Decoración de oficinas Diseño y decoración

Pulidos y acabados de mesas de madera para el negocio, la oficina y la empresa

Siempre que lees consejos para limpieza o compra de muebles de oficina, usualmente terminan diciéndote que utilices un pulidor de buena calidad sobre todos tus muebles. Esto es independiente de si los mubles son para oficinas de un negocio o de una empresa. ¿Pero qué pulidor es mejor? Examinemos los pros y los contras de varios tipos de pulidores, comenzando con el líquido. ¿Es un tipo de pulidor líquido mejor que otro?

Hay dos formas primarias de productos líquidos comerciales para “cuidado de los muebles”: limpiadores en emulsión o pulidores y pulidores al aceite. Las emulsiones pueden limpiar tan a fondo que dejan un brillo agradable sobre las superficies. Sin embargo, este lustre usualmente no parece tan impresionante una vez que el mueble se seca. Además, los pulidores en emulsión pueden introducir contaminantes en el mueble, como las siliconas.

Mesas para oficinas y empresas

Los pulidores al aceite son otro tipo de pulidores líquidos, y pueden ser bastante engañosos. Éstos productos son complejas combinaciones de aceites, ceras, perfumes, colorantes, limpiadores y solventes orgánicos. Pueden producir superficies bien acabadas, y se los suele usar para dar la pulida final. Si eliges este tipo de pulidor sólo ten en mente que puede dañar la superficie si son utilizados incorrectamente. Los aceites que no se secan, incluyendo el aceite de limón, son típicamente menos dañinos que los que si se secan. Las terminaciones mojadas tienden a atraer el polvo del aire y otras partículas también. Pero los aceites que no secan no dañan directamente el mobiliario.

Los pulidores aceitosos de secado rápido, como el de aceite de nuez, sufren reacciones químicas mientras se van secando. Luego de un corto período de tiempo, esta oxidación hace que sean mucho más difíciles de remover. Esto está bien si el aceite es utilizado para el acabado del mueble, pero no si se lo emplea para el cuidado rutinario. Además estos pulidores tienden a decolorarse a medida que se envejecen; en presencia de ciertos ácidos incluso pueden cambiar de color.

¿Las sillas de tu oficina necesitan una pulida? Con investigar y experimentar un poco, no te tomará mucho tiempo encontrar la marca de pulidor de muebles que se adapte a tus necesidades para la oficina de tu casa.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • >

    Compartir con un amigo