Decoración de casas

Consejos para la seguridad durante una tormenta

Los desastres naturales ocurren cuando menos los esperamos. Esa es una realidad innegable que, aunque poco a poco está cambiando gracias a la tecnología capaz de predecir este tipo de siniestros. Muchas arremetidas de la naturaleza siguen y seguirán ocurriendo sin previo aviso.

Incluso si lográsemos saber con antelación cuándo ocurrirá un terremoto, tsunami, tormenta eléctrica o incendio forestal; estos desastres naturales son tan poderosos que simplemente debemos prepararnos para ellos y sobrevivirlos. Evitar que sucedan se convierte en una tarea casi imposible.

Saber cómo actuar antes, durante y después de un suceso de este tipo es algo que todos deberíamos saber. No sólo basta con tomar previsiones, también es importante saber manejar la situación estando en el ojo del huracán y, por si fuera poco; debemos también saber qué secuelas quedan luego del desastre, y es que son muchas las personas imprudentes que pierden la vida cuando ha llegado ya “la calma”.

Hoy en Visita Casas queremos hablar específicamente de un siniestro en especial: una tormenta. Así que toma nota y recuerda, este es un artículo para todos los miembros de todas las familias, ayúdanos a divulgarlo por el bien de la seguridad de todos.

La naturaleza de las tormentas

El poder de una tormenta es tan devastador que los daños materiales capaz de causar a un país podría dejarlo en bancarrota; eso sin mencionar la cantidad exorbitante de vidas humanas que se pueden perder.

Y es que ya sean tropicales o eléctricas; en la historia de muchos países ha quedado grabado el recuerdo de lo que subestimar el poder de la naturaleza nos puede hacer.

Entre ellas podemos nombrar la tormenta de 2013 en China, donde hubo más de 40 muertos, puentes caídos, edificios destruidos y casas que simplemente desaparecieron bajo el agua. También está la destrucción de Alabama, EEUU. Una tormenta ocurrida en 2011 donde más de 300 personas perdieron la vida y las pérdidas materiales devastaron al estado.

O la tormenta Xaver, una de las peores desgracias que le ha ocurrido a Europa, siendo que en 2013 casi medio millón de viviendas quedaran totalmente a oscuras; y eso fue sólo en Polonia.

En retrospectiva, los daños materiales causados por estos fenómenos naturales siempre serán demasiado elevados; pero la pérdida de vidas humanas o animales, es allí donde el número puede disminuir drásticamente. Pero depende de nosotros, de nuestro nivel de conciencia y de preparación para poder lidiar con una situación de este tipo.

Cómo manejar una situación de tormenta es algo que consta de tres etapas importantes: antes, durante y después. Siendo que sólo las personas que dominan esas tres etapas, son las que realmente logran sobrevivir a lo ocurrido y recuperarse. E incluso van más allá, son los que ayudan a los que nunca estuvieron preparados.

El escenario después de una tormenta consta de dos tipos de personas, los que ayudan al prójimo; y los que no pueden levantarse ni así mismos. Si no quieres ser del segundo grupo de personas, entonces presta atención a las siguientes indicaciones que te daremos.

¿Qué hacer antes de la tormenta?

Comenzamos por uno de los momentos más cruciales: la preparación. Una persona que se prepara para sobrevivir a la tormenta no es igual a una persona que se prepara para combatirla. Las personas inteligentes saben que no pueden combatir así a la naturaleza, y allí radica la naturaleza de la supervivencia.

Gracias a la tecnología meteorológica, las tormentas pueden ser previstas con suficiente antelación para que las personas inteligentes se preparen de la forma más adecuada. Así que, el primer paso para poder ser una de esas personas inteligentes; es tomarte el tiempo día a día para estar al tanto de los cambios climáticos de tu localidad. En especial si vives en una zona costera o de mucha actividad eléctrica al año.

Mantente informado y las tormentas no te tomarán por sorpresa.

Una vez que sabemos el tiempo estimados en que ocurrirá la tormenta, debemos siempre asumir que no ocurrirá a nuestra conveniencia. Tomarse las cosas a la ligera y dejar los preparativos para última hora es el error que comenten los soberbios, aquellos que subestiman a la naturaleza y; por ende, terminan lamentándolo.

Por ello, informarse y tomar en serio esa información es el paso número 0.

 

Preparar la vivienda

Los peligros de una tormenta son dados por: la velocidad del viento, las inundaciones, los deslizamientos de tierra provocados por el reblandecimiento de las laderas de los cerros.

Por ello es necesario retirar todo tipo de escombros de las ventanas, techo y puertas, especialmente la puerta del garaje. Por supuesto, es necesario que como medida preventiva cuentes con una póliza de seguros para estos casos.

No sólo se trata de proteger tu integridad física y la de tu familia; también la de tu propiedad. Así que toma fotos de la propiedad antes de la tormenta. Y nunca olvides consultar con tu aseguradora los detalles, así te evitarás sorpresas y ellos entenderán que estás al tanto de todo.

Por último, prepara las provisiones. Por cada miembro de la familia debería haber un kit para los desastres naturales. El contenido de esta mochila, conteiner o almacén; es lo que determinará la supervivencia durante y después de la tormenta. Así que trata de mantener siempre a la mano (o dentro del refugio de la casa, si es que tienen); todo lo siguiente:

Ubicar los albergues

En toda localidad habrá siempre albergues o refugios para que las personas no tengan que estar dentro de sus viviendas si éstas se encuentran en las zonas de peligro.

Si no esperaras que culmine la tormenta dentro de tu vivienda, debes ubicar estos lugares y llegar allí con tiempo; con las provisiones indicadas para cada persona y siempre con el número de personas previamente indicado.

Pero si pasarás la tormenta en tu vivienda, entonces es necesario preguntar cuáles serán los canales de comunicación que se usarán. Desde la emisora de radio, hasta (tal vez y si existe la señal) grupos de chat vía telefónica.

 

¿Qué hacer durante la tormenta?

El cómo vamos a actuar dependerá siempre de donde nos encontremos. Si estás dentro de tu vivienda o un refugio, es importante en todo momento mantenerse lejos de las puertas y ventanas. Los fuertes vientos pueden causar que los vidrios se rompan y vuelen sin control.

Es importante que al momento de que la tormenta sea ya inminente, todos los aparatos eléctricos y electrónicos hayan sido desconectados. Los radios de batería, así como las linternas; deberían ser su forma de mantenerse alertas y al tanto de lo que ocurre. Evita utilizar el teléfono si no es necesario, también inculca a los más pequeños a no jugar con el celular en esta situación. Ahorrar las baterías puede marcar una gran diferencia. Así que no utilices velas ni fogatas; pero no abusen de la vida útil de las baterías.

Incluso aunque se espere que la tormenta dure poco, la comida, bebida y energías deben preservarse lo mejor posible. Es necesario establecer un horario para comer; pero también es necesario alimentarse correctamente.

Comer en situaciones de estrés ayuda a calmar las emociones, pero mascar chicle o comer dulces no es la solución. Este tipo de alimentos aumentará la sensación de sed y; de todos los recursos que tengan a su disposición, el agua es el primordial.

Manténgase hidratados, pero desde el minuto 1 cuando comienza la tormenta, comiencen a razonar el agua y mantengan siempre un ritmo y horario.

Por último, realizar actividades para distraer la mente y pasar el tiempo es algo muy recomendable, pero siempre debe haber por lo menos una persona que no esté absorta totalmente en este tipo de actividad. Prestar atención a lo que ocurre en el exterior es la prioridad, más no lo es preocuparse.

Si, por el contrario, estás en el exterior cuando arrecia la tormenta; debes evitar a toda costa caminar cerca de postes eléctricos, áreas alambradas, arboles solitarios; etc. Una zanja, cuneta o desnivel puede ser un refugio provisional útil; pero lo ideal es acudir al refugio más cercano.

Si estás en un lugar donde abundan los edificios, mantente alejado en todo momento de los pasillos que estén alineados con el viento; lejos de mostradores con vitrinas y de preferencia mantente en la planta baja de los edificios. También puede ser que estés dentro de tu auto, en ese caso debes mantener al menos dos ventanas ligeramente abiertas; el impacto del aire puede volcar el auto o hacer estallar los vidrios, esta abertura prevendrá eso.

¿Qué hacer después de la tormenta?

Si han logrado sobrevivir a la tormenta sin tener que lamentar la perdida de ninguna vida; entonces lo más importante ha sido ya superado. Lo siguiente es evaluar los daños a la propiedad y las secuelas a nivel material generalmente hablando.

Durante es te recorrido por la propiedad es importante caminar con extremo cuidado, cada paso que se da debe estar pensado; muchos postes de electricidad, así como tuberías de gas sufren graves daños tras el paso de una tormenta. Es necesario seguir utilizando las linternas de baterías en todo momento.

Antes de entrar a una habitación oscura, lo principal será siempre encender la linterna y verificar que no haya cables de corriente guindando que puedan causar algún accidente. Fumar es algo que también está terminantemente prohibido. Aunque es normal que los fumadores más nerviosos quieran “relajarse” con un cigarrillo; el peligro de que ocurra una explosión por gas está latente.

Se deben verificar los fusibles y el estado de la estación eléctrica de la casa en general, también las tuberías de aguas en busca de alguna filtración y; muy importante, la tubería de gas. A simple vista, todas estas pequeñas evaluaciones nos pueden arrojar gran cantidad de información útil.

Ten en cuenta que las fotografías tomadas previamente a la tormenta ayudarán muchísimo en esta evaluación hecha por ti. Las aseguradoras estarán posiblemente atiborradas y, algunas; querrán evitar pagar demasiado, por ello es necesario tomar fotografías con antelación.

Mantén siempre la calma e intenta ayudar a quienes tengan una mirada perdida o estén caminando sin rumbo mirando los escombros y no a su alrededor. Ten mucho cuidado con tus mascotas, ellas estarán muy propensas a sufrir accidentes eléctricos; pero sobre todo no olvides que lo material puede recuperarse, lo más importante es la integridad física y la salud.

Todos los daños deben ser reportados a las autoridades competentes, así que no tomes a la ligera ninguna grieta o alguna nueva filtración, mucho menos un olor inusual que pueda desencadenar un incendio; ya que el fuego es algo más común de lo que crees durante las tormentas.

Referencias

Las catástrofes se presentan bajo muchas formas : Los tormentas

¿Qué consecuencias tendría el impacto de una tormenta solar?

¿Que efectos ocurren debido a las tormentas?

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo