Pisos

Imprimiendo la mano de su hijo en una baldosa de cerámica

Esta es una artesanía divertida para hacer con un grupo de mamás y sus niños; un niño por adulto es lo ideal. Cada mamá necesitará:

Impresion en ceramicos.

—Un cepillo suave, de cualquier tamaño idealmente de 1.2 cm.
—Un tarro de 30 mililitros de esmalte para cerámicas, ya sea Duncan E-Z o Gare. (Por supuesto se pueden compartir estos materiales, pero sería mejor si se tienen al menos 3 colores entre los cuales elegir. Los mejores son verde oscuro, azul oscuro y un marrón oscuro. Con un tarro de cada color se podrán hacer alrededor de 50 manos).
—Un tarro de lustre claro para vidrios, que todos pueden usar.
—Una esponja.
—Toallas de papel y una manopla.
—Un azulejo liso de cerámica NO esmaltada de 11 cm (para niños de 2 o 3 años) o de 15 cm (para niños con más de 3). Salvo que conozca a alguien que hace azulejos pintados con la mano como un trabajo, tendrá que pedirlos de a 100 más o menos. Lo mejor es llamar a tiendas de aficionados de cerámica, donde podrá conseguir la loza no esmaltada y el esmalte, y preguntar si puede comprar los azulejos por unidad, y pedir la cantidad que usted necesite.

Lo más importante consiste en que las manos de los niños estén lavadas con agua y jabón, y bien secadas. La sal, el azúcar o la grasa en las manos impedirán al esmalte adherirse al azulejo. Asegúrese de limpiar bien el azulejo con una esponja limpia en agua clara. Deje secar unos minutos.

Diga a los niños que esta actividad se parece a pintar con las manos sólo que no se deben mover los dedos. Hágalo de manera divertida, ya que algunos niños se pueden asustar. Ponga una mano limpia suavemente sobre un azulejo apara asegurase que la mano cabrá, extendiendo un poco los dedos. Escoja el azulejo del tamaño correcto y pinte una capa de esmalte a través del azulejo con su palma abierta, sin que sea demasiado líquida, ni demasiado seca, siguiendo las instrucciones para mezclarlos que vienen en la botella. Trate de impedir que sus dedos se muevan en el azulejo: cuanto más firme esté la mano, más clara será la impresión. ¡Una buena impresión dejará ver las huellas digitales! Pero si se corre, de todos modos esto es todo por diversión, de todos modos. Si comienza a producirse una batalla con el niño, déjelo ir; cuando él vea a los otros niños pasar un buen rato, ofrecerá nuevamente su mano para ser pintada. (Digo “él” porque por lo general son los muchachos los que se dispersan, las muchachas son más aventureras).

Asegúrese que la pintura ingrese en todos los extremos de los dedos y presione la mano directamente bajo la superficie del azulejo, rápido pero suavemente y con firmeza, haciendo rodar los dedos ligeramente para que la impresión no parezca la de los dedos de un esqueleto. ¡Levante la mano del niño y vea lo bien que quedó! Lave sus manos con jabón; la pintura es soluable en agua y no posee colorantes, pero de todas maneras no permita que los niños la chupen. Con un cepillo fino, escriba el nombre del niño y la fecha de cumpleaños o la edad directamente en el azulejo. Póngalo en un lugar seguro para que se seque bien.

Si lo pone nervioso untar pintura sobre la loza seca, cocínela en “cono 4” antes de verter el esmalte claro encima. Esta es la forma apropiada, pero si la loza está bien seca y usted es muy cuidadoso, estará bien utilizar la loza seca no cocida y luego de poner el esmalte, cocinarla en “cono 06”, y los resultados serán los mismos.

Puede comprar marcos en la mayor parte de las tiendas de cerámica en las que venden los azulejos. Durarán para siempre. ¡Diviértase!

Nilda Nora
Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.
Nilda Nora

Sobre el autor

Nilda Nora

Soy Nilda Nora y me gusta escribir sobre decoración de interiores. Si quieren contactarme o tienen alguna consulta que hacerme, aquí arriba tienen mis redes sociales.

>

Compartir con un amigo