Piscinas para el hogar

¿Necesita su casa una piscina?

Una piscina dentro de la casa suele ser sinónimo de dinero. Por alguna razón, nos hemos acostumbrado a asociar las casas con piscinas o piletas; con una posición económica demasiado buena, como si sólo las personas adineradas pudieran tener una debido a que es un lujo. Sin embargo, también existen muchos famosos y multimillonarios que no tienen una piscina en su casa ¿Por qué ocurre esto? Pues, tal vez ellos no necesiten una piscina. Entonces surge otra interrogante; si tener una piscina en casa es cuestión de necesidad, ¿cómo saber si necesita su casa una piscina o no?

Aquí en Visita Casas somos especialistas en este tipo de dudas que suelen tener nuestros clientes cuando se trata de paisajismo y otro tipo de trabajos de decoraciones funcionales. Por lo tanto, podemos afirmarle que sí, tener una piscina es tanto una cuestión de necesidad como de gustos.

Y es que existe un viejo dicho que reza “a veces es mejor tenerla y no necesitarla, que necesitarla y no tenerla” el punto importante es ¿cómo saber si su casa es una de esas que en verdad necesita una piscina? No se preocupe, aquí le contestamos.

¿Cómo saber si hace falta una piscina en su casa?

Muchas veces cuando planteamos el argumento de “debería comprar/construir una piscina” tales palabras suelen interpretarse como una excusa para hacer un negocio que al final sólo llenará los bolsillos de una sola persona. No obstante, cuando nuestra posición es “pero tú no necesitas una piscina” entonces las miradas de confusión e incredulidad se hacen notar claramente.

Lo cierto es que, instalar una piscina no es un lujo, instalar una piscina es o no una cuestión de necesidad. Es cierto que algunas personas deciden colocarlas en su hogar a pesar de que el uso que le dan es mínimo, pero eso ya es una decisión, no obstante; otras personas deberían tener una y a pesar de ello se niegan a aceptarlo.

Pero, ¿cómo es posible que una piscina sea una cuestión de necesidad? Un ejemplo claro de que un objeto de uso cotidiano es una necesidad y no un lujo o una obligación son los autos. En la ciudad de New York, diariamente se pueden observar personas realmente millonarias que se desplazan de un lugar a otro en el subterráneo.

¿Por qué sucede eso? ¿Acaso esos famosos son personas tan tacañas que prefieren pagar un ticket de tren antes que llenar el tanque de gasolina? Pues no, la razón por la que lo hacen es porque resulta más práctico viajar en el subterráneo que en taxi o en auto; los embotellamientos en la gran manzana pueden durar horas, mientras que el viaje en subterráneo resulta más eficiente.

En otras palabras, para desplazarte dentro de New York no necesitas auto, de hecho, es mejor evitar andar en auto si se quiere llegar de manera puntual a pesar de tener una agenda apretada. Lo mismo ocurre con las piscinas, a veces la necesitas, a veces no.

¿Cuándo hace falta realmente una piscina en casa?

Las piscinas son sinónimo de evento social. Ya sea algo íntimo entre los miembros de la familia o algo un poco más público como la celebración de cumpleaños de un niño. La piscina es un añadido excelente para darle a cualquier celebración algo más con lo cual los invitados puedan recrearse.

¡Y ojo a esa palabra! La recreación es una necesidad y un derecho que todo ser humano tiene, sin importar la edad, todos a veces estamos bajo tanta presión que simplemente necesitamos desconectarnos de todas nuestras obligaciones por un momento y sentirnos libres, sentir como flotamos tranquilamente. Para esos casos ¿Qué mejor que tener una piscina?

La necesidad de una piscina surge de la falta o del difícil acceso a lugares en los que recrearse. También se deben tomar en cuenta factores como el clima, la variación de las estaciones influye mucho a la hora de tener una piscina que, más que un centro de entretenimiento; puede convertirse en una fuga de dinero debido al mantenimiento constante que hay que hacerle y al poco uso que se le da.

Es necesario informarse sobre los puntos más críticos en materia de infraestructura antes de en verdad hacer el gasto de la piscina. Pero, sobre todo, la mejor forma de llegar a la conclusión de “deberíamos construir una piscina” es preguntándole a los que viven con nosotros, no debe ser una decisión unilateral.

Una casa y/o familia que necesita una piscina podría describirse como:

  • Si tu casa cuenta con el espacio suficiente para colocar una piscina.
  • Si tienes niños pequeños o adolescentes y prefieres que las celebraciones o fiestas sean en casa para tener un ojo sobre ellos.
  • Cuando confías más en la seguridad de tu hogar que en la de cualquier otro sitio a la hora de proteger a tu familia.
  • Si los centros recreacionales locales están muy lejos y no son muy diversos.
  • Cuando el verano resulta una tortura por las altas temperaturas y lo único que todos quisieran es estar en la playa.
  • Si tu casa está muy bien ubicada y es perfecta para las reuniones familiares o fiestas a las que van muchas personas de todas las edades.

No es necesario que te sientas identificado con todos los puntos antes mencionados para que tomes la decisión definitiva de construir una piscina; en realidad marcar como a 3 de ellas debería ser más que suficiente para convencerte, pero no lo olvides, no es una decisión que deberías tomar por tu cuenta nada más.

¿No necesito una piscina, pero quiero una piscina?

Puede que no sea la manera más idónea de decirte esto, pero, a veces, querer no es poder. Una piscina no es algo que pueda agregarse a cualquier espacio, incluso si se trata de una pileta; se necesita de un espacio mínimo para que todos puedan aprovecharla y disfrutarla al máximo.

Un ejemplo claro de querer y no poder es: si tu hogar es un departamento rentando de 6×6. Pero antes de tirar por el suelo tu sueño, es nuestro deber ayudarte en todo lo que podemos, por eso; aquí te dejamos una lista clara de todo lo que debes considerar antes de comenzar la construcción de una piscina.

Analiza bien el proyecto de obra

Ninguna piscina es igual a otra cuando se trata de piscinas dentro del hogar. Pequeños factores como si será usada en mayor medida por niños o por adultos determina varios puntos como lo es la profundidad y el color de los azulejos, además de los puntos de acceso.

Los azulejos más claros le darán a la piscina ese tono azulado brillante de las películas de Hollywood, no obstante; la suciedad se notará antes y se notará más.

Las escaleras de aluminio suelen ser mucho más económicas que las escaleras de obra, pero entrar a la piscina bajando por una elegante escalera es un placer indescriptible.

También debes tener en cuenta todos los ángulos posibles que contribuyan a una mayor privacidad, aunque hoy en día debes considerar hasta el cielo debido a los drones con cámaras. Pero eso no justifica colocarla cerca de árboles o raíces, recuerda que el terreno debe ser totalmente plano y que las hojas que caigan aumentarán las sesiones de mantenimiento que debas pagar.

Elige la piscina perfecta

Una vez que has tenido en cuenta todos los puntos antes mencionados, es hora de elegir la naturaleza de la piscina. Con esto nos referimos a si será una pileta armable con un deck artificial o si será una piscina natural.

Aquí todo se resume al presupuesto, si se trata de una piscina natural; entonces la gran ventaja es que su calidad es mucho mayor. Una piscina natural es prácticamente eterna como un ecosistema, siempre y cuando se cuide y mantenga, la piscina no presentará ningún tipo de falla o daño mayor.

Las piletas armables por otra parte son lo que podrían decirse “desechables” no es que tengan un tiempo de vida de 2 usos ni nada por el estilo; pero obviamente traen cierta cantidad de años de garantía que tiene también claras limitaciones.

Cada una tiene sus ventajas claras, pero las desventajas de una pueden ser muchas a largo plazo. En todo caso, la piscina perfecta toma en cuenta varios aspectos del diseño y la funcionalidad; así que toma nota o guarda este artículo en tus favoritos para que puedas consultar cada uno de los siguientes puntos cada vez que tengas dudas.

El fondo de la piscina

Es importante que la piscina tenga el fondo pero que también se incluyan varias zonas en donde sea posible “hacer pie”. Tocar el fondo de la piscina con los pies es un paso muy importante sobre todo en las personas que se inician en la natación. Si la piscina va a ser usada para reuniones sociales, no es justo asumir que todos los que asistirán sabrán nadar. Aunque el diseño puede ser de pendiente, dejando claro que la parte menos onda es la parte esta y no la oeste; también puede trabajarse con asideros en las paredes.

Entorno

Si tienes espacio suficiente para construir una piscina, de seguro también haya espacio para zonas verdes. La piscina es una experiencia sensorial que se vive tanto dentro como fuera de ella.

El ambiente tropical es ideal para crear el aura perfecta y disfrutarla al máximo, sin embargo; ¿recuerdas lo que mencionamos previamente sobre las hojas y los árboles? Pues no debes ignorarlo.

Instala árboles como palmas o plantas de flores tropicales, pero siempre intenta que estén limitadas por macetas o jardineras. Lo más importante es asegurarte de que las raíces no serán un problema a largo plazo para la piscina.

El entorno también incluye tumbonas e incluso un sofá para disfrutar de una reunión nocturna. Las piscinas en casa ofrecen el 50% de la puesta en escena para una celebración nocturna perfecta.

Ya sea un tono romántico o una barbacoa con la familia y los amigos, si cuentas con el espacio suficiente para clavar antorchas entonces hazlo.

Por último, no olvides que también debes considerar en el entorno el “cuarto de máquinas” de la piscina. El sistema de lavado de la piscina es tan importante como la piscina misma. Un agua cristalina, sana; sin ella entonces no tendrás una piscina sino un estanque de enfermedades.

Es bueno que también incluyas una ducha fuera de la piscina, totalmente ajena a la casa; aunque lo más común es una ducha simple, tal vez quieras agregar un pequeño cuarto de baño completo, así educarás a las personas a no orinar dentro de la piscina, para eso está el baño. Sin necesidad de que los invitados tengan que acceder a la casa para utilizar el inodoro.

Referencias:

¿Añade valor a una casa tener una piscina?

Lo que tienes que saber para construir una piscina en tu patio

Construir una piscina en casa

Todas las imágenes son cortesía de: 

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo