Maternidad saludable

¡Los almohadones para embarazadas pueden salvar su espalda!

Aquellas personas que nunca han estado embarazadas jamás entenderán la incomodidad que a menudo puede traer el embarazo. Por la cantidad de peso extra que el cuerpo debe cargar y la forma desproporcionada en que este peso está distribuido, ciertas zonas de su cuerpo como la espalda, las caderas, las piernas y los pies pueden sufrir terribles dolores e incomodidades. Sin embargo, se pueden utilizar almohadones para embarazadas que ayudarán a disminuir estos dolores y a soportar el peso extra. Los almohadones para embarazadas se pueden usar para dormir o durante el día para recibir un poco de necesario confort.

Almohadones para embarazadas

Básicamente, los almohadones para embarazadas están especialmente diseñados para que entren en ciertas partes de su cuerpo y le agreguen resistencia. Existen diferentes tipos hechos para que entren justo en la parte inferior de su espalda, entre las rodillas o muslos, en su cuello o en su estómago.

A medida que el embarazo progrese, será cada vez más difícil poner cómoda. Puede llegar al punto de tener dificultades para dormir ya que todas las posiciones le resultarán incómodas. A medida que su estómago vaya creciendo, al dormir boca arriba sentirá que no puede respirar con facilidad, y por supuesto no podrá dormir boca abajo. Por estas razones, muy probablemente terminará durmiendo de costado. Sin embargo, el peso extra puede traer dolores en las caderas ya que no se podrá ubicar con comodidad. ¡Por suerte, los almohadones para embarazadas le proveerán alivio!

La posición ideal es acostarse de costado con un almohadón entre las rodillas y otro detrás de su espalda. El almohadón entre sus piernas le ofrecerá apoyo y distenderá la presión de las caderas, mientras que el almohadón detrás de su espalda le permitirá apoyar levemente su espalda cuando quiera cambiar de posición. Esto no solo le proveerá un rango de movimientos posibles sino que le dará un respiro a su espalda. De esta manera, tendrá la opción de recostarse en casi cualquier ángulo que desee en lugar de estar restringida.

Permanecer sentada por largos períodos de tiempo puede traerle dolores en las articulaciones durante el embarazo. Un almohadón para embarazadas detrás de su espalda ayudará con este tema. Algunas mujeres sienten alivio al ubicar un almohadón sobre sus rodillas para ayudar a soportar el peso extra de sus estómagos. Estas técnicas se pueden aplicar también durante el manejo, para evitar rigidez e incomodidad.

Existen disponibles varios modelos de almohadones para embarazadas. Algunos están construidos con los típicos materiales de almohadas como algodón o plumas, y otros modelos más caros están hechos con espuma viscoelástica. Tómese el tiempo y el trabajo de probar los diferentes tipos hasta encontrar cuál es el más cómodo para usted.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo