Jardín

4 consejos para evitar las algas en los vidrios de la casa

El control de las algas es un tema muy importante ya que una vez comienzan a invadir las superficies de nuestra casa como las escaleras, paredes, o los vidrios, en especial en los politúneles, se instalan de por vida; es muy necesario eliminarlas por el bien de nuestra salud y bienestar visual pues resulta muy incómodo ver las paredes verdes, para nuestras mascotas es primordial también puesto que algunas especies de algas son extremadamente tóxicas no sólo para los peces sino también para perros y gatos.

Eliminar el musgo, los liquenes, mohos y las algas de las distintas superficies en nuestra propiedad no puede limitarse a un tratamiento superficial, éstos microorganismos proliferan muy fácilmente y con los cambios de estaciones volverán a aparecer si no se siguen las mejores maneras. El principal lugar donde aparecen las algas es el los vidrios de los acuarios. Por ello, muchos de los consejos a continuación estarán enfocados al cuidado de esos vidrios pero, los podrá aplicar también en distintos lugares de su casa.

Combatiendo las algas en los vidrios de la casa

algas

Las algas son una planta muy primitiva, existen incluso algas unicelulares y el principal alimento que absorben es el nitrato. Al ser un organismo al principio imperceptible para el ojo humano común, obviamente notaremos su presencia cuando prácticamente ya han colonizado una superficie. Es fácil pensar que con una limpieza común, raspando la superficie donde se ve que han proliferado, se eliminarán por completo, sin embargo, ese es el primero error grave que se comete.

Las algas, una vez instaladas, consiguen siempre la manera de proliferar hasta el punto de la colonización si no se les elimina su fuente de alimento ¿Cómo se les suspende la fuente de nitrato a las algas? Pues de manera natural se pueden:

  • Usar otras plantas
  • Usar caracoles

Claramente usar un caracol en una pared no es una solución práctica, pero dentro de los politúneles sí que lo es. También debe tener en cuenta que, como toda planta, las algas necesitan de la luz solar para prosperar; si observa que en su ventana están prosperando una colonia de alga entonces, una solución muy práctica es colocar una maceta con una planta que le impida al alga recibir los rayos del sol.

Competir con otras plantas por alimento es un trabajo muy exhaustivo para ellas, la lechuga o la lenteja son plantas que absorben mucho nitrato, ubicar una de éstas plantas cerca de donde se ha comenzado a formar la colonia de algas hará que muera.

Los distintos tipos de algas que podemos observar más comúnmente y que debemos controlar o eliminar por completo son:

algas

Alga pincel

Son normalmente encontradas en salidas de filtros de agua, ya que son lugares donde el agua está en constante movimiento y en contacto con algo sólido además del aire. Crece en forma de largos pelos negros y finos que pueden hacerse muy densos. No crecen cuando hay sol y odian el calor por lo que es más común verlas proliferar en entornos húmedos y oscuros.

 Alga de hilo

Se la considera la única alga buena. En un acuario son sinónimo de que el agua está sana y es de buena calidad para los peces. Aunque el aspecto estético queda arruinado por ésta alga, si la ve crecer en su fuente no es necesario eliminarla.

Algas unicelulares

Es la típica alga que se alimenta de altas temperaturas, pH alto y del exceso de nitratos, fosfatos y silicatos. En exceso, son capaces de matar a otras plantas y por ello se les conoce como colonizadoras. Es muy común verlas extenderse por las paredes de los politúneles en busca de sol y sobre todo comienzan a abrirse camino a través de los sistemas de riego.

Alga azul-verda

algas

Las rayas oscuras en las paredes y los techos se deben a éstas algas, a diferencia del moho, las algas no dañan las tejas del techo, sin embargo, la fealdad que proporcionan a la propiedad no las hace merecedora de su permanencia.

Para los distintos tipos de alga que simplemente no pueden ser eliminadas con caracoles o plantando otras plantas que también sean devoradoras de nitratos, existen trucos en la limpieza que le ayudarán a deshacerse por completo de ellas.

Es importante que mantenga presente en todo momento que, según el tipo de superficie en la que vaya a limpiar, puede o no ser conveniente usar alguno de los siguientes métodos que se mencionaran a continuación, no conviene poder en riesgo la integridad de su techo por el simple hecho de querer eliminar unas algas que volverán a proliferar cada 6 meses.

Hay algas tan testarudas que la única manera de eliminarlas serían cambiar todo el tejado o remover los marcos de las ventanas con los vidrios incluidos al no poder recurrir a los típicos caracoles que se usan en los acuarios, con eso en mente, aquí están los consejos de productos más convenientes para eliminarlas en distintas superficies.

1. Cloro

algas

Así es, el cloro es el pesticida por excelencia para este tipo de plagas. Es necesario aplicarlo directamente sobre la superficie con un rociador y luego, usando un cepillo de cerdas duras, rastrillar toda superficie; también puede utilizar una esponja dura si teme por la integridad del yeso de la pared pero, generalmente tras aplicar el cloro, sólo bastará dejarlo actuar para observar como el color verdoso va desapareciendo como por arte de magia.

Tome las precauciones necesarias antes de aplicar el cloro, un rociador, una mascarilla si en el lugar a aplicarlo la ventilación es pobre y unos lentes protectors en caso de que quiera aplicarlo en el techo dentro de la casa, sobre todo en las esquinas o por donde pasan algunas tuberías de agua.

2. Ácido Muriático

Aunque antes de usarlo para la limpieza se disuelve en agua y en una proporción de 1:10; el ácido muriático es un líquido muy fuerte por lo que al kit de seguridad antes mencionado para manipular el cloro deberá agregar también guantes de excelente calidad.

El ácido muriático es perfecto para limpiar los exteriores ya que las condiciones para la reproducción de las algas siguen estando allí después de limpiar, lo que se busca con éste líquido es eliminar esas condiciones favorables al mismo tiempo de que se eliminan las algas.

Usando un cepillo de barrer y botas gruesas, aplique el ácido en una generosa cantidad, no con rociador sino de a grandes cantidades usando una taza o vaso metálico para mojar toda la zona. Luego con el cepillo, aplíquese el tiempo que sea necesario hasta observar que la superficie ya no muestra señales superficiales de alga, moho, hongos o lo que sea que quiera eliminar.

Aunque tras culminar ésta sesión de limpieza podrá observar un leve tono verdoso aún en la superficie de las tejas, escalones o paredes, puede tener la certeza de que pasados tres días, no habrá señal alguna de vida de algas. Para recuperar un poco el color del lugar, puede lavar la superficie utilizando cloro o simple agua corriente.

algas

Recuerde que el ácido es tóxico para los animales, también para el resto de las plantas, no sólo las algas; por tal razón es conveniente no usarlo dentro de los politúneles y mucho menos en las paredes externas e internas de una fuente en la que tengamos peces o en la que sepamos que se hidratan las aves o anfibios.

Referencias

Cómo limpiar con ácido muriático

Guías de algas

Cómo eliminar el moho del techo

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo