Técnicas de jardinería

5 Consejos fáciles de jardinería que le ahorrarán dinero

Es muy fácil gastar una fortuna cada año para crear un jardín hermoso. El consumismo está a la orden del día; y es impresionante cómo las mentes maestras del Marketing nos hacen creer que necesitamos tanto para poder, al menos, mantener nuestro jardín.

Es por eso que la mejor terapia de Shock para salir del círculo del consumismo de la jardinería es darse cuenta de una verdad absoluta “La naturaleza hallará la forma”. O el camino, como prefieras decirlo. El punto es, que si dejáramos a la madre naturaleza tranquila; esta reclamaría nuevamente los espacios que son suyos.

Entonces, ¿Por qué gastas tanto en materiales para la jardinería? A continuación, te daremos 5 consejos, pero no simples tips, no. Sino los consejos definitivos que te ayudarán a minimizar los costos de tu jardín sin sacrificar su salud ni su belleza ¡Toma nota!

Comencemos por lo obvio: Lo barato, sale caro

Una regla tan simple como ancestral, y aplicable a muchos aspectos de la vida; incluyendo a la jardinería ¡Pero, Ojo! No vayas a salir corriendo a comprar la porción de tierra más cara que te vendan.

Es importante que enfoques bien el objetivo de tus gastos al momento de la jardinería; y en este caso, en lo que no deberías escatimar, es en tus herramientas de jardinería.

La mejor manera de ahorrar en estos utensilios, herramientas, implementos y, (¿por qué no?) accesorios; es comprando los de mejor calidad según el uso que les vayas a dar. Desde la pala de jardinería, hasta el rastrillo y culminando por tus guantes; todos y cada uno deberán ser de la mejor calidad posible y siempre buscando la mejor relación costo/beneficio.

No necesitas comprarlas todas en una sola tanda, por eso; a continuación, te presentamos en orden de prioridad/popularidad, todo el equipo de jardinería que necesitarás para cuidar tus plantas.

El objetivo es que vayas adquiriendo los elementos según los vayas a necesitar; es una buena manera de ahorrar-gastando. Pero recuerda que, si no tienes las herramientas adecuadas, no solamente trabajarás más; también trabajarás peor. Así que comencemos por aprender a elegirlas con criterio profesional.

Eligiendo las herramientas para jardinería y huerta

Lo primero de lo que debes asegurarte es que todas las herramientas sean de acero inoxidable o con pinturas y tratamientos antioxidantes. Pero, ¿cuáles son estas herramientas que no podemos obviar si queremos tener un jardín hermoso y saludable? Bueno, aquí comienza la lista; pero también te daremos una breve explicación de cada una para que tú decidas si en verdad la necesitas o no.

Palote

Similar a una pala pero que no sirve para excavar agujeros sino perfilar el terreno donde vamos a trabajar. Remover/airar el suelo es muy importante; esta herramienta es la ideal para eso.

Azadas

Preparar el terreno para la siembra es un trabajo que se ejecuta con varias herramientas; una de ellas indiscutiblemente importante es la azada y también las horquillas. Afortunadamente, muchas compañías de la jardinería moderna involucran ambas en una sola pieza.

Rastrillo

La mejor herramienta para igualar y limpiar el suelo antes de la jardinería; simplemente no conseguirás un suplemente más eficiente. Es mejor que sea ligero, ya que el trabajo a realizar con el puede resultar un poco pesado. Eso sí, el tamaño de la cabeza del rastrillo no debe ser nunca muy reducido.

Tijeras de podar

Siempre vigila que sean de acero inoxidable, de lo contrario podrías envenenar a las plantas al traspasarle algún hongo. Son necesarias las tijeras; y obviamente son mejor opción que utilizar un cuchillo o intentar romper las ramas y flores.

Guantes

Tu protección también es importante. Muchas personas “desarrollan” una tolerancia a los pinchazos y cortes; pero la facilidad y seguridad con que se pueden manejar las plantas cuando se usan unos guantes de calidad, vale más que aparentar ser “uno con la naturaleza”

Cubrir el suelo del jardín no es algo costoso


Nosotros en Visita Casas hemos visto muchas cosas curiosas, pero sin duda alguna, una de las más impresionantes; ha sido ver a alguien comprando rocas por una suma de dinero extremadamente alta.

Incluso si eres una de esas personas a las que parece molestarle tener tanto dinero en la cuenta; deberías saber que utilizar resaca para cubrir el suelo del jardín no es necesario. De hecho, mucho más atractivo resulta el suelo de un jardín que ha sido cubierto con piedrecillas; pero no debes ir a comprar sacos de estas.

La mejor forma de embellecer el jardín e incluso crear un paisaje digno de un profesional, es involucrando a las personas. Ya sea tu familia o vecinos, siempre podrás encontrar a alguien que te quiera y pueda ayudar; así que solo debes organizarte un poco y dedicar un día a un viaje al río u otro sitio en donde puedas recolectar piedrecillas para el jardín.

Además, como beneficio adicional; no tendrás que hacer un nuevo gasto en invierno y otoño al tener que comprar resaca nuevamente.

Preparar el compost en casa

Si pagar una cantidad de dinero absurda por piedras te parece extremo, imagina aquellas personas que pagan aún más por tierra. Es cierto que el abono que se puede conseguir ya preparado se siente y se ve bien. Pero el compost que se puede preparar en casa siempre será 10 veces más fresco y cargado de nutrientes que el comercial.

Mientras cuentes con un pequeño espacio al aire libre, podrás preparar tu propio compost en casa. Lo primero que debes hacer es destinar un recipiente única y exclusivamente a este fin. Podrías adquirir un recipiente para la basura medianamente grande, abrirle unos cuantos agujeros por los lados para que respire el compost y adicionalmente puedes utilizar un alambre grueso pero maleable (como es de un gancho de ropa) para fabricar tu propio aireador.

¿Sabías que puedes destinar el 40% de la basura generada en casa a convertirse en compost? Sólo debes vigilar que la relación de hojas secas y materia orgánica como cáscaras y concha, este por el orden de 50-50; esto con el fin de controlar el nivel de humedad dentro de nuestro futuro compost. Una vez que veas fauna dentro de tu futuro compost ¡podrás festejar! Pues eso indica que lo estás haciendo bien y esos pequeños insectos te ayudarán a acelerar el proceso.

Elige sabiamente tus flores

Es cierto que siempre nos provoca tener en nuestro jardín una flor en específico o una planta en específico, sin embargo; es la que más trabajo nos dará. Pero eso está bien, con el cuidado adecuado; prácticamente cualquier planta puede prosperar.

Lo importante es no tener el jardín repleto de estas plantas que implican tantas responsabilidades y tiempo. En cambio, mantener un jardín con flores perennes es definitivamente una estrategia muy inteligente.

Como su nombre lo dice, estas flores se mantienen a través de las estaciones y los distintos climas. Aunque necesitan obvios cuidados, no requieren de una aclimatación perfecta para regalar su belleza.

Si vas a un lugar en busca de plantas, asegúrate de obtener algunas hortensias y rosas; estas son algunas de esas plantas perennes cuya flor puede adornar tu jardín todo el año.

Eso sí, ten en cuenta que al momento de trasplantarlas (si planeas colocarlas en un macetero dedicado); debes colocar el preparado adecuado para que conserve la humedad, y la cantidad correcta de tierra negra.

Si vas a sembrarlas en el suelo, entonces sólo extrae toda la tierra y no hace falta colocar esa primera “capa” para conservar la humedad; el suelo tiene esa capacidad, sólo rellena con tierra negra.

Los cuidados de estas plantas son muy similares, siendo que debes regar en abundancia todos los días, abono y fumigado una vez al mes y; sin estresar a la planta, recuerda que pueden adaptarse tanto a sol como a sombra. Por supuesto, no olvides podar.

No ahorres solamente dinero, también ahorra agua

Como quinto consejo queremos hablar de algo que es más importante de ahorrar que el mismo dinero: el agua.

Muchas personas hacen lo que es debido y riegan sus plantas todos los días; sin embargo, existen sistemas de riego automáticos que ayudan a administrar mejor nuestro tiempo sin descuidar las plantas.

Desafortunadamente, cuando las personas escuchan la palabra automático; inmediatamente lo asocian con una cierta inversión en equipo, maquinaria o tecnología.

Por eso, aquí en Visita Casas te diremos cómo hacer tu propio sistema de riego para tu jardín; muy sencillo y económico, así que toma nota y prepárate para hidratar tus plantas de manera práctica todos los días.

Materiales

  • Botella plástica de refresco
  • Tijeras
  • Pala de jardinería
  • Agua

Lo primero que debes hacer es cortar tu botella por la mitad y, utilizando la parte donde se ubica el pico; enterrarla con dicho pico hacia abajo junto a tu planta.

Esta técnica es excelente para las épocas calurosas y para hidratar a nuestras plantas de verduras; de hecho, toda planta que se nutra más eficientemente por su raíz es ideal para este método.

No sólo puedes aplicar este método junto a una planta, también puedes hacerlo dentro de una maceta; sobre todo cuando tienes varios brotes. Recuerda que, para reforzar la salud de nuestras plantas, necesitamos hacerles llegar la mayor cantidad de agua a las raíces; pero no por eso debemos deshidratar al planea.

Con esta técnica de riego notaras que, un simple litro de agua que viertas, bastará para cuidar a una planta por mucho más tiempo; lo que te dejarán bastante tiempo libre.

No olvides que también puedes recurrir a las conchas de huevos trituradas, esparcirlas por la superficie alrededor de la planta les ayudará a absorber más calcio.

No obstante, si has colocado la botella a su lado, entonces vierte el triturado dentro de la media botella; los nutrientes serán absorbidos de una forma igual o mayor eficiente y, las cáscaras de huevos trituradas quedarán bajo la tierra una vez el nivel del agua descienda.

Un consejo extra

Aunque se trata de ahorrar en todo lo que puedas, hay un gasto que tal vez quieras hacer. Puedes comprar por internet un molde especial para crear caminos empedrados, es decir; el molde donde los paisajistas vierten el cemento para crear patrones similares a rocas que se unen como un hermoso rompecabezas.

Estos moldes no cuestan mucho, y en el momento que comiences a utilizarlo; notarás que puedes crear un paisaje en tu jardín sin igual, entonces comenzarás a moldear otras cosas, como tus propias macetas.

No es algo que debas hacer para ahorrar dinero, pero vale la pena intentarlo; despertarás tu creatividad mientras embelleces tú mismo tu jardín.

Referencias

10 trucos de jardinería realmente baratos y que te encantarán

10 Mejores Jardineros Baratos

15 ideas económicas para decorar tu patio

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo