Cuidados del perro

Enséñele a su perro a quedarse quieto aplicando estos fáciles trucos

El vínculo entre nuestro perro y nosotros es algo maravilloso que puede llevarse siempre más allá con sólo enseñarle cosas simples tales como a quedarse quieto.

Más de un “gurú” de los animales nos ha relatado en distintos programas sus secretos para hacer de nuestro perro una mascota obediente; sin embargo, pocos se han tomado la molestia de en verdad explicarlo como si fuera para novatos. Al final eso es lo que somos la mayoría en este asunto del adiestramiento de nuestra mascota: novatos.

Por eso, nosotros el equipo de Visita Casas hoy queremos compartirte lo que hemos aprendido gracias a un muy buen entrenador; actualmente mi perro domina varios “trucos” y estoy muy agradecida porque siento que mi relación con él ahora es mucho más compleja.

Mi perro me entiende y yo lo comprendo; él sabe escucharme y yo sé cómo dirigirme a él; permite que comparte ese maravilloso conocimiento contigo para que tú también puedas hacer lo mismo.

Adiestrando a Nuestro Perro

Lo primero que debes saber es que tu perro y tú deben dominar primero la orden “sentado” y la orden “ven” antes que la orden “quieto”.

Por eso, aunque de forma un poco resumida, primero debemos abordar esas dos órdenes; sólo entonces podremos enseñarle correctamente “quieto” que también se evoluciona en “aquí” una vez ha dominado las otras tres.

Tipos de premio

Premiar a nuestro perro es muy importante, ellos son animales empáticos y sobre todo: animales. Más entienden a través de las emociones y el refuerzo positivo que con una calificación en una hoja.

Los tres tipos de premio que funcionan de forma excelente y que le deberás dar a tu perro son:

  • El de la voz, con frases del estilo “¡buen chico!” “¡muy bien!”
  • Las caricias, que nunca deben ser excesivas porque se pierde mucho tiempo entonces en el entrenamiento; ha de ser algo simple pero que nuestro perro sienta que le damos amor y aprobación.
  • El de la comida, es recomendable entrenar a los perros pequeños cuando tengan un poco de hambre y; los premios de comida siempre deben ser pequeños para que no se entretenga tanto.

Comando “Sentado”

La verdad es que es muy sencillo. Lo primero que debes hacer es entretener a tu perro con los premios en la mano, si él tiene hambre querrá comida y; en este punto debes hacerlo caminar llamándolo por su nombre para que te siga.

Como puedes notar, son muchas cosas las que se le enseñan en este punto: su nombre, a seguirte y cuál es el sabor del premio.

Aprovecha para aprender un poco de tu perro en este punto, de su carácter; la idea es nunca presionar sino hacer del adiestramiento algo divertido.

¡Debes tener la mejor de las actitudes posibles!

Si mientras llamas al perro por su nombre él te sigue ¡excelente! Ya tienes la mitad del trabajo hecho.

Luego sólo debes detenerte en un punto con el premio en la mano. Si el perro se sienta entonces ¡prémialo con un trocito de comida!, pueden ser sus galletas favoritas o salchichas troceadas.

Repite el proceso varias veces sin decir más que su nombre y deteniéndote de vez en cuando. Cada vez que se siente dale un premio y notarás como comienza a sentarse cada vez que tú te detienes. Debes asegurarte tener en todo momento su atención.

Por último, cuando veas que te sigue y se sienta cuando te detienes ¡es hora de usar el comando! Esto lo harás caminando como lo has venido haciendo pero luego al detenerte debes mirarlo y decirla palabra:

¡Sentado!

El perro así asociará el sentarse con la palabra y con el premio.

¡Importante!

Debes esperar al menos 3 o 4 segundos luego de decir el comando; siempre mirándolo para que él sepa que lo estudias de algún modo. Sólo así lograrás enseñarle correctamente.

Comando “Ven”

Es más simple que la orden de “sentado” porque nuestro perro quiere el premio y quiere estar con nosotros. Para poder enseñarle a nuestro perro que venga debemos mezclar tanto el lenguaje corporal como nuestra voz más cariñosa.

Un perro que ve a su dueño haciendo pequeños aplausos en sus rodillas, sosteniendo el premio en una mano y que con cariño lo llama; puedes estar seguro que es un perro que irá hacia allí.

Por ello es importante mantener un tono positivo pero una posición erguida al momento de enseñarle que se siente; de esa forma sabrá diferenciar claramente cuándo hablamos con él y le indicamos que venga a nosotros.

Más que un comando de autoridad es como una invitación pero muy específica, pues la asociaremos con la palabra “Ven”

Comando “Quieto”

Luego de repasar los otros dos comandos básicos pero que necesitaremos para el comando “quieto” ya podemos entrar en materia.

Esta orden requiere de mucha más paciencia que las otras dos pero debe hacerse con igual de entusiasmo y siempre aplicando el refuerzo positivo; castigar al perro sólo le hará desear dejar de aprender.

perro

Se debe comenzar de la misma forma que cuando le enseñamos a sentarse y hacer que se siente. Una vez el perro está sentado dejamos pasar los 3 o 4 segundo habituales y; lentamente pero sin dejar de mirarlo, damos un paso hacia atrás.

Si el perro no se mueve entonces nos volvemos a acercar y le damos un premio.

¡Así es, lo que estás pensando es lo que debes hacer!

perro

Ese primer paso no es más que el comienzo de muchos pasos hacia atrás que debes dar y luego volver hacia el perro. Sólo cuando estas nuevamente a su lado o frente, donde sea que hayas comenzado; es que procederás a darle el premio.

Puede que lo logres a la primera pero créeme, hay perros que obedecen la orden “sentado” y al pasar los segundos prudenciales y ver que te alejas, le da un pequeño ataque de ansiedad.

Una vez el perro se ha acostumbrado a que luego de alejarnos volveremos, procedemos a dar la orden. Con una voz aún más firme, el torso recto y colocando la mano delante de su hocico a una distancia prudente le decimos: ¡Quieto!

Puede que notes una pequeña reacción en él cuando digas el comando, pero como es la primera vez que lo aplicas; la distancia que debes alejarte es nuevamente un paso. Como desde el inicio, ahora cada vez que le digas el comando podrás alejarte un poco más.

Obviamente es una labor en equipo que requiere de mucha paciencia, no es de extrañarse que a mitad del adiestramiento el perro incluso se aburra del premio y prefiera seguir viviendo su vida perruna tranquilamente.

Lo importante es que, una vez domine el comando “quieto” de ésta forma, deberás entonces comenzar a usar la petición de “ven” en lugar de volver paso a paso hacia él.

Consejos y Tips

Recuerda que según el carácter de tu perro, tal vez hablarle “bonito” no sea necesario para que él entienda. Un simple silbido u otra forma más sobria, puede ser suficiente para hacerle entender el comando “ven”.

El adiestramiento comienza primero en casa; es importante que lo hagas en una zona no muy amplia y que represente una zona de confort para ti y tu perro.

El segundo paso es en la calle pero con una correa sujeta a tu perro. Practica los comandos pero sometiéndolo a más distracciones como el sonido de los carros, las personas y otros perros.

El tercer paso es en la calle pero sin correa. Es importante que tu perro sea capaz de quedarse quieto y no moverse al menos que vayas a buscarlo o que lo llames.

Para lograr eso debes hablar con otras personas y hacer cualquier otra actividad delante de tu perro luego de darle el comando quieto y haberle dejado bien en claro cuáles son las situaciones en las que puede volver a moverse hacia ti.

Obviamente, hay muchas órdenes después del quieto como “vigila”; la cantidad de trucos que aprenda tu mascota dependerá de cuan agradable le hagas el aprendizaje. Si eres un buen profesor(a) tendrás un perro brillante digno de exhibir en grandes eventos.

Referencias

El Encantador de Perros | Adiestramiento perros y consejos

El Encantador de Perros | Facebook

Un perro muerde al encantador de perros, César Millán – YouTube

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

  • Mi Peero me muerde es pequeño y de raza pero no se como hacer para que no me muerda

  • >

    Compartir con un amigo