Luciérnagas en el jardín: Todo lo que debe saber

No hay nada más mágico en un jardín nocturno, que ver esas pequeñas luces aquí y allá, revoloteando por todo el lugar. Y no, estamos hablando de lámparas o de bombillas; estamos hablando de las luciérnagas en el jardín y sus maravillosos espectáculos de luces.

Si te gustaría poder recrear tal espectáculo en tu propio jardín, entonces llegaste al artículo correcto. Hoy en Visita Casas queremos hablarte de luciérnagas y; de todos los misterios que envuelven a esta mágica especie de insecto.

Una especie en decadencia

Por si no lo habías notado, desde hace aproximadamente 2 décadas; la población de algunos insectos ha comenzado a disminuir drásticamente. Y aunque hay muchas teorías al respecto; lo cierto es que los científicos no están seguros de por qué está pasando esto, por lo que han decidido criar muchas especies de insectos en cautiverio.

Desde mariposas, pasando por abejas y hasta las luciérnagas; son muchos los insectos voladores que están en el rango de especie en peligro. Mientras que otras especies de animales se siguen extinguiendo irremediablemente.

Afortunadamente para las luciérnagas, al ser tan vistosas y mágicas; son muchas más las iniciativas que hay cada día para protegerlas a ella y su hábitat.

En países como México, la industria de la tala de pinos ha tenido que cesar en muchas zonas; debido a que las personas intervinieron para salvar a las luciérnagas, convirtiendo los centros de tala en reservas naturales.

Pero, ¿Qué las hace tan especiales?; quédate con nosotros y descubre todo sobre estos maravillosos insectos.

La anatomía de las luciérnagas, su ciclo de vida y su ecosistema preferido para habitar

Similares a muchos insectos, las luciérnagas en sí mismas para el ecosistema no son “cruciales”; lo realmente especial en ellas es su apariencia lumínica. Muchos insectos, como las hormigas o las arañas; tienen un mayor impacto en el ecosistema, sin embargo; es muy extraño que un grupo de personas comience a manifestar por una araña venenosa.

La razón detrás de la iniciativa para proteger a las luciérnagas se debe a que son muy fáciles de notar; tanto cuando están presentes como cuando están ausentes.

Es una de las pocas especies de insectos que se clasifican como “de vínculo espiritual”; leyendas, mitos, libros y hasta películas; se han hecho todo tipo de cosas en su nombre y con su nombre. Por lo que todos las conocen.

Y los que las han visto, al notar que estaban desapareciendo; decidieron unirse para protegerlas.

Aunque es cierto que un mundo sin luciérnagas sería más triste; desde Visita Casas te animamos a proteger a todas las especies, nuestro planeta nos necesita.

¿Por qué iluminan las luciérnagas?

Su capacidad luminiscente les ha atribuido el apodo de alquimistas. Todo en su luz se debe a una reacción química tras otra; utilizando compuestos únicos en sus cuerpos.

Dentro de sus colas y/o abdomen hay un químico llamado luciferina. Cuando este se combina con el calcio, oxígeno, y con el trifosfato de adenosina; ocurre la reacción química que genera su mágica luz.

Las que más brillan son las hembras, puesto que, al igual que muchos insectos; la hembra es la más grande de la especia. No obstante, los machos son los que vuelan.

Si alguna vez has visto un espectáculo de luciérnagas; de seguro notaste cómo algunas luces siempre estaban abajo y otras revoloteaban volando. Ya sabes por qué la diferencia.

Su ciclo de vida es corto

Aunque en líneas generales estamos hablando de dos años; las adultas capaces de reproducirse viven solo dos meses. Siendo que durante los meses de junio, julio y agosto; es cuando acostumbran a reproducirse allí donde se les ve.

¿Qué debes hacer para atraer y mantener luciérnagas en el jardín de tu casa?

Si sabes que en tu comunidad hay población de luciérnagas, entonces podrías atraerlas a tu jardín; solo debes crear las condiciones ambientales agradables para ellas y vendrán solas.

Coloca una fuente con troncos o maderas cerca de ella

Las hembras prefieren colocar sus huevos en un lugar donde tengan una garantía mínima de prosperar al momento de nacer. Los troncos cerca de arroyos, lagos e incluso charcos; son los preferidos por todas las especies de luciérnagas a la hora de depositar sus huevos.

Mantén los arbustos altos

Si alrededor el estanque de agua que estableces, creas un perímetro de plantas altas; es mucho más probable que las luciérnagas vayan hacia tu jardín. Los arbustos altos las ayudan a protegerse de los depredadores; por lo que suelen buscar refugios en ellos.

Siembre más flores

Mientras más diversidad de comida tengan a su disposición; más probabilidad hay de que las luciérnagas vayan a tu jardín. Tanto flores en plantas o arbustos altos como flores cerca del suelo y del agua; es el mejor ecosistema que puedas ofrecerle a estos insectos luminosos.

Por último, y muy obvio

Mientras menos luz artificial tengas, mejor. Si quieres atraer a las luciérnagas hacia tu jardín; deberás pasar una temporada con las luces apagadas durante la noche.

¿Cómo criar luciérnagas para embellecer tu jardín?

No es un mito ni una leyenda que las luciérnagas pueden vivir en grandes frascos de vidrio. Similar a una eco esfera o a un terrario eterno; las luciérnagas en cautiverio se crían en frascos de vidrio.

Si no has podido atraerlas a tu jardín, entonces deberás ir de cacería. Debes saber que las luciérnagas necesitan de temperaturas relativamente bajas para poder existir. Durante el día se esconden para evitar las altas temperaturas y, durante la noche; mientras que no hayan menos de 4° C°; puedes cazar tranquilamente.

De allí que si vives en un país realmente caluroso; lo más seguro para ellas es que las mantengas en cautiverio o, que las liberes donde las capturaste.

Mantén la tierra húmeda y suave

Si consigues luciérnagas en etapa de larvas (que es la manera más fácil de capturarlas y criarlas); entonces deberás preparar un frasco de vidrio para cada una.

Los frascos deben tener tierra suave pero también debe estar húmeda; y debe haber algo de pasto. Vela por la comodidad de tu larva de luciérnaga.

Aliméntalas constantemente

Las luciérnagas son depredadores temidos y voraces; debes alimentarla diariamente. Su comida preferida son los caracoles, pero también puedes darles gusanos picados y; si son adultas, comen polen y pétalos de flores.

Hora del apareamiento

Si el proceso de crianza ha ido bien; entonces tendrás luciérnagas hembras y machos. Cuando los machos comienzan a volar, ya es un buen momento para presentarlo a las hembras. Las parejas compatibles suelen sincronizar sus luces; así sabrás cual emparejar con cual.

Una vez que los huevos de las hembras hayan sido fertilizados; entonces podrás liberarlas y tener luciérnagas en el jardín. Si el ecosistema que has creado es como el que te explicamos hacer; las hembras no irán a buscar otro lugar para depositar sus huevos.

Por lo que el ciclo se repetirá una vez más pero ya no de forma controlada dentro de los frascos.

Curiosidades de las luciérnagas que te sorprenderán

Por último y para cerrar este tema, queremos contarte varias curiosidades de estos hermosos insectos; que no son familia de las moscas sino de los escarabajos ¡de seguro te sorprenderás leyendo estos hechos!

No son un aperitivo con buen sabor

No, no hemos comido luciérnagas; pero alguien más lo dijo y nos hizo saber que no tienen un buen sabor. A diferencia de las hormigas, cucarachas y otros insectos; las luciérnagas no entran en el menú de las culturas que por lo general comen insectos.

Su luz es la más eficiente del mundo

Las luciérnagas en el jardín ofrecen una luz 90% más eficiente que cualquier de nuestras bombillas. Esto se debe a que la energía que se produce en su abdomen tras la reacción química; se convierte en luz en un 100%

Mientras que la energía irradiada por los bombillos tradicionales es 10% y 90% calor.

Son caníbales

De allí que te digamos que debes colocar una larva por frasco. La más dominante se comerá a la débil. Incluso en la etapa adulta, las luciérnagas siguen siendo caníbales.

Hay más de dos mil especies de luciérnagas en el mundo; y algunas hembras aprovechan la época del apareamiento para comer machos que buscan pareja.

Sincronizando su luz con la de un macho que no es de su especie; la hembra atrae al incauto enamorado hasta sí para luego devorarlo.

Nosotros fuimos los culpables de su declive

Existen una teoría en la cual nosotros somos los principales culpables como especie de que las luciérnagas hayan mermado su población. No, no fue por la tala de bosques o por el calentamiento global.

Las luciérnagas se cosechaban anteriormente por su luciferasa/luciferina. Gracias esta sustancia, se pudieron producir barras de luz fluorescente; además, se hicieron muchas investigaciones, como pruebas de seguridad en alimentos.

Aunque hoy en día hay luciferina sintética; se cree que todavía siguen criando luciérnagas solo para extraer su mágica luz.

Referencias:

  1. Lampyridae
  2. 6 datos sobre las luciérnagas que te van a encantar 
  3. ¿Por qué las luciérnagas tienen luz?
  4. Las luciérnagas que paran la deforestación
  5. ¿Qué comen las luciérnagas?
Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora
>
close

¿Dudas o Consultas sobre Decoración?

Consulta a nuestros especialistas:

Compartir con un amigo