Consejos decorativos

Cómo elegir un seguro para su casa

La protección financiera contra pérdidas o daños para los propietarios de viviendas a cambio de pago de la prima, o más popularmente conocido como seguro, es una opción vital al adquirir una nueva casa. Un seguro de propiedad al parecer, puede aumentar o disminuir su cuota mensual, y en la ocurrencia de un desastre o calamidad, financiera podría determinar su futuro.


El costo del seguro varia en los diferentes lugares, y por consiguiente, es esencial que usted adquiera la cobertura adecuada para el lugar en donde se encuentra su residencia. Los siguientes son algunos consejos que podrían resultarles útiles a la hora de elegir el seguro de propiedad a fin de no perder sus ahorros en algún momento de una catástrofe o emergencia:

• Antes de conseguir un seguro de propiedad, observe cuidadosamente el precio y vea si se ofrece algún descuento. Usted seguramente querrá conseguir la mejor cobertura posible, así que sea prudente al conseguir este tipo de seguros, ya que sigue siendo una especie de gasto en todos los sentidos de la palabra. Sería conveniente también, solicite tasación en distintas compañías de seguro.
• Trate solamente con las compañías de seguros que tengan antigüedad, y que tengan una buena reputación y antecedentes. Tenga cuidado con las empresas poco fiables, ya que estas pueden engañarlo y ofrecerle un seguro falso.
• Busque la empresa que ofrezca los mejores servicios posibles. Usted incluso puede investigar la compañía de seguros que va a contratar para asegurarse de que lo que le están ofreciendo sea lo mismo con las ventajas que usted podría esperar ver o experimentar. Si puede, hable con personas que ya hayan contratado los servicios de la empresa, para evitar conflictos futuros. Mejor aún, hable con sus vecinos y amigos y vea si sus opiniones coinciden con sus sugerencias.
• Siéntase cómodo con la compañía de seguros que haya elegido. Esta debe estar allí para ayudarlo con sus necesidades financieras cuando mas las necesite. Pero si se siente incómodo o insatisfecho con los servicios de esa empresa, decida si desea dejarla, o recurrir a soluciones alternativas.

Decidir en una empresa de seguros es muy critico, especialmente hoy en día que la mayoría de lugares en el mundo están experimentando diferentes calamidades y desastres debido al empeoramiento del calentamiento global y de los cambios climáticos, resultando en súper tifones, inundaciones, terremotos, incendios forestales, erupciones volcánicas y muchos otros desastres naturales que puedan destruir las casas mejores construidas. Así que, encuentre el mejor proveedor de seguros que se adapte a sus necesidades y obtenga los beneficios en el futuro.

La Cobertura Estándar De Un Seguro De Vivienda

Los seguros de vivienda han existido por años. De todas formas, hasta hace muy poco, estas eran un secreto. Actualmente, los seguros de vivienda son mucho más comunes y se están volviendo cada vez más populares. A pesar de que ahora muchas personas no saben mucho sobre los seguros de vivienda, incluyendo lo que significa “cobertura estándar” y lo que pueden esperar de una cobertura de un seguro de vivienda.

Un seguro de vivienda es casi como las garantías que uno recibe al comprar un electrodoméstico. Funciona de manera muy parecida, algunas cosas se cubren y otras no. Cuando uno compra un lavaplatos, verifica la garantía antes de comprarlo y ve que cosas cubren y que cosas no. Usted no compraría un lavaplatos sin una garantía decente – entonces, ¿Por qué compraría una casa sin un seguro de vivienda decente?

El seguro de vivienda puede comprarse por el comprador o por el vendedor de la propiedad. Para el vendedor, el seguro de vivienda se usa como un elemento de venta el cual lo ayudara a asegurar un precio más alto para la casa. Para el comprador el seguro de vivienda se usa como un seguro de que las reparaciones en las casas más antiguas estén cubiertas.

En la mayoría de los casos, usted puede esperar una cobertura estándar para su seguro de vivienda. De todos modos, asegúrese de leer todos los detalles del seguro de vivienda antes de firmar.

La mayoría de los seguros de vivienda cubren:

  • El sistema de aire acondicionado
  • La unidad de calefacción central
  • El trabajo de los conductos
  • Los sistemas eléctricos
  • Los ventiladores de techo
  • Los sistemas de cañerías
  • El calentador de agua
  • El refrigerador
  • EL lavaplatos empotrado
  • El microondas empotrado
  • El horno
  • El triturador de basura
  • Compactador de basura empotrado
  • La lavadora y secadora

Esto se basa en la “cobertura estándar” para una casa de tamaño promedio, ósea, menos de 5000 pies cuadrados. De todos modos, al elegir el seguro de vivienda, es importante discutir todas las complejidades de la póliza con el agente antes de firmar. Usted tiene que saber si algo esta quedando fuera de la lista y porque. Por lo general, encontrara que el triturador o el compactador de basura no están cubiertos en el seguro.Los seguros de vivienda varían en precio de un estado a otro y de una compañía a otra. De todos modos, usted tiene que ponderar el costo del seguro al de cualquier reparación que tenga que realizarse tras mudarse a la nueva casa. Si el vendedor le ofrece un seguro, por lo general suele ser un buen negocio. De lo contrario, usted querrá conseguirse uno.

Puede resultarle costoso reemplazar los electrodomésticos y en muchos casos, tener un seguro de vivienda significa no tener que preocuparse por estos gastos iniciales. Veamos algunos ejemplos de cuanto le saldría reemplazar los electrodomésticos del hogar.

Reemplazar un calefactor le costará entre $1250 y $3500, además de cualquier otro trabajo que haya que realizar en los conductos y en el sistema de calefacción. Las unidades de aire acondicionado están entre $700 y $3275, y nuevamente, este número seguramente será más alto si tiene que hacer cualquier otra reparación en el sistema. Reemplazar un horno puede costarle entre $700 y $2000, y apesar de que usted puede instalarlo por su cuenta, o contratar un colocador para que lo instale, puede que haya algún trabajo eléctrico que haya que hacer si este se llega a romper. Los refrigeradores pueden costarle desde $300 a $2000, dependiendo del tipo de refrigerador que quiera. Loos lavaplatos empotrados van desde $200 a $1000, los sets de lavadoras y secadoras desde $200 a $2000 cada uno. Un calentador de agua puede costarle entre $375 a $525, así como cualquier otro tipo de trabajo que deba realizar en el sistema de cañerías en su hogar. El reemplazo de un caño de agua roto puede salirle entre $100 a $600, sin mencionar el daño que este puede ocasionarle a su hogar y a sus pertenencias.

Cuando se comparan estos gastos con los de un seguro de vivienda, usted puede ver con claridad que si usted va a mudarse a una casa antigua, comprar un seguro de vivienda es una buena idea. Siempre asegúrese de revisar bien las cláusulas de su seguro de vivienda antes de firmar en la línea punteada, para de esta forma estar seguro de recibir lo que esta pagando.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo