Estilos decorativos

Construyendo un mirador de torre en su casa

Si la carpintería es lo tuyo, entonces podrías encargarte de agregarle un gran valor a tu propiedad construyendo un mirador de torre. Y es que un mirador de torre; por más complejo que se vea, en realidad es una pieza de carpintería realmente económica y fácil de construir.

Al menos cuando hablamos de un morador de torre “simple” para nuestra casa en donde poder ver las aves. Este proyecto podría decirse que es la versión “adulta” de la casa del árbol. Su elegancia viene dada por su historia principalmente; no hace falta ser un experto en carpintería para levantar uno, y aun así, si lo construyes, serás la sensación de todos.

Es un trabajo que no requiere de mucho espacio para ser ejecutado, por lo que el patio puede seguir siendo una buena opción para construirlo. El límite de altura no es estándar, tampoco la forma; en definitiva, se trata de un proyecto muy amigable de hacer y que trae demasiados beneficios.

El principal de estos beneficios es una mejoría en la calidad de vida, pero no podemos obviar el factor económico; pues un mirador tiene prácticamente el mismo peso que una piscina al momento de avaluar la casa.

Una breve historia de los miradores de torre

Cuando hablamos de torres mirador, lo primero que se nos viene a la mente y que salta a nivel cultural en nuestra historia civil son: los miradores de Cádiz.

Aunque estas torres no eran de madera y estaban vinculadas directamente al mar, su valor arquitectónico nació gracias a Cádiz y la variedad de estas edificaciones que construyeron.

Anteriormente, los miradores de torre de madera eran usados en las villas y graneros. Los vigías alertaban en caso de ver manadas de lobos u otros animales que amenazarán su ganado y, con el pasar del tiempo; los miradores evolucionaron a molinos y/o tanques de agua.

Sin embargo, siempre conservaron un único concepto; eran un lugar de retiro. Ya fuese para vigilar, para admirar las aves o para alertar a los navegantes recién llegados; el mirador de torre fue y es un lugar de reclusión y retiro momentáneo en donde la paz embriagaba a quienes descansaban en él.

Y esa es la experiencia principal que debes buscar replicar en tu hogar al momento de construir un mirador.

Construyendo el mirador de torre

La mejor forma de perderle el miedo a este trabajo es verlo como dos proyectos separados:

  • La construcción de una escalera de madera
  • Y la construcción de una pérgola o cobertizo

Toma ambas construcciones de forma individual y luego únelas en un solo proyecto; así tendrás un mirador de torre.

Por esa razón, lo mejor que podemos hacer para ayudarte a realizar este trabajo de la forma más eficiente es: explicarte paso a paso cómo construir la escalera y luego; explicarte paso a paso cómo construir la pérgola.

Y es que en cierto punto, ambas construcciones se unen y forman algo más hermoso que la suma de sus partes de forma individual; pero el procedimiento es simple cuando lo separas en A y B.

Construyendo la escalera del mirador de torre

La clave de un mirador de torre no es la escalera ni la pérgola; la verdadera clave para que este trabajo quede bien hecho es: la base.

¿Por qué? Pues porque la escalera podrás adquirirla prácticamente ya construida si buscas teniendo en cuenta tres criterios: economía, espacio y estética. Por ello, una escalera con giro es la mejor opción para este tipo de trabajo.

Una escalera recta requiere de cálculos matemáticos que variarán según la altura del mirador; además de ello, la cantidad de trabajo que viene con la construcción de una escalera recta es realmente importante.

Por otra parte, una Winder Staircase te proporcionará la facilidad de elevar el mirador en uno o dos niveles si así lo deseas; teniendo mucho espacio alrededor y una elevación importante, sin mencionar que el mirador puede tener más de una estancia si sigues este formato.

 

En todo caso, si deseas levantar una escalera sin giro, aquí te dejamos la fórmula para construirla correctamente.

Primero que nada, debes ver al escalera como un triángulo entonces no importa la hipotenusa, pero sí importan mucho la base y la altura. La base en este caso porque nos dará la estabilidad necesaria para que se mantenga la torre; la altura porque nos dirá el número de peldaños que debemos incluir.

La altura total debemos dividirla entre 18 centímetros, esa cantidad nos dará el número de contrahuellas o risers; es decir, la elevación entre peldaño y peldaño. Siempre debemos buscar un valor no superior a 7,5 cm. La cantidad de escalones es siempre 1 menos que la cantidad de risers.

Una vez que los cálculos están hechos el siguiente paso es construir; obviamente, no es tan simple cuando utilizas una escalera de este tipo, por eso te dejamos este video tutorial de esta chica.

Construyendo el cobertizo

La siguiente etapa es la más emocionante. La escalera nos ha llevado hasta un espacio vacío; ¿Cómo se supone que integramos un cobertizo a esta altura? No te preocupes, te lo decimos paso a paso.

Si utilizaste una Winder Staircase, entonces tienes más de la mitad del trabajo hecho. Los postes principales de la escalera con giro te servirán como parte del trabajo superior. Frente a ellos, es necesario colocar los otros dos postes que nos permitirán colocar nuestras vigas maestras.

Eso sí, recuerda que las vigas maestras no pueden tener un espacio en vano de más de 1,90 metros; si tu mirador tiene caras superiores a esa distancia, deberás incluir una “X” o al menos una tabla cruzada dentro del espacio muerto para mayor seguridad.

Las normas de seguridad pueden variar según cada país y según la altura de tu proyecto; ten siempre en cuenta este tipo de regulaciones para evitar tener problemas a futuro, sobre todo si planeas vender la propiedad.

El envigado es el siguiente paso luego de las vigas maestras, como siempre; existen ciertas recomendaciones importantes, pero la más importante de todas es que, entre viga y viga nunca debe haber una separación mayor a los 50 centímetros.

Colocar el envigado sin respetar esta norma traerá como consecuencia un suelo posiblemente inestable o con forma de “chinchorro”. Además, el mirador de seguro será un lugar para relajarse; es posible que quieras llevar una tumbona o más de un mueble importante, no puedes permitirte inestabilidad en la construcción.

Ojo al momento de fijar el envigado

Al tratarse de una construcción de altura que está fijada únicamente en madera olvídate de utilizar el tradicional clavo lancero para fijar el envigado.

En este caso te recomendamos utilizar soportes antisísmicos de acero galvanizado de 2,5’’. Estos gadgets de la carpintería son geniales para este tipo de construcciones de altura que necesitan gran estabilidad.

Otra alternativa es utilizar soportes/asientos de viga; el descanso que proporcionan al envigado principal es perfecto cuando se quiere una construcción no muy atrevida a nivel de altura.

En todo caso, lo importante es que descartes el uso de clavos transversales.

Agregando el barandal

El barandal debe ser considerado antes de lanzar el suelo final del deck. Las normas de construcción internacionales establecen que: la distancia desde la base del deck hasta la parte superior del barandal debe ser de al menos 95 centímetros.

Así evitaras que las personas caigan desde el mirador aunque se apoyen contra el barandal; lo cual suele ocurrir con mucha frecuencia, pues las personas tiran el cuerpo hacia adelante para tomar mejores fotos y, si agregas plantas al mirador, de seguro tú también lo harás.

La balaustrada debería estar compuesta por madera del mismo estilo que el suelo final del deck para lograr un efecto armónico visual más uniforme.

El techo del mirador

¿Qué tipo de techo elegir? En este punto, el tipo de techo que elijas es, a nivel de seguridad; prácticamente irrelevante. Mientras que continúes respetando las normas de construcción, el estilo de techo puede ser cualquiera; nuestra recomendación es que elijas continuidad con respeto al techo de tu propiedad.

Es cierto que el color y la propia personalidad del mirador son importantes y deben ser respetadas; pero darle continuidad al techo de la propiedad principal creará esa sensación de que el mirador estaba allí desde un inicio y no que se trata de un agregado.

Decorando el mirador de torre

Si quieres conseguir la decoración perfecta, lo mejor que puedes hacer es buscar inspiración en la decoración de miradores antiguos. Es muy poco probable que tus vecinos tengan un mirador, por esa razón; continuar con la originalidad aquí juega un papel muy importante.

Aunque la complejidad de las construcciones más importantes en cuanto a los miradores son sinceramente extravagantes; la sencillez interior de estas edificaciones nos deja algo en claro: son para ser admiradas por el exterior y para admirar el exterior desde dentro de ellas.

Aquí te dejamos algunos planos de los miradores más extravagantes para que te hagas una idea de lo que queremos exponer.

Pero en nuestro caso, la idea de agregar un mirador también es tener una especie de refugio o mini fortaleza de la soledad. La madera nos indica que deberíamos seguir una decoración rústica pero elegante, además de acogedora.

Al tener paredes abiertas, podemos descartar inmediatamente la inclusión de todo tipo de elementos colgantes excepto de plantas, agrega macetas colgantes con tus plantas favoritas en las esquinas del mirador pues son un punto ciego.

Nuestra recomendación personal es que no incluyas lámparas de aceite en el mirador, es cierto que así se iluminaban antiguamente en las noches; pero estamos en pleno siglo XXI.

Consigue lámparas LED dentro de armazones rústicos; este tipo de lámparas se cargarán durante el día y brindarán una iluminación excelente en las noches de lectura.

Por último, considera seriamente agregar una casa para pájaros. Tal cual si fuera sacada de una película de los ‘60; puedes agregar una casa de aves en donde dejes comida y agua.

La razón de existir de los miradores en un principio era admirar las aves y estudiarlas; aunque el que construyas no sea muy alto; si agregas la casa y creas el ambiente adecuado, de seguro con el tiempo terminarás teniendo un vecino con el cual compartir muchas tardes apacigües.

Referencias:

Diseño y Construcción Casa Mirador 

Cómo construir un mirador de madera con sus manos

Cómo Hacer un Porche o Terraza (Mirador) de Madera 

Todas las imágenes son cortesía de: google.com

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • tengo un terreno en una zona espectacular quisiera construir un mirador de piedra primeramente luego hacer la casa ya que es una zona turística y quiero trabajarlo

  • >

    Compartir con un amigo