Accesorios decorativos

4 aspectos a considerar al elegir un diamante

Los diamantes, ¡los mejores amigos de las mujeres! ¿Por qué es que las mujeres aman a los diamantes? ¿Por qué es que son tan preciosos? ¿Será debido a su belleza y exquisitez? Hablemos de la compra. Comprar un diamante puede poner a prueba los nervios de hasta el comprador más astuto. ¿Qué está buscando? ¿Qué significan los términos? ¿Qué es lo que hace que un diamante valga más que otro?


Cuando uno ingresa a la tienda de diamantes y busca comprar uno, no sabe cuales son las diferencias entre los mismos. Dos diamantes pueden tener el mismo tamaño y pesar los mismos quilates, pero su precio puede ser distinto. ¿Por qué? A continuación, se presenta una guía simple para conocer lo especial al considerar un diamante.

La comprensión de estos términos le ayudará a hablar con el vendedor de las características más importantes para usted, garantizándole que recibirá el mejor diamante por su dinero. Los tasadores de diamantes buscar cuatro cualidades de un diamante para discernir su valor. Comúnmente conocidas como las “4 C” en ingles, estas son: corte, claridad, quilates y color.

CORTE
Hay dos aspectos importantes del CORTE.

1. La calidad del corte, la cual afecta el brillo del diamante, la otra se refiere a la forma en si del diamante.

2. Forma. Los diamantes vienen de distintas formas. Algunas de las formas más comunes son, redonda, ovalada, en forma de pera (forma de gota), de corazón, forma princesa (cuadrada), forma de esmeralda (rectangular), forma de marquise (forma de pelota de futbol). De todas las formas disponibles, los diamantes redondos son la forma que permite un mayor brillo. El brillo es determinado por la habilidad del diamante de reflejar luz. Un diamante con un corte de calidad tendrá todas sus caras dispuestas de tal forma que las mismas reflejen la mayor cantidad de luz. Tenga cuidado con el corte del diamante, y asegurese de que se mantenga su peso en quilates al sacrificiar el corte de un buen ángulo, ya que esto reducira drásticamente el brillo.

CLARIDAD
Los diamantes que provienen de recursos naturales están sujetos a fallas individuales, incluyendo restos de minerales y arañazos o rayaduras. Un diamante sin tales características se llama impecable y son la especie más rara. Si bien estas fallas no suelen ser visibles, afectan la forma en que le diamante refleja la luz, y por consiguiente el brillo en general.

La claridad de los diamantes se califica de la siguiente manera: Impecables, IF, VVS1, VVS2, VS1, VS2, SI1, SI2, SI3, I1, I2 y I3.

QUILATES
El quilate es la medida del peso de un diamante. Un quilate también puede referirse a “100 puntos”. Esto significa que medio quilate puede ser también “50 puntos”, y así sucesivamente.

Cuanto más grande sea el diamante, más costoso es. Como los diamantes más grandes son más raros, su costo aumenta cada vez más a medida que incrementa su tamaño. Un diamante de un quilate costará más que el doble que un diamante de medio quilate. De todas formas, un anillo con varios diamantes que tienen una combinación de un quilate, será más barato que una piedra de ese peso.

COLOR
Existen muchos diamantes de colores, los cuales se conocen como diamantes de fantasía. La mayoría de los diamantes se clasifican en una escala alfabética de la D a la Z. Un diamante “blanco” es aquel con poco color, y recibe la clasificación de la letra “D”, siendo el diamante más raro y más buscado. Al elegir un diamante incoloro, es mejor quedarse dentro del rango D a J, de lo contrario el diamante tendrá un tono amarillo que disminuirá su valor. Cuanto menos color natural tenga el diamante, mas colores se verán reflejados en el prisma.

Los diamantes de “fantasía” (los diamantes con una clasificación mayor que Z), vienen en una variedad de tonos e incluyen a los diamantes más conocidos, como el diamante Azul Esperanza.

Cuando decida comprar un diamante, por favor tenga estas cuatro características en mente. Se necesitan años para obtener una especialidad en esta área. Por lo tanto, al menos debe saber cuales son las características de mayor importancia para usted y con un poco de conocimiento seleccione el diamante que llevará mayor valor sentimental acorde a su presupuesto.

Ventajas de usar diamantes imitación

No se apoya el cártel de diamantes: Todo comienza desde arriba con el cartel de diamantes de De Beers, que iría en contra de las leyes federales antimonopolio si tienen sede en los Estados Unidos. Los diamantes son, de hecho, baratos de producir y costarían menos si no fuera por el cartel mundial. Su objetivo es mantener una posición de monopolio fuerte, un objetivo que se ha logrado con éxito durante décadas. En el control del mercado de los diamantes extraídos, De Beers ha explotado una idea relativamente sencilla: tener un dominio absoluto sobre la producción, mantener el inventario y la distribución límite, y así mantener los precios estratosféricos, y hacer que los diamantes en los anillos de compromiso sea una opción popular. Lo que hace que De Beers sea tan especial es su ejecución. En los últimos 60 años, el cártel ha hecho más con los diamantes extraídos que los productores de petróleo de la OPEP e incluso los barones de la cocaína del cartel de Medellín. De Beers tiene el músculo y las agallas para imponer su propio orden en el mercado y ha construido un sindicato de gran dominio.

No se utiliza el trabajo infantil ni la esclavitud: Las operaciones de extracción de diamantes están llenas de terribles condiciones y tienen una larga historia de humillantes prácticas inhumanas. La esclavitud y el trabajo infantil son prácticas comunes en las operaciones de corte de diamantes en la India, donde gran parte de los diamantes del mundo son cortados y pulidos.

No hay piedras conflictivas: Se sabe que desde el comienzo de la industria de diamantes desde los 1800 hasta hoy en día, los diamantes se usaban para apoyar guerras regionales, ayudar a financiar asesinatos a gran escala y para contribuir al genocidio. Las imitaciones de diamantes son creadas en un laboratorio por técnicos a un costo razonablemente bajo y, por lo tanto, no pueden ser utilizados como moneda de la miseria humana.

Prestigio: Si bien no hay prestigio en pagar de más, hay un enorme prestigio en mejorar su armario al agregarle diamantes sintéticos. Usted puede personalizar y embellecer hasta el contenido de su corazón, con una sonrisa en su cara, mostrando que es una persona de altura en cualquier ocasión o evento.

Secretos para elegir un diamante

A- Fije un presupuesto
Cuando uno compra un diamante, es muy fácil tentarse y dejarse llevar. Antes de comenzar a comprar, fije un presupuesto. Solo usted puede decidir la cantidad de dinero con la que se sienta cómodo. Pero recuerde: los diamantes son caros.

B- Conozca las cuatro características (4 “C” en ingles)
A través de los años, los profesionales en diamantes han desarrollado estándares para comparar y evaluar diamantes. Estos se conocen como las 4 “C” en ingles –peso en quilates, color, claridad y corte– las cuales todas juntas, tienen un efecto en la apariencia y en el valor del diamante. El valor de un diamante a su vez depende de que tan raro sea el mismo. Hasta las más pequeñas diferencias pueden hacer una gran diferencia en el valor. Antes de comprar su diamante, tómese un tiempo para aprender sobre las características que influyen en el valor del diamante. Solo cuando decida cual de las cuatro características: peso de quilate, color, claridad y corte, sean las más importantes para usted. Busque una piedra que ofrezca la mejor combinación de estas cuatro características.

C- Elija la forma que más le guste
Actualmente la forma más popular es la redonda, pero los diamantes vienen en muchas otras formas distintas.

D- Elija el color de su diamante
Recuerde, la diferencia en el color puede ser muy sutil, pero el precio no lo es.

E- Elija la claridad
La mayoría de los diamantes tienen defectos e inclusiones. Estas inclusiones son lo que hacen que su diamante sea único. Los diamantes se clasifican bajo un aumento de potencia de 10, por lo que podría pensar dos veces antes de pagar por una mejor claridad que no se puede ver a simple vista.

F- Peso en quilates
Obviamente todos buscan comprar el diamante más grande posible. Recuerde, un diamante grande no siempre es un diamante bello. Asegúrese de no haberse comprometido demasiado con las otras tres características antes de elegir su diamante. Tenga mucho cuidado con el corte del diamante, un diamante mal cortado pierde su luminosidad y brillo, y puede parecer un simple trozo de vidrio.

Cómo determinar la pureza de un diamante

La claridad es la medida del número de imperfecciones que tiene un diamante, así como la forma en que son visibles y su efecto en la calidad general del diamante. Las características que determinan la claridad de un diamante pueden afectar su brillo y esplendor. Las imperfecciones que tienen los diamantes suelen llamarse inclusiones. Las inclusiones de un diamante pueden ser desde puntos blancos y negros en la superficie a pequeñas grietas en la piedra, o el crecimiento de cristales dentro del diamante. Si usted está buscando aretes de diamantes, en donde los diamantes son muy visibles, es probable que quiera buscar un diamante con mucha claridad para lograr mejor brillo.

El GIA tiene una escala de calificación con respecto a la pureza de los diamantes, y corresponde a una manera para diferenciar entre los distintos grados.

FL: Sin imperfecciones

IF: Sin imperfecciones internas; solo cuenta con imperfecciones externas, las cuales pueden ser removidas al pulir la piedra.

VVS1-VVS2: Inclusiones muy muy leves. Sólo un experto puede detectar estas imperfecciones con un microscopio de 10x. Por definición, si un experto puede ver una imperfección en la parte superior del diamante, es un VVS2. Si el experto sólo puede detectar imperfecciones en la parte inferior de la piedra es un VVS1.

VS1-VS2: Inclusiones muy leves. Solo se pueden ver las imperfecciones con un microscopio de aumento 10x, pero no con facilidad.

SI1-SI2: Inclusiones leves. Las inclusiones son fácilmente visibles con un aumento de 10x. Estas piedras son a menudo “limpias a simple vista”.

SI3: Inclusiones leves. Esta clasificación sólo es reconocida por EGL y no es reconocida por el GIA u otras instituciones gemológicas y puede ser calificado por GIA como SI2 o I1. Los diamantes SI3 nunca tienen inclusiones de color negro o grietas visibles a simple vista, pero pueden tener algunas inclusiones blancas muy pequeñas que se pueden ver.

I1: Inclusiones visibles. Un diamante con claridad I1 poseen alguna imperfección que se puede ver a simple vista, pero la mayoría de las veces solo tienen una sola imperfección que no es muy evidente.

I2-I3: Inclusiones muy visibles. Estos diamantes poseen inclusiones que se ven a simple vista y poseen muchas manchas negras y nubladas.

La mayoría de las imperfecciones de un diamante suelen ser muy pequeñas y por lo general no afectan al brillo del mismo. Si usted no puede gastar mucho dinero, entonces no vale la pena comprar un diamante con una calificación de claridad muy alta, como un VS1. Compre un SI2, que a simple vista se vera igual que el otro. Las imperfecciones solo se podrán ver con un aumento de 10x. Si va a comprar diamantes que hagan juego con su anillo de diamante, tales como aretes de diamante, o viceversa, es importante conseguir la misma claridad para asegurarse que tengan el mismo brillo.

Imitación de diamantes: ¿Qué es lo que agrada de los diamantes falsos?

Son accesibles: Una vez que alguien descubre las imitaciones de diamantes, es entendible porque no prefieren la elegancia eterna, al ahorrase miles o diez miles de dólares en el proceso. Es un hecho que los amantes de las joyas no hacen caridad al comprar joyas de diamantes, haciendo que los joyeros, los comerciantes de diamantes de minas, y los carteles de diamantes sean mas ricos de lo que ya son.

No hay forma de distinguirlos a simple vista: Los científicos han sintetizado y cread imitaciones de diamantes que son tan parecidos a los diamantes reales, que hasta los gemólogos certificados requieren de un equipo científicos para comprobar si son auténticos o no. Estos avances innovadores han hecho que las últimas imitaciones de diamantes imiten las propiedades de los diamantes reales. Cortan el vidrio, reflectan la luz en perfectos corazones y flechas, y tienen máxima luminosidad y brillo. De hecho, en casi todas las variaciones medibles, coinciden o son superiores a los diamantes reales.

No hay descuentos falsos:

Una práctica común en el comercio minorista de diamantes extraídos es utilizar precios excesivos y luego mostrar los descuentos impresionantes para atraer a los compradores. Esta práctica se denomina fijación de precios inflados. Con los diamantes creados en el laboratorio este engaño no es posible ya que los precios son bajos desde el principio, y no dejan espacio para el uso de precios inflados.

No hay razón para vigilar constantemente sus joyas de diamantes sintéticos:

¿Usted quiere pasar su tiempo preocupándose de no romper, perder o que roben sus joyas costosas? ¿Quiere verse obligado a comprar una caja fuerte? Cuando viaja, ¿quiere estar pendiente todo el tiempo de la seguridad de sus joyas? Con las imitaciones de diamantes, todas estas preocupaciones desaparecen.

No hay necesidad de comprar un seguro:

A la larga, los gastos que conllevan la compra de joyas de diamantes extraídos, son suficientes para llenar su caja de joyas con diamantes sintéticos. Pero eso no es lo peor. Un seguro es un gasto continuo que nunca termina.

Nada de estafas ni trucos:

Todos los diamantes extraídos tienen imperfecciones, marcas, y a su vez, varían en calidad,. Esto genera el surgimiento de estafas que victimizan y roban a los consumidores. Desde golpes a la perforación láser para rellenar con fracturas, la industria de los diamantes extraídos está llena de prácticas empresariales sin escrúpulos. Los diamantes sintéticos son uniformes, sin imperfecciones y baratos, por lo que los fraudes simplemente no existen.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo