseño puede ofrecerte resultados sorprendentemente diferentes.

Una vez que tengas las plantillas, coloca la pieza de cartón por dentro de la remera para evitar manchar la otra cara interior. Utiliza las pinzas o clips de presión para que la remera quede totalmente estirada; necesitas una superficie lisa como un lienzo para que tu diseño se vea bien.

Coloca la plantilla dentro de las marcas que previamente trazaste y, sin vacilar mucho; comienza a aplicar capas de pintura según el diseño. Cada capa requerirá alrededor de 4 horas para secarse correctamente. Por ejemplo, si vas a estampar la insignia de Batman, necesitarás solamente el color amarillo; la insignia de The Flash queda perfecta en una remera roja, pero necesitarás dos colores para crearla correctamente.

No te preocupes ¡Sí podrás lavar tu remera sin perder el estampado!

Muchas personas nos dicen que a la larga será trabajo perdido, después de todo, la pintura se caerá ¡Pero se equivocan! E incluso una de las primeras cosas que debes hacer cuando la pintura se ha secado es lavar la remera. Eso sí, primero dale vuelta y con la plancha, repasa la zona del estampado unas cuantas veces; entonces ya podrás lavarla siempre con agua fría.

¡Listo, tienes tu remera personalizada con pintura de tela!

Método Transfer

Más complicado que el anterior, pero con una gran ventaja: podrás personalizar tu remera con diseños en extremo detallados. Y es que la técnica de transfer consiste en pasar del papel a la remera un diseño específico; sin importar la cantidad de colores o detalles.

Materiales

En lugar de pintura de tela, para este procedimiento usaremos dos tipos de pegamento: cola blanca tradicional o para madera y Mod Podge (muy importante). También necesitarás un recipiente para llenarlo con agua y que de espacio suficiente para introducir la remera.

Procedimiento

En lugar de recortar un esténcil (plantilla) aquí utilizaremos la imagen completa que queremos en nuestra remera. Debes imprimirla en una hoja de papel normal, pero, ¡primero deberás realizar un truco!

Utilizando el pegamento blanco para madera, impregna la hoja blanca allí donde irá impreso el diseño; eso sí, ten cuidado de no aplicar pegamento hasta las orillas de la hoja o esto causará que resbalen los rodillos de la impresora en el papel.

Una vez que el pegamento se ha secado ¡Ten cuidado al imprimir el diseño! Recuerda que debes darle la vuelta, es decir; configura la imagen para que se imprima en formato Mirror. De esa forma, cuando haga el transfer a la remera; el diseño se verá correctamente y no al revés.

Cuando ya tienes el diseño impreso en la hoja de papel, coloca recorta desechando la mayor cantidad de hoja blanca que no tenga nada impreso. Colocar el cartón dentro de la remera y fíjalo con pinzas y; entonces comienza a realizar el transfer.

Con la imagen mirror sobre la remera y fijada con la cinta de enmascarar, comienza a aplicar Mod Podge con el pincel cuidando que todo el diseño quede bien empapado de Mod Podge; este es el punto crítico más importante, pues este producto es el que facilita el transfer del diseño a la remera, no escatimes en Mod Podge.

A la mañana siguiente…

Así es, por norma general deberás esperar alrededor de ocho horas a que el pegamento se seque completamente; solo entonces pasaremos al siguiente paso que es humedecer el papel.

Algunas personas utilizan un rociador con agua; nosotros en Visita Casas utilizamos el envase grande con suficiente agua para sumergir esa cara de la remera. Lo ideal es conseguir que el papel esté bastante húmero para así comenzar a quitarlo.

Notarás que tanto el papel que despegas como la remera; ambos tienen el diseño impreso ahora, sólo que el diseño de la remera, no está en formato mirror. Lo último ahora es lavar la remera siguiendo las indicaciones anteriores.

Estampar una remera utilizando la técnica de la serigrafía

Tal vez la técnica más sencilla de todas; pero sobre la que tenemos menos control. La serigrafía es excelente para crear diseños que al final tendrán su propia personalidad.

Materiales

No necesitarás pintura ni tampoco pegamento. Lo mejor de todo es que podrás prescindir incluso de la tinta de impresora pues, al tratarse de un diseño hecho a base de un esténcil; fácilmente puedes apoyar la hoja blanca en el monitor de tu computadora para calcar el diseño que irá luego en la remera.

Lo que sí necesitarás serán crayones o crayolas. Al decir esto tal vez puedas adivinar por qué se trata del método más impredecible de todo; pero si aún no deduces por qué es así, no te preocupes, préstale atención al procedimiento.

Procedimiento

Toma el negativo del esténcil o el positivo, eso no importa. Una vez que has preparado la superficie de la remera como te hemos explicado antes en las otras dos técnicas; es hora de comenzar a trabajar con las crayolas.

¿Qué colores utilizarás? Sólo tú puedes responder eso. Las crayolas vienen incluso en color blanco, por lo que las remeras negras siguen siendo una gran opción para este tipo de estampado.

Pero primero debes acumular suficientes virutas de crayolas, para ello puedes utilizar un sacapuntas o las tijeras. Trabaja de manera organizada, coloca los residuos de color en recipientes separados; ya tendrás suficiente caos cuando comiences con el trabajo de color.

Una vez estén todos los residuos, comienza a dejarlos caer en el esténcil sobre la remera. Cuando hayas cubierto todo, toma otra hoja de papel (puede ser papel parafinado); y pasa la plancha sobre el diseño.

¡La impresión será excelente! Atrevida y podría decirse que hasta salvaje. Eso sí, ten cuidado a la hora de lavar; lo mejor es evitar a toda costa la secadora, ese tipo de calor puede derretir nuevamente el material del estampado.

Referencias:

Cómo Estampar Remeras

Como estampar Remeras – Taringa!

Cómo estampar camisetas en casa

Todas las imágenes son cortesía de: pinterest.es

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>