Decoración para celebraciones

9 Consejos para decorar para una comunión

La comunión es un momento muy especial para los niños y pre adolescentes. A pesar de haber sido bautizados, en este punto de sus vidas son capaces de tomar una de las decisiones más importantes para su futuro; que es mantenerse fieles a la religión a la que sean devotos. Por ello, como padres; es nuestro deber hacer de esta experiencia algo memorable y que atesoren en sus corazones para toda la vida. El primero paso para lograrlo, es saber decorar para una comunión; para que el entorno en que se lleve a cabo la celebración vaya acorde con el momento.

Aunque son muchos los detalles a tener en cuenta, en este artículo intentaremos cubrirlos todos y cada uno de la forma más detallada; en Visita Casas sabemos lo importante que es para ti y para tu familia ese momento, así que confía en nosotros y sigue nuestros consejos; estás en buenas manos.

Decorar para una comunión es decorar más allá del escenario

A diferencia de muchos eventos sociales, la comunión es una celebración que involucra dos de las cosas más sagradas que hay en el mundo: a Dios y a los niños. Por esa razón, es importante no enfocarnos tanto en lo superficial sino en lo espiritual al momento de decorar; no es un salón de fiesta, es un lugar para los niños y para dios, así que olvida la vanidad.

Los elementos decorativos deben ser interactivos y los niños en sí mismos deben ser considerados para enriquecer la decoración; todo sin perturbar las imágenes del santo padre. Por ello, en Visita Casas nos gusta enfocar la decoración de las comuniones en 9 aspectos claves; de allí que dividamos este artículo en 9 consejos.

Al tratarse de un evento que involucra a varios niños, habla con los otros padres y con el sacerdote. Aunque no puedan hacer una decoración personalizada para cada uno de los participantes activos en cuestión; siempre busca crear alguna especie de uniformidad entre el vestuario y la decoración a utilizar.

Es fantástico cuando todos aportan un granito de arena para que las cosas salgan bien; pero es mejor cuando se puede apreciar la armonía entre esos aportes. El objetivo final es que la decoración no haya sido trabajo de una persona, sino que los padres de los niños involucrados hayan participado todos; así se logrará un evento lleno de armonía y hermosamente decorado.

Coronas, collares y flores de comunión

Las niñas y los niños pueden utilizar coronas de flores. Estas coronas representan una versión pura y noble de la corona de espinas que llevó Jesús durante su viacrucis. No obstante, si alguno de los niños no se siente bien con una corona de este tipo; entonces pueden elaborar collares con cruces blancas o de madera. Así como un adorno con una única flor para la muñeca o para un botonier.

Que se vea la pureza de los niños al momento de participar en su comunión, así como un accesorio decorativo unificado para todos que destaque en su vestuario.

Guirnaldas de comunión

La naturaleza, la vida y la paz; todo puede ser representado con una simple rama de olivo. La misma rama que llevó la paloma a Noé en el arca cuando estaban navegando luego del gran diluvio. Por ello, y tomando prestada la idea del muérdago en navidad; todos pueden decorar con ramas de olivo tejiendo hermosas guirnaldas. No tiene que ser una decoración sobrecargada, menos, es más; no lo olvides.

Vistiendo las mesas para la comunión

Las mesas son el principal lugar que disfrutarán los padres de todos los niños que van a celebrar su comunión. En este punto, podrán explayarse más en la decoración; creando un ambiente acorde con el evento, pero más maduro y cómodo para ustedes.

Son tres elementos principales que deberás tener en cuenta: el mantel, el centro de mesa y; los elementos para comer. Debes darle prioridad a estos últimos porque, al haber muchos niños; no es buena idea tener 6 cuchillos en cada una de las 10 u 15 mesas. Lo mismo va para los platos.

Personalmente, en Visita Casas preferimos la idea de utilizar platos y cubertería plástico reciclable; es más segura para los niños y representa un gasto mucho menor. En este sentido, recuerda que no se trata de una boda. Aprovecha los centros de mesas para explotar al máximo tus ganas de decorar.

Para este tipo de evento, los colores principales a considerar son: rosa, azul cielo, blanco, y varios tonos pasteles. Juega con este tipo de colores y siempre utilizando textiles de naturaleza suave para la decoración y de fácil lavado. Así tendrás mesas hermosas pero resistentes a las manchas y a prueba de niños.

Prendedores, placas y chapas para comunión

Un detalle muy elegante que pueden incorporar al evento es algún tipo de homenaje grande para la persona a cargo de la comunión y para los niños participantes. Prendedores o sujetadores para el cabello para las niñas, una placa para el sacerdote en agradecimiento por su trabajo y; chapas para los niños o gemelos que reemplacen los botones de sus trajes.

Todos estos elementos, aunque pueden considerarse un poco costosos o vanidosos; agregan un poco de clase al evento y, si está dentro del presupuesto de los participantes, deberían considerarlo. Después de todo, ese tipo de regalos se conservan para toda la vida y; serán un memento que cada niño participante llevará y lo vinculará al resto de sus compañeros de comunión.

Globos con motivo de la comunión

Una decoración simple, pero al mismo tiempo frondosa sí es posible, la manera de lograr es a través de los globos. Estos son económicos, divertidos y a los niños les encantan. Además, son geniales para señalar ambientes específicos en una decoración; ya sea para indicarle a las niñas y niños donde sentarse, indicar los baños o; para simplemente resaltar el evento que se celebra.

Recuerda que no es un trabajo de una sola persona, es algo en lo que todos los padres pueden participar; por lo que la decoración se levantaría en tiempo récord con la correcta directriz.

Golosinas y pasteles

Admítelo, son los niños los principales protagonistas de esta celebración y resulta mil veces más económico hornear cupcakes y/u otro tipo de dulces antes que comprarlos. Algunas personas incluso utilizan piñatas para las comuniones; nosotros en Visita Casas pensamos que no van acorde con el concepto del evento. En su lugar, deberían pensar en una mesa principal dedicada única y exclusivamente a los niños (controlada por algún adulto claro); en esa mesa deberían colocarse los postres, bebidas y, a medida que avance el evento; los recuerdos que se llevarán a su casa.

Podría ser incluso un factor importante y protagónico en la decoración, eso es algo que deben decidir en conjunto; pero no prescindan de una mesa principal únicamente para este tipo de elementos.

Pompones grandes para las paredes

Si los globos resultan monótonos o, si prefieren utilizar una decoración ecológica y económica; entonces pueden realizar pompones de papel. Solo se necesitan unas tijeras y varias hojas de este tipo, es un proyecto en el que pueden participar niños y adultos y; estarán tomando una mayor conciencia sobre el cuidado del planeta.

En Visita Casas nos encanta realizar este tipo de decoración que involucra 100% el trabajo de nuestras manos; y los pompones de papel van muy bien a lado de los globos porque añaden diversidad de textura a la decoración.

Recuerdos para cuando la celebración haya terminado

¿Qué regalar a los participantes como un recuerdo? Este suele ser un punto muy difícil de decidir para los padres, sin embargo; el detalle está en que no debería ser un proyecto hecho por los padres sino por los niños. Un recuerdo familiar hecho por los infantes durante las prácticas es un gesto muy hermoso y que a todos les encantará.

Tú que estás leyendo este artículo, habla con el sacerdote y anímalo a que junto a los niños elaboren una idea de recuerdo para los padres en agradecimiento por haber asistido a la comunión. Ya sean pequeños angelitos de papel o porta retratos hechos con paletas; cualquier recuerdo no solo puede ser económico, sino muy hermoso, siempre y cuando se haga con amor.

Decorando las sillas

En algunos casos, las sillas de los presentes formarán un pasillo por el que caminarán los niños al momento de recibir la comunión. En estos casos; decorar las sillas cobra una importante relevancia. Aunque no tienen que ser todas las sillas puede que sea necesario considerar embellecerlas todas y cada una.

Por esa razón, ten en cuenta que no deben invertir todo el presupuesto en este detalle; pero deben hacerlo con el objetivo de que luzca hermoso. Una técnica muy útil es, utilizar los pompones de papel. De esa forma lograrán una armonía con el resto de la decoración.

También pueden elaborar lazos y utilizar las ramas de olivos que ya aplicaron para las guirnaldas, eso sí; todo menos utilizar globos. Si lo hacen, notarán que más de una vez alguien explotará uno por accidente y ese estruendoso sonido arruinará el aura del ambiente necesaria para una bonita ceremonia.

Referencias:

  1. Decoración para Comunión y Adornos de Niño y Niña
  2. 50 Ideas para Decoración de Primera Comunión (Niño y Niña)
  3. 20 Ideas De Adornos Para Primera Comunión Hechos En Casa
  4. Ideas para decorar la fiesta de Primera Comunión en casa
  5. Ideas para preparar y decorar la Primera Comunión en casa


Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo