Jardín

Proteger a los Árboles del Congelamiento

Por lo general, los duros efectos del clima suelen ser los responsables del daño crítico en los árboles. En verdad, el frío extremo hace que los árboles sean talados y dañados debido al congelamiento. Es por esto que es esencial saber como proteger a los árboles del congelamiento. Para que los árboles se mantengan saludables, en especial durante el invierno, deben tener la protección adecuada para que sus raíces no se congelen o que sus tallos dejen de generar hojas después del invierno. Estas son algunas formas fáciles para proteger a los árboles del congelamiento.

Protección de arboles contra el frío

1) Riegue los árboles regularmente
2) Cubra las raíces con mantillo
3) Cubra a los árboles
4) Ate y envuelva las ramas
5) Envuelva el tronco

1) Riegue los árboles regularmente
Una técnica bastante útil para proteger a los árboles de los efectos del congelamiento es regarlos regularmente. La temporada de crecimiento requiere que tengan una cantidad adecuada de agua. Antes de que comience en invierno, los árboles deben tener la cantidad suficiente de agua, la cual le dará humedad a las raíces.

2) Cubra las raíces con mantillo
El mantillo es un cubre suelo esencial a la hora de proteger a los árboles del congelamiento. Este se dispone sobre el suelo en donde esta parado el árbol. No solo enriquece al suelo, sino que también resguarda a la humedad. Concéntrese en la base del árbol y acumule una capa de 5 pulgadas de mantillo. De esta forma, el sistema radicular del árbol tendrá la cantidad suficiente de humedad cuando llegue el frío. De todas formas, usted tendrá que darle al árbol la cantidad suficiente de humedad regularmente.

3) Cubra a los árboles
Los tallos y hojas pueden verse afectados por el frío. Cuando sus células se congelan, dejan de funcionar adecuadamente. Usted puede evitar esto cubriendo a los árboles. Puede utilizar tela, esteras, o cualquier cobertor que proteja a los árboles del viento.

4) Ate y envuelva las ramas
En cuanto a las ramas, estas deben ser atadas usando una soga fuerte para protegerlas de cualquier daño. El hielo y la nieve pueden partirlas si estas no tienen suficiente protección. Ate un extremo de la soga a una rama, y el otro alrededor del tronco. Haga esto con todas las ramas, en especial las que parezcan más frágiles. Por otro lado, los árboles que no son muy maduros deben contar con un soporte adicional. Luego de atar las ramas, envuélvalas con un saco de arpillera. Esto ayudará a resguardar las ramas y tallos de los fuertes vientos y heladas.

5) Envuelva el tronco
Usted puede envolver la parte inferior del tronco de los árboles con una guarda de plástico. Esto mantendrá alejados a los animales que suelen morder a los árboles, mientras que a su vez mantiene la humedad de esa parte. Luego de que pase el frío, tire las guardas de plástico.

Siempre recuerde que proteger a los árboles del congelamiento requiere de mucha vigilancia. Además de tener en cuenta estas medidas preventivas, asegúrese de verificar su condición cada tanto.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo