Mascotas para el hogar

Cómo limpiar los bebederos de aves

Así como con cualquier otro accesorio de exteriores, los bebederos para aves necesitan que se los limpie de vez en cuando. Para asegurarse de que sus pequeños amigos emplumados no se enfermen, asegúrese de limpiar el bebedero al menos un par de vez cada temporada, en especial si suele guardarla luego en invierno. A su vez, es esencial que para limpiar se utilicen productos que no sean perjudiciales para las aves, ya que los que usualmente se utilizan en piscinas pueden hacer que se enfermen o incluso mueran a causa del cloro y de otros químicos. A la hora de limpiar el bebedero de agua para aves, solo siga los siguientes seis pasos y su el mismo quedará limpio y listo para que las aves vecinas se bañen y jueguen en él.

Siga estos pasos

1. Vacíe el bebedero

2. Enjuáguelo

3. Friéguelo

4. Déjelo en remojo

5. Enjuáguelo nuevamente

1. Vacíe el bebedero: inclínelo hacia un costado o quite el tapón de desagüe debajo del mismo. Asegúrese de sacar toda la mugre, hojas y otros restos que puedan haber quedado antes de continuar.

2. Enjuáguelo: utilice una manguera de agua (preferentemente una con presión) para rociarlo y lavar el bebedero. Puede que necesite repetir esto un par de veces hasta que el agua que chorrea de la fuente esté limpia.

3. Friéguelo: tome un cepillo de cerdas duras y comience a fregar. Para moho o manchas adheridas, mezcle tres cuartos de una taza de lavandina en cuatro litros de agua y luego moje allí el cepillo para fregar. Asegúrese de no utilizar una mayor concentración a la sugerida u otro producto más fuerte. A su vez, evite utilizar detergente o un jabón regular ya que no dará resultado para deshacerse del moho.

4. Déjelo en remojo: Si el bebedero está especialmente sucio o tiene una gran cantidad de moho y verdín, entonces déjelo mojado con la mezcla de lavandina durante 15 minutos aproximadamente. Asegúrese de cubrir la pileta con una madera o un plástico para que las aves no confundan la lavandina con agua. Luego de dejar que el líquido haga efecto, vuelva a fregarlo con el cepillo. Si no quedara del todo limpio, vuelva a repetir este paso con una nueva mezcla de lavandina y agua.

5. Enjuáguelo nuevamente: una vez que haya quedado limpio, asegúrese de enjuagarlo con abundante agua para que no quede nada del producto. Esto es importante ya que si quedara algo, eso podría hacer que las aves se enfermen. Muchas personas con bebederos que son fuentes, optan por dejar la misma tapada y funcionando por un par de horas, para asegurarse de que el agua limpia y sin residuos.

6. Vuelva a llenarlo: una vez limpio, vuelva a llenar de agua fresca la pileta del bebedero de aves y listo.

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo