Mascotas para el hogar

9 maneras de proteger a nuestras aves de las enfermedades

Cuidar aves es un labor que requiere tiempo, dedicación y esfuerzo. Como muchos otros animales, las aves pueden ser domesticadas; pero su naturaleza salvaje, al momento de ser reprimida, puede causar que hasta la más mínima alteración en su nuevo las enferme.

Es importante tener en cuenta que las aves utilizadas para la explotación de alimentos, como es el caso de los pollos; requieren de cuidados adicionales al de las simples mascotas que están en una jaula. Aunque en líneas generales, en ambas situaciones nuestras aves pueden presentar varias enfermedades que van más allá de estas condiciones; en este artículo nos queremos enfocar precisamente en las aves que tenemos en casa como mascotas.

Fuente: pixabay.com

Si tú tienes un periquito, un loro o incluso algo más exótico como un búho; entonces en este artículo encontrarás información de gran ayuda. Toda la información que aquí te daremos fue confiada a nosotros por un amigo veterinario, así que puedes aplicar los siguientes conocimientos con total tranquilidad. Eso sí, la mejor alternativa es siempre mantenerte al tanto de las ultimas medicinas o alimentos; nunca debemos dejar de crecer como criadores o cuidadores cuando se trata de nuestras mascotas.

Identificando las enfermedades que afectan a nuestras aves en casa

Los peligros a los que se exponen nuestras aves mascotas van desde la típica Colibacilosis, hasta escenarios menos probables y que sólo se presentan en circunstancias especiales, como lo es el déficit de calcio o estrés corporal.

En el siguiente apartado, trataremos de abordar todas estas posibles condiciones, sus síntomas y; también te taremos instrucciones para el tratamiento y prevención de las mismas.

Fuente: http://www.freepik.com

Aunque no debes estar comiéndote las uñas de la preocupación y monitoreando con ojo paranoico a tu pájaro buscando alguno de estos síntomas; es bueno que tengas presente en todo momento las posibles enfermedades que pueden afectar a tu mascota alada.

Comencemos por una que ya acabamos de mencionar.

Colibacilosis

Es una enfermedad que se produce más veces de la que creemos. Se trata de una infección causada por una bacteria que todos los animales tienen en su intestino.

Sus principales síntomas son el adelgazamiento acelerado, se puede notar claramente porque el cuello de nuestra ave parece más fino y con forma de una interrogación “?” además de las claras heces diarreicas en el nido.

Es por ello que, si queremos tener mascotas; debemos velar por su salud de la misma forma en que velamos por la nuestra. Las vacunas son necesarias, siempre las de última generación para evitar complicaciones por desarrollo de resistencias.

Así mismo, la alimentación con agua limpia y una ventilación adecuada siempre será norma cuando mantenemos aves en cautiverio.

Coriza infecciosa aviar

Muy común entre las aves y una de las principales causas de desesperación en sus dueños; pues es una enfermedad muy gráfica que se manifiesta en el rostro de nuestra mascota emplumada.

Ojos hinchados, secreción de mucosidad, estornudos y un aspecto muy demacrado; así se manifiesta esta enfermedad en nuestras aves. Lo peor de esta enfermedad es que no puede ser curada definitivamente; puede controlarse y evitarse su propagación, pero nuestra ave siempre quedará marcada tras haberla sufrido.

Se presente cuando no se vacunan correctamente a las aves y sobre todo cuando las mantenemos aglomeradas en un espacio muy pequeño; es el equivalente a desarrollar alergia, en este caso, alergia a las aves (aunque parezca irónico) por ello nunca terminan de curarse.

Viruela aviar

Otra de las tan comunes enfermedades que pueden presentar nuestras mascotas aladas. Comienza por la aparición de pequeñas carnosidades o verrugas allí donde nuestra mascota no tiene plumas. Puede causar problemas como sofocación y secreciones desde los ojos y los orificios nasales.

Es por ello que uno de tus mejores aliados en la crianza y cuidado de tu ave será: el yodo o azul de metileno. Claro que todas estas enfermedades se evitarán con las respectivas vacunas, una simple vacuna inmunizará a nuestra ave de por vida.

Criando nuestras aves correctamente

Las vacunas, aunque necesarias y eficientes, no son la única alternativa ni mucho menos debemos confiar la salud de nuestra mascota 100% a ellas.

De la misma manera que nosotros, como seres humanos; tomamos previsiones para evitar enfermarnos a pesar de haber sido vacunados cuando éramos niños, así mismo debemos velar por la integridad de nuestras aves.

A continuación te presentamos una serie de consejos básicos que deberás aplicar en todo momento si decides tener un ave de mascota. Son conejos generalizados y que abarcan la gran mayoría de especies de aves domésticas.

Fuente: www.pexels.com

Aunque los veterinarios o los cuidadores anteriores puede que tengan en su lista una que otra regla adicional o única según el tipo de ave o la personalidad de la misma; en líneas generales estas nueve 9 reglas a seguir para proteger a nuestras aves de enfermedades son y deberán ser consideradas siempre, reglas de oro.

1. Buena higiene

La buena limpieza y de forma regular, por supuesto es una de las rutinas que debemos establecernos de ahora en adelante. Es necesario utilizar los productos recomendados por los veterinarios, sin embargo; existe un producto casero que nosotros en Visita Casas utilizamos mucho. En la actualidad, ya será nuestro tercer año consecutivo utilizándolo para la limpieza de las jaulas la cual hacemos cada dos semanas.

Es muy complejo el procedimiento para explicarlo contexto, así que, como una imagen dice más que mil palabras; aquí te dejamos este video de un amante de las aves en donde él explica su procedimiento personal para la limpieza, puedes seguir sus consejos sin preocuparte, todos son muy acertados.

2. Evitar contacto con vida salvaje

Un ave dentro de su jaula y que al mismo tiempo vive dentro de nuestra casa es una mascota. Y una de las grandes características de los animales en cautiverio es que no saben defenderse en un entorno salvaje ni mucho menos tienen la resistencia para socializar con otras especies de animales salvajes.

Desde el momento que comenzamos a domesticar un animal, este se vuelve cada vez más vulnerable a contraer alguna enfermedad de uno de su misma especie que este en estado salvaje.

Fuente: pixabay.com

Ya sea un perro, gato, o en este caso avecilla; nunca dejes que tu mascota entre en contacto con otro animal del cual desconozcas si ha sido vacunado o tratado por un veterinario.

3. Mantén la jaula fuera de vientos fuertes

Desde hipotermia hasta insolación o una gripe que desemboque en la muerte, las aves en cautiverio dentro de una jaula son muy delicadas a las corrientes de aire frío; en especial el frío nocturno.

Fuente: pixabay.com

Esta fragilidad puede apreciarse más claramente mientras más jóvenes son. De allí que utilicemos un paño para taparlas durante la noche y mantenerlas caliente cuando no está el nido instalado dentro de la jaula.

4. Mantener las aves lejos del alcance de otros animales

Los animales tienen una capacidad mágica de hacer amigos con otros que no son de su misma especie, no obstante, cuando se trata de periquitos, canarios, loros, tucanes y otra especie de ave que mantengas en cautiverio en su jaula. Estas deben estar lo suficientemente altas para poder sentirse seguras y para evitar accidentes.

La mejor forma de hacer que nuestra ave se relacione con el resto de las mascotas que tenemos, en domesticarla para sacarla de la jaula y volverla a dejar allí tras un tiempo de compartir al aire libre.

Esto siempre debe hacerse bajo tu supervisión, los animales actúan por instinto, por más amigables que se vean tu perro y tu gato o tu gato y tu canario ¡No los dejes solos en una habitación sin supervisión!

5. Siempre examina la jaula en los lugares más recónditos

Como pudiste apreciar en la rutina de limpieza que te dejamos en el video anterior; los balancines y algunas partes de la jaula con las que nunca interactúas siempre deben lavarse, pues son los lugares favoritos de los piojillos para quedarse.

Lo mismo ocurre con las astillas u otros objetos que pueden llegar volando a la jaula desde el exterior como plástico. Las aves en cautiverio suelen jugar con muchas de estas cosas que llegan a sus jaulas de improvisto; por eso asegúrate siempre que pases cerca de ella y sobre todo cuando limpies, que nada extraño ha caído, en especial insectos. Estos pueden ser una gran fuente de enfermedades y reacciones en cadena negativas.

6. Una alimentación balanceada

Un factor muy importante para la buena salud de los pájaros es la alimentación apropiada y balanceada. Excepto las mezclas de granos, deberían obtener suficiente cantidad de frutas y vegetales, las papillas así como las semillas pueden variar dependiendo de la edad.

También la fuente de calcio puede ser más necesaria en esos momentos donde están incubando. Es muy importante verificar cuál es el alimento más adecuado para nuestra ave según su edad y las circunstancias.

7. En pareja es mejor

Algunas avecillas son monógamas, es por ello que al momento de comprar uno, debemos preguntar a sus cuidadores cuáles son sus conductas habituales. En el caso de los periquitos, estos suelen elegir una pareja de por vida; separarlos implicará la muerte de ambos.

Al momento de elegir un ave, asegúrate de tomar la mejor decisión a nivel emocional para ella, si no puedes tener dos; entonces no los separes o se enfermará de algo casi incurable: depresión.

8. El fondo de la jaula

Es necesario varias la configuración del fondo de la jaula según la edad de nuestra ave. Cuando son aves rescatadas o muy jóvenes, las varas de madera para que hagan equilibrio deberían estar muy cerca del fondo de la jaula.

La rejilla inferior debe reemplazarse por pequeñas piedras y arena en un contenedor separado, que puede contribuir a la buena digestión y asimilación de comidas. Así como de un pozo ocasional en el cual pueda ducharse durante los momentos más calurosos del día.

9. Evitar a toda costa la sobrealimentación

Las proteínas de origen animal son muy peligrosas al momento de alimentar a nuestra ave mascota. Estas pueden causarle podagra y/o crear un apetito anormal.

Así mismo, el cautiverio puede ser una razón para que nuestra ave siempre esté buscando matar el tiempo alimentándose, es decir; si la comida está al alcance, entonces acudirán a ella una y otra vez a cada momento para “pasar el tiempo”.

Fuente: www.pexels.com

De la misma forma que pasa con los seres humanos y otras especies de animales, la sobre alimentación afectará negativamente la salud de nuestra ave, así que llevemos un control en los horarios, además de las porciones.

Referencias:

Enfermedades frecuentes de nuestras aves

¿Cómo podemos ayudar a la conservación de las aves? 

Principios básicos de salud aviar: prevención de enfermedades

 

 

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo